2016-08-20

Cuando Casio estaba a punto de abrir una fábrica en España y otras curiosidades de los ochenta


Probablemente ya casi nadie se acuerde, pero entre las intenciones de expansión de Casio una era la de establecer una planta de producción en terreno europeo. Y es que en los ochenta las cosas parecían irle tan bien a Casio que incluso se planteó la posibilidad de abrir una fábrica aquí, en España. El lugar elegido sería Barcelona y sería la primera de su estilo en la Unión Europea. Por desgracia todo eso no llegó a fraguar, aunque incluso tenía fecha y todo: sería en 1989.

No solo eso, sino que hasta pensaban hacer de España su sede central europea, aunque luego saldría elegida Alemania.




Para llevar a cabo el proyecto Casio pedía -cómo no- ayudas oficiales y subvenciones, intentando aprovecharse de la entrada en el Mercado Común, ocurrida en España dos años atrás.

Eso no era todo, en 1988 Casio jugaba un poco con la inocencia de la gente de a pie y su desconocimiento de la informática, afirmando a bombo y platillo que pronto lanzarían al mercado "un ordenador que no necesitará programación". O sea, lo que ahora se conoce como una "terminal tonta". El mismo Kazuo Kashio acudió a Barcelona para dar algunos datos preliminares sobre él, diciendo que "será un ordenador de propósito general, capaz de realizar multitud de tareas de la misma manera que los ordenadores actuales, pero con las ventajas que dará el prescindir de la programación". Vamos, que en Casio querían darnos las de Villadiego a los programadores.


El mismo Kashio estaba implicado directamente en el desarrollo de tan sofisticado aparato, un desarrollo que -ejem...- les estaba llevando nada menos que trece años, y que se presentaría pronto al mercado mundial. Tras la noticia las acciones de Casio subieron un diez por ciento en la Bolsa de Tokio. Con qué facilitad se engañaba a la gente antes, y cuanto sorprendía todavía las nuevas tecnologías al gran público. ¡Ay, qué tiempos!

| Redacción: ZonaCasio.com

4 comentarios:

  1. "procesador digital de datos", que risa... Solo le faltó añadir que incorporaría condensador de fluzo, ¡jajajajaja! "Es tan nuevo que nadie sabe que es", a ver si estaban inventando el salchichon, jajajaja, no puedo mas me matais

    ResponderEliminar
  2. A mí lo que me dejó descolocado cuando lo leí fueron los trece años investigando :D

    ResponderEliminar
  3. para finalmente no sacar nada, por cierto :D Algún ordenador sacaron en los noventa pero era similar a estos que tienen los niños ahora que llevan juegos pregrabados y cositas así. Bueno, digamos solamente que, supongo, tendrían que decir algo para venderlo.

    ResponderEliminar
  4. Este tipo de expresiones, eran debidas a la emoción, tanto del fabricante, como del medio en cuestión. Éstos últimos, que tampoco sabían demasiado de lo que hablaban por aquella época (bueno como ahora).

    Titulares así, los vimos en Sinclair, Amstrad, Seiko, Sony, y un largo etcétera. Era el potencial del futuro.

    En aquellos días, la tecnología del día a día se fabricaba en sus paises de origen, o sea Japón, EE.UU y Europa, de modo que la medida, tenía mucho sentido. Con los años, el mercado se pervirtió, buscando el low-cost, a costa (nunca mejor dicho), de países subdesarrollados que buscaban subsistir, y en cierto forma explotándolos para mantener nuestro nivel de vida.

    Tampoco es descabellado pensar en esos 13 años. Hoy en día un avión comercial, tarda 5 años desde la idea, hasta el prototipo. En aquella época eran más de 30.

    Precisamente disertaba sobre ello hace no mucho: Tecnología, productividad y sueldos.

    ResponderEliminar

Última entrada

Nuevos e interesantes analógicos: Casio MTP-SW310

Entre las novedades que Casio nos trae para este mes, merecen una mención especial unos modelos analógicos muy interesantes. Perteneciente...