Bezels y protecciones externas de G-Shock... ¿Para siempre?


Cuando en 1983 aparecieron los G-Shock nadie pedía recambios. Por supuesto, el departamento de piezas de Casio (los populares SAT de hoy, "por desgracia") tenían piezas de repuesto para aquellos relojes dañados, rotos o estropeados en garantía. Pero a nadie en aquellos años se le ocurría, ni en Europa ni en Japón, ir a Casio y pedirle un bezel de repuesto "para el futuro" o "por si acaso".

En Casio habían elegido el bezel de goma para sus relojes resistentes a impactos por su elasticidad, y por su flexibilidad, pero no pensaban en ningún caso en convertirse en una fábrica de vender piezas, sino en una empresa dedicada a la venta y producción de relojes. La "moda" de sustituir bezels llegó mucho después, con los colores, las ediciones especiales y los lanzamientos limitados. Pero ¿un bisel de goma de tu reloj puede durar toda la vida? ¡Pues claro que puede! De hecho, debería hacerlo.




Los primeros G-Shock eran negros. Durante años varias de sus series fueron absoluta y radicalmente negras. Y no era porque en Casio no supieran sacarle color a las resinas (en los ochenta Casio tenía muchísimos relojes de color, de plástico), sino por otra razón más importante y elemental: la durabilidad. Si tu reloj es una edición especial, es a color o con transparencias, y quieres usarlo cada día, adelante, cómprale todos los bezels y correas que quieras, porque irremediablemente el color, los acabados y las texturas finales se van a eliminar, resquebrajar, desconchar, desteñir o ensuciar. Pero si quieres un G-Shock para durar sin necesidad de gastar en recambios deberías guiarte por lo que hace Casio: cómprate el modelo estándar de la serie. Ese (y quizá algunos otros, como las versiones "Men in Black" y pocas más) es el reloj que perdurará.

Ya hemos explicado en anteriores ocasiones el proceso de degradación de las resinas, de manera que no vamos a hacer hincapié en ello. Solo recordar que los agentes atmosféricos, los cambios de temperatura y los rayos ultravioleta las dañan y acabarán por hacerlas agrietarse. Si eso no se evita, las grietas se hacen más profundas, la goma del bisel se resecan, y éste llega a desintegrarse. En esta etapa no podemos hablar ya de un bisel envejecido o desgastado, sino de un bisel roto, directamente, y lo mejor es sustituirlo. Pero si, como en casi todo, le hacemos un buen mantenimiento a nuestro reloj su bisel debería servirnos durante muchos años.

Durante muchísimo tiempo el bisel exterior de los G-Shock fue ignorado, tratado como si fuera la misma caja y no un componente específico que requería también unos cuidados especiales destinados solo a esa pieza, como la misma junta de cierre o la sustitución de la pila. Para que un bisel nos dure y se mantenga estable en nuestro reloj debemos hacerle un mantenimiento básico.

Dependiendo de su estado, de menor a mayor gravedad, podemos solucionar sus problemas de tres formas:
- Limpiando
- Hidratando
- Restaurando

Limpieza
La suciedad y los agentes externos forman una capa abrasiva que deteriora la superficie exterior y hace que nuestro bisel sea más débil. Curiosamente, la primera parte que toca contra cualquier elemento que nos rodea es también la más flexible. No en todos los G-Shock, obviamente, pero sí en los modelos más comunes. Esto es así porque la superficie de goma está diseñada para amortiguar. Debe repartir la energía del impacto y evitar que llegue al módulo en toda su amplitud. Por eso cuidar el bisel -el cual, no lo olvidemos, en un G-Shock también protege al cristal y en muchos casos a los pulsadores y sensores- es como cuidar el reloj entero. Si te preocupas de tu bisel no tienes que hacer nada más: él se encargará de cuidar por ti tu reloj. De hecho es tan importante que es en el bisel, precisamente, donde Casio reúne normalmente toda la complejidad estética y el diseño labrado y estudiado para eso, para formar el escudo protector.

