Casio le pide a los niños que diseñen el reloj de sus sueños, y dibujan relojes analógicos


Pues eso, que Casio va a tener razón y resulta que el reloj como tal o es analógico, o no es reloj. Kikuo Ibe, uno de los ingenieros de Casio y considerado uno de los padres de G-Shock, ha estado estos días en una escuela de verano para niños de primaria en Japón. Allí les estuvo explicando cómo surgió la idea de construir un G-Shock, en largas jornadas de trabajo en donde "la cabeza ya casi me explotaba" -les contó Ibe-.

El caso es que, tras la charla, el ingeniero les pidió a los niños que le dieran ideas sobre lo que ellos consideraban un reloj útil. O sea, que dibujasen en un papel lo que ellos consideraban que debía de ser un reloj. Llama la atención que, en sus dibujos, casi todos los niños hayan optado por dibujar un modelo analógico.




Es obvio que esto tampoco dice mucho de por sí, no es un estudio serio ni nada parecido, solo es una anécdota. Además, a tempranas edades el concepto que se tiene de reloj lleva agujas porque es más fácil relacionar esa forma con la de un reloj, en lugar de poner un cuadrado con dígitos que puede ser "cualquier otra cosa" (como un monitor de presión arterial, o lo que sea). Al fin y al cabo en ciertos aspectos los niños son muy clasistas, y para facilitar la comprensión de conceptos e ideas tienden a relacionarlo todo de una forma bastante directa y a etiquetarlo (por eso en las escuelas se les saca "motes" para todo, especialmente a los compañeros, pero también a los profesores). Es una forma de reducir su entorno a algo sencillo y facilón.

Kikuo Ibe les pidió que incorporaran a sus relojes lo que quisieran que éstos hicieran, y ahí hubo de todo, como os podéis imaginar: un reloj transparente, uno que podía visualizar las horas de varias formas simultáneas... Incluso uno que era capaz de realizar "cualquier cosa" (la imaginación es gratis...).


Pero los niños le soltaron una perla a Ibe: ellos también querían un reloj que fuera accesible a la gente pobre. Ya que parece que Casio aprendió de los niños lo de hacer relojes analógicos, ahora le queda por aprender ésto.

Eso sí, para ser justos hay que reconocer que no todos fueron analógicos, aunque sí la gran mayoría. Algunos de los niños dibujaron relojes digitales, incluso con la posibilidad de incorporar navegador. Aún hay esperanza.



| Redacción: ZonaCasio.com

5 comentarios:

  1. Para lo unico que tendría un smarwatch (y que no sé si los actuales cumplen esa función) es para replicar la información del mapa GPS, o no replicar, y q sea un GPS en sí mismo. Andando en Bici es un engorro sacar el celular del bolsillo, montarlo en un soporte en la bicicleta, implica posible golpe o robo, en caso de robo de la bici...

    ResponderEliminar
  2. Precioso el deseo de relojes para gente pobre. Una bonita anécdota. Del resto, bueno, seguramente si esos mismos niños dibujaran un coche, tendría tubo de escape.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena observacion la del tubo de escape. Yo creo que dibujan analogicos porque estan influenciados por todo lo que ven, seguramente sus padres lleven analogicos. si hubiera todo digitales dibujarian digitales. los niños no tienen maldad, solo pintan lo que ven alrededor tal cual

    ResponderEliminar
  4. Me parece normal. De hecho en cualquier anagrama los relojes son analógicos de ahí creo que la idea de los niños que sea de "manecillas".

    ResponderEliminar
  5. Que poca originalidad tienen los Orientales, si esa misma tarea de dibujar relojes la hubieran realizado en mí clase de principios de los 80´ os aseguro que la mitad de los dibujos habrían sido relojes digitales estilo Casio, con marcianitos, videojuegos, calculadora, Marlin…… Incluso alguno habría pintado un bolígrafo metálico con reloj incorporado... Vamos, no hay color, "Cualquier tiempo pasado fue mejor"

    ResponderEliminar

Última entrada

Nuevo catálogo de Baby-G (Casio Japón)

El catálogo "autumn-winter" correspondiente a la temporada 2017/2018 de Baby-G, ya ha visto la luz en Japón. En su pdf de 6,1 MB,...