20/3/19

Nuevo Edifice EQB-1000 de diseño ultra-delgado


En Baselworld encontramos también el EQB-1000D, un nuevo modelo donde destaca un diseño refinado y ultradelgado. Según Casio, este modelo es hasta un 30% más delgado que modelos precedentes, ¿y cuanto es eso? Pues 3,52 mm. Me he puesto a investigar cuánto eran de delgados los modelos "slim" de Casio en los años ochenta, y los "Super-Streamlined" de aquella época - que así se llamaban - con cristal táctil (para ahorrarse hasta el volumen extra de los pulsadores convencionales) tenían un grosor de 3,75 mm (caso de las variantes SA-100), de hecho los "Super-slim" ya se iban a los 5,9 mm. En resumen: un auténtico logro estos Edifice, en donde Casio ha conseguido meter toda la maquinaria en sólo 3,52 mm de grosor. Supongo que estarás intentando hacerte una idea de cuánto es eso, pues es muy delgado realmente. Una correa de un F-91 mide en su parte más delgada algo más de 1 mm., así que vienen a ser el grosor de cuatro correas una encima de otra. Ahí Casio le ha puesto un cristal de zafiro, dos relojes (es doble horario), y agárrate: hasta tecnología solar.

Claro que para hacer esto último ha tenido que introducir las células solares dentro del fondo del reloj, están "imbuidas" en la propia esfera. Pero no se queda ahí: esta maravilla de la microelectrónica ofrece también Bluetooth, cronógrafo de nada menos que 24 horas, e incluso ventana fechadora.




No obstante hay que aclarar que ese grosor se refiere a la maquinaria y al módulo en concreto, con la caja el grosor sube a los 8,9 mm., que ya es más que los modelos mencionados al principio de los ochenta. Claro que aquellos eran digitales, y éstos son analógicos, y precisamente en introducir todas esas piezas en movimiento es donde radica la mayor complicación, así como en el trabajo de precisión de realización de sus piezas, en donde reconocen haber puesto el mayor esfuerzo. Y es que si comparamos la caja completa con modelos previos, la han rebajado 4,1 mm.

El acabado simula las piezas de los automóviles de competición, con una tornillería frontal que se ha inspirado en el ensamblaje de las piezas en los motores.

La autonomía de los nuevos Casio EQB-1000 ultradelgados es de 18 meses (con función PS), y sus medidas son de 49,9 x 45,6 x 8,9 mm. Su peso (está construido en acero) es de 130 gr.




| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

3 comentarios:

  1. Es todo un logro hacerlo así de fino, y además es hasta bonito, cosa que no siempre se consigue cuando se quiere llevar a los extremos la tecnología.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Además de lo plano que es, que como decís tiene mucho mérito con la cantidad de electrónica que contiene es que hasta el diseño es bonito, algo que no suele pasar, en mi opinión, con los Edifice recientes.

    Si la subesfera de las 9 sólo es para doble horario desprovecha el espacio, pero habrá a quien le guste. Admiro lo delgado que debe ser ese zafiro y las células solares en la esfera. Increíble.

    Lo que peor veo son los tornillos en el bisel, demasiado notorios en un reloj que pretende ser plano y discreto. Pero de nuevo para gustos los colores. A nivel constructivo es evidente que es todo un logro.

    ResponderEliminar
  3. Sin perjuicio del avance en tecnología, creo que a un cronógrafo de estilo deportivo no le encaja el ser tan fino. Lo veo para relojes de vestir o mas sobrios. Creo que edifice debería sacar modelos más de vestir y variar un poco, que tiene infinidad de modelos muy parecidos

    ResponderEliminar