La limpieza del bisel es fundamental en un G-Shock, y mucho más importante que en otros relojes. Y esto es así porque un G-Shock está pensado para un duro y rudo trato. Si quieres un reloj de usar y tirar o al que no le tengas que dedicar un especial mantenimiento cómprate F-91, y si quieres un simple reloj para lucir y despreocuparte, un Hamilton de oro. Los G-Shock no están para eso. Un G-Shock es como un arma, como una herramienta de trabajo. Y cuanto mejor cuides y mantengas tu herramienta, mejor servicio te dará cuando la necesites, y más años te durará. Esto es básico, así que tenlo en cuenta. A ningún cirujano se le ocurriría ponerse a operar con un bisturí romo, o ningún escalador se pondría a subir por una pared con anclajes oxidados, porque de ello puede depender su vida. Cuando veamos nuestro G-Shock como una herramienta, y no como un reloj de lujo, o para llevar, usar y tirar como un F-91 cualquiera, entonces comenzaremos a comprenderlos y valorarlos como se merecen.

Por desgracia la mayoría de personas se acercan hoy en día a G-Shock desde una posición errónea, desde las modas, la simple estética o como un reloj convencional. Y luego se quejan de que sus colores ennegrecen, se les daña el bezel... O de que Casio hace relojes indestructibles completamente "destructibles". No. Si tú maltratas tu arma, y luego cuando te pones a dispararla se encasquilla, no culpes al fabricante de un absurdo.

Así, debemos limpiar el bisel con un jabón neutro dos o tres veces al mes. Lógicamente, si trabajas en un ambiente muy saturado de suciedad o si usas tu G-Shock para las labores del campo o para nadar o meterlo entre el barro, deberías limpiarlo tras cada uso. No es necesario que retires el bezel, a no ser que te hayas entretenido metiendo tu G-Shock contigo en un charco de barro. Con un cepillo de dientes de cerdas finas, lo más finas posibles, un chorro de agua bajo el grifo y frotar usando como agente lubricante el propio jabón (nunca frotar sobre el propio bisel seco) debería ser suficiente.


Hidratación
El secreto de "la eterna juventud" de tu bisel es la hidratación. En efecto, aquí está el quid que evitará que tengas disgustos con él. Y la razón es tan simple como que es la hidratación quien impedirá que tu bisel se deshaga en tus manos por el efecto de la rotura de las cadenas de polímeros que lo forman. Nunca seas tacaño en este aspecto: hidrata, hidrata, e hidrata. Y cuando creas que hayas hidratado, hidrata más.

La gente dice que el cuero no dura, que lo mejor son las fibras de vidrio, de kevlar o los cinturones reforzados. Pero yo tengo desde los dieciséis años el mismo cinturón de cuero, y aún hoy lo sigo usando. La durabilidad de un producto depende de dos cosas fundamentales: su calidad, y sus cuidados. ¿Crees que Casio hace los bezels de baja calidad? Pues cambia de marca o cómprate un modelo de metal. Ahora que bien: ¿Crees que sí usa gomas de gran calidad? Lógicamente, así es. Pues entonces si te quedas sin bezel es solo por tu culpa, y por la de nadie mas. Si tu tienes dieciséis años ahora y te compras un G-Shock y quieres que sea para siempre, sin cambiarle bezels "ni historias", puedes conseguirlo. ¡Claro que sí! Los bezels están hechos para durar (excepto "aquellos" pensados para adornar, ya sabes de qué hablo), de modo que para conseguirlo empieza tratando bien a tu reloj, y él te tratará a ti. Así de simple. No hay mas. Que no te vendan dietas milagro.

Pero debes tener cuidado, porque por desgracia esto no es tan simple como la limpieza. Sí, hay infinidad de productos hidratantes para gomas, muchos de ellos los podrás conseguir en tiendas especializadas provenientes del mundo del automóvil, en donde podrás encontrar sprays capaces de devolverle la elasticidad (obviamente no su cuerpo) a las gomas de un Seiscientos de los sesenta. Pero el problema es que el bezel está en contacto directo con nuestra piel, así que cuidado en aplicarle ese tipo de productos llenos de componentes la mayoría de ellos químicos muy peligrosos o con gran potencial de causarnos hipersensibilidad.

