Si tienes cámara en tu smartphone da las gracias a Casio


Si tienes un ordenador con pantalla plana da las gracias a Casio. Si tienes una televisión de LED, da las gracias a Casio. Si tienes un smartphone con pantalla a color, da las gracias a Casio. Eso lo sabíamos, pero seguramente lo que pocos saben es que la primera fotografía con un teléfono móvil de la historia se hizo con tecnología de Casio. Lo más curioso es que Casio no tenía ningún móvil con estas características. Como sabrás -y si no lo sabes te lo contamos nosotros- el primer teléfono móvil en disponer de cámara de fotos era un Sharp (el Sharp J-Sh04), apareció en el año 2000 y solo se vendió en Japón. Por cierto, que pasó por el mercado sin pena ni gloria hasta que Nokia lanzó su revolucionario Nokia 7650, dos años después del de Sharp.

Pero volvamos al principio: ¿qué pinta entonces Casio en todo esto? Pues mucho. El primero en combinar y darse cuenta del potencial de unir teléfono móvil y cámara de fotos fue un francés, Philippe Kahn. La primera fotografía que hizo ya es parte de la historia de la telefonía: fotografió a su hija Sophie (la puedes ver a continuación) y luego la compartió enviándola a sus familiares, en concreto a 2000 personas, sin necesidad de un ordenador, directamente con su teléfono móvil. Esto es lo que hacen la mayoría de usuarios de smartphones hoy en día, en 2016, pero cuando él hizo esto corría el año 1997 y la telefonía móvil aún estaba en pañales.




Para conseguirlo, recurrió a un teléfono Motorola StarTAC, modificado con parte de una cámara digital Casio QV-10. La Casio QV-10 era una pequeña maravilla de la época, no solo fue la primera cámara compacta digital en ofrecer una pantalla LCD (antes había que mirar a través de la clásica ventana de cristal, una especie de mirilla con efecto lupa), sino que incorporaba tecnología de transmisión vía cable, con conector especial para vídeo por el cual se podía conectar también la cámara a diversos dispositivos (televisión, ordenador...) y ver las fotos en ellos. Funcionaba con cuatro pilas AA y su precio, en el momento de su lanzamiento, era prohibitivo: 1000 $. Claro que en el pack de venta Casio ofrecía funda, los conectores necesarios, adaptador, y hasta toalla de limpieza. Además, el objetivo podía girarse, de manera que podías sacar fotos desde varios ángulos sin cambiar tu posición.

Gracias a ello Philippe Kahn pudo realizar un logro que, aunque no había sido un invento suyo, sí consiguió reunir en un mismo teléfono la función de captura de imagen, procesamiento y envío de la misma, sin intervención de otros dispositivos externos. Kahn sería fichado luego por Sharp para desarrollar con ellos el primer teléfono móvil con cámara del que os hablaba antes. La innovación y la tecnología digital de Casio con su QV-10 consiguió por tanto que, pocos años después, el mundo cambiase para siempre, y todos equipásemos una cámara digital con nosotros en todo momento, un elemento imprescindible hoy día. Por cierto, que Philippe Kahn contaba por aquel año de 1997 64 años, lo que nos debe recordar claramente que la edad no es un impedimento si uno tiene imaginación e iniciativa.



| Redacción: ZonaCasio.com | Imagen de Sophie y más datos: Elandroidlibre

4 comentarios:

guti.bitacoras.com dijo...

Qué interesante! No conocía nada sobre esa primera fotografía.
Si que recuerdo mi primera cámara digital, una que compré en 1999 por 85.000 pesetas...

Apolino Apolinos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Apolino Apolinos dijo...

Como ha cambiado la tecnología y como ha trasformado a la sociedad, todavía recuerdo cuando veía a los primeros chavales haciéndose fotos en la calle con los móviles Nokia hacia el 2003 y en calidad VGA, o el lio que se armaba en los telediarios cuando empezaba el furor de los móviles en las aulas, no había día que no salieran noticias relacionadas con los videos estrambóticos que hacían los chavales, no daba crédito a lo que veía cada vez que comía mientras observaba los informativos de la TV y yo me decía ¿Se han vuelto locos los chavales con los móviles? En fin….

Me alegro mucho que la Casio de antes “no la de ahora” haya contribuido a los avances tecnológicos que disfrutamos hoy en día, el problema es que la gente se cree que la tecnología es un juguete sin darse cuenta del potencial que llevan entre manos, y en esas nos encontramos ahora, con gente más inconsciente que disfruta de una tecnología infinitamente superior a la de hace décadas.

Pablo B dijo...

Muy interesante, desconocía el dato. Si Casio hubiese sabido seguir siendo un referente tecnológico habrían sido pioneros en el tema de los smartwatches en vez de sacar un producto a rebufo de la competencia, máxime cuando en el campo de la relojería le sacaban toda la ventaja a Apple, que se han ido merendando los campos de los reproductores musicales portátiles, teléfonos móviles y ahora los relojes.

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...