¿Existe el purgatorio?

2014-05-16

Cómo reparar cajas de resina con Sugru


Sugru es un material fantástico. Sin necesidad de calor, elementos de mezcla ni pegamentos, crea uniones fuertes y flexibles en prácticamente todo tipo de materiales. Parece increíble los sorprendentes resultados que se pueden conseguir con este material. Lo mejor de Sugru es su textura, de tipo plastilina, que se puede moldear durante mucho tiempo para darle con facilidad el aspecto que queramos a la pieza, y que luego conservará esa forma sin prácticamente retoques y sin necesidad de pulidos posteriores. Podemos usarlo no sólo para reparar daños superficiales, sino también para mantener resistentes uniones de piezas o incluso para crear otras piezas de resina nuevas, pudiendo usarse incluso como material de modelaje.

Al contrario que los pegamentos, Sugru no es un líquido, por lo cual tiene más capacidad seguir la forma que queramos darle y no corremos el peligro de dañar partes cercanas del reloj. En cuanto a las pastas, su plasticidad permite un mejor relleno de huecos y no tiene el inconveniente del secado que las pastas de acabado suelen tener. Además, una pasta no puede crear piezas nuevas o sustituir partes enteras perdidas del reloj, cosa que con Sugru sí podemos hacer.





En la parte inferior del envase podemos informarnos de la fecha tope hasta la que podemos usar el producto. A partir de esa fecha el material se endurece y ya no es utilizable. También podemos extender su vida si lo guardamos en un ambiente frío, como el refrigerador.

Una vez fuera de su embalaje podemos trabajar con él durante los minutos que requiramos, puesto que su secado es lento (tarda 24 horas en secar por completo), pudiendo trabajar con la suficiente lentitud y precisión que requiere el modelado de piezas, y darle el acabado en la misma fase de implantación.

Sugru crea uniones muy fuertes, es flexible, pero posee también una enorme dureza, gracias a lo cual podemos hacer correcciones una vez haya secado, o afinar en el acabado una vez esté el producto endurecido. Incluso podemos retirarlo si no logramos obtener el resultado esperado. Es, además, mucho más seguro y fácil de usar que las gomas epoxi, por lo que es muy apto para bricolaje casero. Sus resultados son sorprendentes y permiten un gran nivel de exactitud en la pieza restaurada, dando además un acabado plástico no brillante, mucho mejor que los pegamentos.


- Cómo usar Sugru
Sugru es muy fácil de usar. Una vez fuera de su envoltorio tenemos que amasarlo como si se tratase de una plastilina. Al poseer componentes químicos que pueden causar alergias, antes de trabajar con él debemos de tocarlo sobre nuestra piel para confirmar que no somos alérgicos, aunque lo más recomendable es trabajar con guantes.

A diferencia de otros productos de este tipo, Sugru apenas tiene olor, por lo que es más cómodo y confortable trabajar con él. No obstante es muy recomendable que lo usemos sólo en lugares bien ventilados.


Una vez amasado convenientemente (la principal razón es crear una masa dúctil y homogénea, ya que durante el almacenaje en la bolsa se vuelve poroso y más duro) procedemos a su aplicación dándole la forma que necesitemos y eliminando las partes sobrantes con una hoja bien afilada, por ejemplo con un cúter. Si lo que necesitamos es unir varias piezas, lo usaremos como un pegamento convencional, eliminando en el momento los restos sobrantes y dejándolo luego secar 24 horas.

Sugru se presenta en múltiples colores, aunque si no encontramos el color que se ajuste a nuestra resina podremos terminarlo con una capa de pintura. Es un material que coge bastante bien el color e incluso podemos simular texturas con él.



Sugru dispone de una gran gama de colores según nuestras necesidades.

- Uso de Sugru para restaurar uniones de tornillería
Uno de los más desagradables y habituales defectos de las cajas de resina es su tendencia, con el tiempo, a deteriorarse las roscas de los tornillos de cierre de la caja en su parte posterior. Hasta ahora no existía una solución definitiva, sino sólo parches. Con Sugru, gracias a que podemos añadir realmente resina nueva, tenemos la posibilidad de volver a establecer una nueva rosca creando de nuevo una sujección firme con los tornillos.

Para ello, introduciremos en el hueco del tornillo una minúscula cantidad de Sugru, y empujaremos hacia el fondo con una punta fina. Luego crearemos un finísimo agujero con un alfiler. Tras hacerlo, meteremos el tornillo de la forma habitual, dando como resultado que el resto de Sugru reflotará a la superficie. Eliminaremos el material sobrante con un objeto que no dañe el acabado del reloj, como un palillo de madera, y lo dejaremos secar. Tras 24 horas ya dispondremos de una fijación firme y reutilizable.

Conviene recordar, en casos en los que Sugru pueda entrar en contacto con nuestra piel de manera continuada (como en este de la restauración de la rosca de un tornillo) que es un producto que puede crear hipersensibilidad debido a su composición química, por lo que debemos tratar de que no entre en contacto con la piel limpiando las partes sobrantes y dejando la cantidad justa dentro de la rosca del tornillo, lejos del contacto directo con nosotros.







- Resumen
Como puedes ver Sugru es un elemento innovador, imprescindible para nuestros trabajos de restauración con cajas de relojes o correas rotas y/o deterioradas. Su elevada resistencia una vez realizada la unión y su capacidad de moldeado y de crear uniones flexibles lo hacen el material perfecto para reparar cajas de resina. Incluso podemos (algo muy difícil hasta ahora) rehacer piezas o partes de piezas muy deterioradas o que se han perdido.

Sugru es uno de "los secretos" de los restauradores de relojes por sus múltiples usos y su gran polivalencia, permitiendo obtener unos resultados asombrosos con muy poco esfuerzo, y pudiendo hacer correcciones sobre la marcha y ahorrándonos mucho tiempo en la fase de acabado.

Además, su bajo precio y su mayor seguridad a la hora de usarlo hacen de él un producto sin competencia dentro de su sector.



| Redacción: Zona Casio

4 comentarios:

midnight restore dijo...

Sugru es una maravilla. Es uno de los productos con los que puedes conseguir los mejores resultados, incluso se pueden crear nuevas partes de resina en cajas de reloj muy deterioradas, algo que era muy complicado y tedioso de hacer con otras soluciones.
Y dicho sea de paso, la reparación de la rosca del tornillo mejor hacerla sin la tapa de cierre puesta, jeje :)

Francisco Frivero dijo...

No lo conocía. Muy interesante. Otro artículo para guardar en la carpeta "Bricolage relojes"... y ya van unos cuantos. Algún día podrán hacer falta.

Elmer Homero dijo...

¿Y donde puedo conseguir tan portentosa resina?

midnight restore dijo...

No se si lo distribuyen en otros países, pero en el Reino Unido lo puedes comprar o pedir en las tiendas especializadas muy fácilmente.