Lo mejor que puedes usar son cremas, cremas de belleza. Cremas para manos. La misma crema que probablemente use tu mujer, tu hermana, tu novia o tu madre. Elije un producto de calidad, no te preocupes mucho por el precio porque no vas a usar mucho y un envase de crema te va a durar mucho tiempo. Que posea filtros de protección ultravioleta (cuanta mas protección mejor), sobre todo -y esto es enormemente importante- si tu G-Shock es Tough Solar. No elijas productos con leche hidratante, huevos o componentes similares orgánicos. Elije uno simple, con pocos ingredientes pero eficientes, con base de glicerina o silicona (aquí y aquí tienes algo de información adicional), y, a poder ser, sin alcoholes, perfumes ni evaporadores como el mentol.

No estaría de más que te lo probases antes en la piel, por si eres sensible a este tipo de productos. Luego aplícalo en el bisel en toda su extensión. Eso sí, ten cuidado de no introducir esa crema entre los recovecos con la caja, el cristal o los botones, porque con el tiempo se formará una especie de "pasta" nada agradable que cuando la descubras te acordarás de este artículo.

No es necesario que hidrates el interior del bezel, ya que, como hemos mencionado, principalmente lo que daña tu goma viene de fuera, son agentes externos (al menos lo más peligroso). Aunque si quieres puedes aprovechar a hacerlo si llevas muchos años con él, si notas pérdida de elasticidad o si estás procediendo a una limpieza o mantenimiento íntegro del reloj. Aplícalo y déjalo secar. Así de simple. Tampoco temas que por usarlo te vaya a quedar una piel "fina y radiante", ¡el bezel normalmente no está permanentemente tocando nuestra piel!

Obviamente si tu reloj es Tough-Solar tendrás que extremar aún más la precaución con su bezel, puesto que las gomas no son lo mejores amigos de los rayos solares.

Lo que intentamos perseguir con la hidratación no es solo rejuvenecer la goma, sino crear una capa que sea la encargada de recibir la mayor degradación. Queremos que los desperfectos los sufra la capa hidratante y no la superficie de nuestro bezel. Pero como los roces, el agua y el polvo la acabarán eliminando, es por ello necesario una hidratación cotidiana. Por fortuna el bezel es una parte muy pequeña, de fácil acceso y con partes bien definidas. Hidratarlo no supone un gran inconveniente, solo es cuestión de adquirir la rutina en hacerlo, como el afeitarse o el cepillarse los dientes. Porque precisamente de eso también depende, en gran medida, la buena salud de nuestro reloj.

Y a un solo paso de la muerte todavía hay salvación. ¿Cómo? Restaurando tu bezel.


Restauración
El último paso que podemos realizar para conseguir recuperar un bezel antes de darlo definitivamente por perdido es el de la restauración. Con este proceso buscamos incorporar material perdido como consecuencia del desgaste, rellenando grietas y desperfectos que podrían haberse producido por la acción del envejecimiento. Es un proceso un tanto laborioso y con resultados dispares, que dependen principalmente de lo dañada que esté la pieza. Lógicamente cuanto menos zonas a reparar tenga, mejores resultados obtendremos.

Podemos llevar a cabo un "recauchutado" casero usando unos elementos bastante comunes. Lo que necesitamos es un agente disolvente que convierta la materia prima (el caucho) en una masa líquida capaz de penetrar en las grietas y cerrar los agujeros y daños de la superficie. Por supuesto existen también soluciones comerciales en forma de pasta o barras pastosas, pero el principal problema para un usuario de un reloj son los compuestos con los que están formados. Si por reparar un reloj nos arriesgamos a acabar con una peligrosa alergia es mucho mejor quedarnos con el bezel dañado o retirarlo definitivamente.

Confiamos que este reportaje te haya servido para quitarle miedo al bezel. No es un elemento de usar y tirar. Incluso las letras decoradas pueden restaurarse el color sin mucha complicación (porque, por fortuna, en Casio suelen hacer en los G-Shock las letras grabadas, y no simplemente serigrafiadas, un síntoma más de que para Casio el bezel de un G-Shock tampoco es de "usar y tirar"). Tu G-Shock es muy duradero, y lo mejor es que, gracias a ese bezel precisamente, puedes tener un reloj en muy buen estado y sin marcas en el cristal o en su caja (que es lo importante) durante largos años, como el primer día que lo compraste. Y eso pocos relojes pueden decirlo. Y todo ello es gracias a tu bezel. ¡Así que cuida esa pieza!

| Redacción: Zona Casio

13 comentarios:

Elmer Homero dijo...

