15/5/19

Estrategia de Casio para 2020


Es la primera vez que en Casio bajan de los 12.000 empleados, una reducción que ya la venían anunciando con diferentes medidas (entre ellas incentivos para las jubilaciones anticipadas). Así, los últimos números del fabricante nipón reflejan que han perdido desde el pasado año alrededor de un -3,7% de empleados, que sumados a los de este año, que son de un -3,5%, la cifra se queda en 11.868 personas trabajando para Casio, cuando en 2017 contaban con 12.473.

Por otra parte, desde la central en Japón han adelantado algunos detalles de su estrategia a corto plazo, con vistas al 2020. Durante este año han confirmado lo que estaba bastante claro que ocurría: el GMW-B5000 ha sido uno de los modelos líderes de ventas en G-Shock, especialmente en China y en Japón. En Estados Unidos, paradójicamente, no van tan bien las cosas, pero en Casio lo han paliado reforzando su presencia a través de relojerías de terceros, mejorando con ello las ventas.




Pero volviendo a 2020, la estrategia de G-Shock la tienen clara: seguir apostando por el GMW-B5000. De hecho, lo definen como "el corazón de su tope de gama", así que piensan expandir y "mejorar" la línea metálica. Pudiera ser con nuevos modelos, o con variantes del actual con distintos módulos. Sea como fuere, era evidente que un G-Shock de metal de esta índole era muy necesario, y había mucho interés por ellos. Esperemos que no acaben "quemando" el modelo.

En Europa confiesan tener una deuda pendiente: el targeting de sus modelos. Así que piensan reubicarlos centrándose en el público juvenil como objetivo principal, creo que en buena medida ya lo están haciendo, la enorme variedad de sus modelos como los GA-2000 o las variantes especiales dan bastante cuenta de ello. Aún así, queda todavía mucho por hacer en este sentido.

Otro interesante detalle, dejando de lado los relojes, es que en materia musical sus teclados siguen siendo bastante caros de producir, lo que reduce los beneficios. Casio ya intervino respecto a esto en anteriores movimientos, reduciendo la línea total de productos (tenían una enorme variedad), y van a seguir en ello haciendo que su línea de nuevos productos siga una mejora en todos estos aspectos.

La oveja negra, o la manzana podrida, como se quiera llamar, ha sido la completa decepción de su impresora en "dos dimensiones y media" (impresora en 2,5D). De hecho, Casio no abandonará el proyecto, pero lo va a reformular de nuevo, y dejará de comercializarla - por el momento -. Las razones son varias, parece ser que los materiales en los que fue construida no eran muy duraderos, y había problemas también con las limitaciones del papel especial que debe usarse con ellas. No hablan de que la abandonarán, pero van a volver a reiniciar el proyecto para solventar los problemas técnicos y buscar un público objetivo adecuado.

Pero, sin que ellos lo digan, todo apunta a que esta impresora tiene ya los días contados. Y eso que era algo prometedor, pero el mercado profesional al que se dirigía demanda flexibilidad y una durabilidad en el día a día muy difícil de conseguir con algo tan específico.

Llama la atención que en su estrategia anticipada no hayan mencionado nada acerca de Collection (algo que sí hacían otros años), aunque esperemos que la llegada el pasado mes de abril a Europa de nuevo de Kazuyuki Yamashita (en la segunda imagen, que será director europeo, tras haber estado tres años en Japón, y que sustituye a Tomoo Kato - que volvió a Japón el día 7 de este mes -) suponga un reforzamiento de esta línea, algo que ya se está viendo por cierto, con la aparición de la nueva gama Vintage. A él y a Yoshiyuki Kuroda (que seguirá a su lado como director adjunto) trabajo, desde luego, no les va a faltar. Todos nuestros mejores deseos para Tomoo Kato, le echaremos de menos por acá, porque mientras estuvo al frente ha hecho un gran trabajo para Eruopa.

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

7 comentarios:

  1. Casio deberia meterse de lleno en el mundo SmartWatch y dotar de capacidades avanzadas a sus relojes icono.
    No es bueno que casio no tenga ningun reloj orientado al fitness con cuenta calorias, sensor cardíaco y gps.
    Que a dia de hoy no tenga ningun ordenador de buceo y siga cobrando autenticas salvajadas por los Frogman, no es bueno.
    Cualquier pulsera inteligente de 50€ hoy tiene mejores funciones que un casio, esto no puede ser.Fijarse en calidad de contruccion y durabilidad es muy importante, pero tambien lo es no darle la espalda a nueva tecnologia y lo que el mercado demanda.

    Casio hoy se parece mucho a la Nokia de hace años, empecinados en desarrollar su producto hacia dentro sin ver lo que hace la competencia fuera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto el que casio siga mejorando sus productos y ofreciendo más, pero creo que la mayoría de la gente considera que un reloj standar es más que suficiente para su día a día (y si encima es digital y tiene cronómetro para el deporte o cocinar ya es la bomba). Al final un smartwatch a los pocos meses está obsoleto y a los dos años "muerto"

      Eliminar
  2. Casio tiene SmartWatch el WSD-F20 y el nuevo WSD-F30 este último con Wear OS de Google al cual se le pueden instalar Apps del Play Store el único fallo que le veo es que de precio están a la par que el SmartWatch de Apple y el de Samsung osea que son algo caros pero sin duda es mucho más fuerte y duradero y no está pensado para durar dos o tres años como es el caso de la mayoría de relojes inteligentes.
    Donde Casio si podría entrar en el mercado es en las tan famosas pulseras de actividad pero creo que con los precios de las Xiaomis y ya no digamos sus clones Chinos es casi imposible competir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate Pepe Casio, precisamente estaba pensando en eso, en las pulseras de actividad. Porque Casio decía que no iba a entrar en guerras de smartwatches, y tuvo que acabar entrando. Que no iba a usar Wear OS, y tuvo que acabar usándolo. Y con las pulseras acabará teniendo que hacerlo aunque no quiera, el problema es que puede que sea tarde ya.

      En mi opinión, no tiene por qué competir con las chinas xiaomis y demás, pienso que perfectamente puede apuntar a una gama más alta, y puede que ahí le vaya estupendamente.

      Sin embargo, también digo que quien quiera una pulsera de esas hoy se compra un GBD-800 o un WS-2000 o WS-1000, y tiene todo lo que tienen la pulsera pero con el beneficio añadido de un reloj, y la autonomía extra de no tener que andar preocupándose en recargas ni historias.

      Eliminar
    2. Ninguno de esos tres relojes tiene sensor de ritmo cardíaco, podómetro o GPS. Cualquier pulsera de 50€ lo tiene. En mi opinión están muy lejos de poder competir con una smartband actual.

      Eliminar
  3. llevo rato diciendoo. casio si sigue asi (sacando relojes horribles y caros) no tendra un futuro muy bonito que digamos.

    ResponderEliminar
  4. Muchos aquí decíamos que hacía falta algo como el GMW-B5000, tuvieron que pasar años para que "nos hicieran caso". Me alegra que los resultados hayan sido buenos, y que continúen con esa linea.

    Luego dijimos que el precio debería bajar, que esa construcción de metal debería estar disponible en relojes digitales más asequibles. A ver si nos hacen caso también en eso.

    Lo de la pulsera, llevo unos 3 años usándolas, fui un early-adopter y ya me di cuenta de que era un mercado interesante para Casio. Ellos no lo quisieron, pero siempre pueden rectificar.

    ResponderEliminar