14/5/19

Todo basura


Corría el año 2000, estaba en prácticas en una empresa y el jefe me había pedido realizar el proyecto previo de una aplicación para el diario de más tirada de la región. Era la primera vez que iba a estar al frente de algo así, y solo la documentación requerida me hacía temblar de pies a cabeza. En el mundo laboral tú mismo te sacas las castañas del fuego, no tienes a nadie, como cuando estudias, ni puedes recurrir al profesor o a los compañeros. Ahí te busques la vida y lo resuelvas.

En mi muñeca estaba un W-94. Lo había comprado en la típica tienda de electrónica, tras el fiasco que supuso el modelo precedente, al que le agoté la pila con la electroluminiscencia mientras ejercía el voluntariado en Cáritas. Por aquel entonces no tenía ni idea de displays, ni de modelos, ni de nada, así que cometí el error de adquirir la versión holográfica, ¡horror! ¡No se veía un pimiento! Pero tenía que tragar y aguantarme.




Por fortuna al poco entré a trabajar en la Administración. Aquello era la gloria comparado a todo lo que había tenido antes. Veía a mis compañeros con móviles Nokia de última generación, relojes con armis y de cajas macizas... Por allí corría el dinero, ¡mucho dinero! Pero, tras haberlas pasado canutas, yo me mantenía en mis principios, que eran los siguientes: no cambiar de reloj hasta que se rompa la correa, o la pila se agote. Con una pila de sólo 2 años de duración, y una correa de tela (sí, textil, no nylon), pronto el W-94H dijo "hasta aquí hemos llegado".

Aunque os confieso que recuerdo con mucho cariño aquel reloj. Tras él tuvieron que pasar bastantes años hasta que volviese a tener otro Casio, porque comencé a divagar entre marcas de aquí y de allá, cada cual peor, hasta que volvieron los altibajos: de estar en lo más alto y codearte cada día con consejeros y directores de departamentos, pasé a repartir periódicos. En aquel momento necesitaba un reloj duro, se acabaron los relojes "para aparentar", las porquerías aquellas que costaban un ojo de la cara y que no resistían un pimiento, cajas de titanio de marcas de renombre que se aflojaban las tapas, o te saltaban por los aires los biseles. Así que volví al modelo de siempre. Al F-91. Y ya no volvi a salir de Casio, para qué. No merecía la pena. Todo es basura fuera de Casio.

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

9 comentarios:

  1. El mes que viene lo mismo me pido un W-94H, hace tiempo que le tengo echado el ojo, me gusta su diseño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su diseño es muy noventero, sí. Y si no tienes ningún holográfico, aprovecho y escoge los HB (W-94HB), solo sea por curiosidad. Aunque te advierto que con el cristal tan abombado que tienen, es bastante molesto ver la hora.

      Eliminar
    2. Está descatalogado y solo quedan 3 unidades del W94HF-3AV nuevos a estrenar, si veo que bajan esas unidades en stock lo pido ya y no me espero, es un reloj de estética Japonesa que me tiene loco.
      No lo he pedido ya porque he comprado el AQ-S810W y AEQ-110W aparte de los dos WS nuevos.

      Eliminar
    3. Sí, de esos deben quedar pocos ya.

      Con los AQ-S810W y el AEQ-110W puedes sacar una buena comparativa.

      Eliminar
    4. Quería tener el trio de ases ana-digi de Collection que de mayores quieren ser G-Shock salvando las distancias que son estos dos y el magnifico HDC-700.
      Son tres Casio muy parecidos en diseño y funciones pero a la vez diferentes entre si.

      Eliminar
  2. Me gustan estos posts que mezclan reflexión con anécdotas personales. Coincido con vosotros, yo siempre he mantenido los relojes al menos hasta que se agotaba la pila o se rompía la correa. En los de resina, todos rompió la correa antes que la pila, salvo en el TGW-10, que aguantó 3 cambios de pila. Una correa de resina bastante buena, y una autonomía bastante escasa.

    ResponderEliminar
  3. En mi caso fue al revés, tuve un f91 primero que me regalaron con 7 años y un w94 después a los 10 años

    ResponderEliminar
  4. Decir esto "cajas de titanio de marcas de renombre que se aflojaban las tapas, o te saltaban por los aires los biseles" y no detallar marca y modelo es muy malvado, me mata la intriga!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las dos son españolas, pero una de ellas es un consorcio muy poderoso que tiene nombre de coche.

      Eliminar