¿Estamos seguros que es adecuado limpiarlos con cremas y aceites para la piel? En todos los instructivos de casio dice (y cito textual): "No deje que el reloj entre en contacto con diluyentes,gasolina,solventes,aceites o grasa, ni con limpiadores,adhesivos,pinturas,medicinas o cosméticos que contengan dichos ingredientes..." Esto básicamente abarca todos los productos que conozco y se recomiendan...

ZonaCasio dijo...

Si temes estropearlo no lo limpies, Elmer :) Es tu reloj, puedes conservarlo o tratarlo de la manera que estimes más conveniente o te sientas más a gusto.
Sobre lo que mencionas del manual... no tiene nada que ver con los productos que aparecen en el artículo.

guti.bitacoras.com dijo...

De la limpieza, tan importante como hacerla, es secar después perfectamente el reloj. Siempre he leído que lo ideal es con agua templada, pero algunos la prefieren fría, no se porqué. Eso si caliente nunca.

Muy interesante la idea de cremas, que tienen protección UV. Yo hasta ahora usaba aceite de silicona (Ceysil), y estoy por cambiar. Tampoco me queda claro si después del aceitado debe lavarse nuevamente con agua y jabón, unos dicen que si, otro que no. Yo si lo hago.

Por último, es sobre su fundamente. Realmente hidrata, o es solamente la capa protectora que como decís crea. Yo era de los que pensaba que hidrataba, por ello un baño anual durante 2 semanas era lo recomendado. Ahora bien, si el hecho es solo la capa protectora, entonces lo suyo sería aplicarlo frecuentemente, sin necesidad de dejarlo actuar.

ZN dijo...

El "aceitado" es volver flexible la pieza, no tiene nada que ver con la hidratación. En realidad si la mantienes en un buen estado lo de aceitado sobra. Porque si una goma requiere rehidratación es que ya está envejecida, y cuando está dañada no se puede hacer nada (se puede impedir que se dañe más, pero no recuperarla, para que nos entendamos). Lo que aquí explicamos es la prevención, no la recuperación.

Tienes razón en que es importante secar el reloj tras limpiarlo, la limpieza es para quitarle suciedad, y no tiene ningún sentido dejarlo secar, lo mejor es secarlo con un papel absorvente porque "chupa" mucho mejor los restos que puedan quedar. Tras ello la hidratación (que no aceitado, eso es otra cosa) y entonces la hidratación no requiere que la seques, puesto que seca muy rápido. Hay muchos estudios sobre la mejora de las propiedades de la resina tratada con glicerol (la popular glicerina). Aunque de PU hay muchos tipos:
http://tecnologiadelosplasticos.blogspot.com/2011/06/poliuretano.html

Mr. Grumpy dijo...

Buen y útil artículo. Yo básicamente uso jabón de manos y un cepillo suave para la suciedad rebelde.
P.D. Hamilton de oro no por Dios, que es muy cani, mejor de acero.

ADAN dijo...

La unica hidratación válida es la del aceite de silicona.

Es mi opinión, el resto de productos llevan compuestos que es posible dañen el polimero.

Insisto mi opinión.

fernando fernandez dijo...

¿cuanto cuesta cambiar un bezel de un glx5600? ¿en donde se hace?

ZonaCasio dijo...

¿Cuesta? El bezel lo puedes cambiar tu mismo, es solo retirarle cuatro tornillos. No te merece la pena pagar por eso.

fernando fernandez dijo...

pero tengo que comprar uno nuevo en una tienda

Miguel Angel Santelmo dijo...

Zona Casio, si el bezel esta casi nuevo sin roturas de ningun tipo, com limipiarlo con cepillo y jabon neutro 2 o 3 veces al mes,es suficiente, o igual hay que echarle regularmente la crema de manos?

ZonaCasio dijo...

una hidratación de cuando en cuando con alguna base de silicona siempre le vendrá bien

María S. dijo...

Entendido Zona Casio, muchas gracias, saludos.

Miguel Angel Santelmo dijo...

Entendido Zona Casio, muchas gracias, saludos.

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...