¿Qué sistema de anclaje llevan las correas de los SGW?


La llegada de los modelos SGW a la línea Outgear (SGW-100, SGW-200...) supuso acercar un poco la estética de los Pro Trek a unas líneas mucho más asequibles. No en vano, aparte de sus diseños, estos relojes disfrutan también de algunos sensores que les hacen ser mucho más funcionales y, por qué no decirlo, atractivos. Pero una de sus partes más conflictivas, y por las que suelen consultar muchas personas, son sus correas. Ese diseño "a lo Pro Trek" que consigue presentar un reloj mucho más impactante (y resistente), es también uno de sus puntos más complejos. Al contrario que muchos G-Shock, que resuelven el problema de una correa que puede salirse o dañarse en su unión con la caja montando resistentes tornillos, para Outgear en Casio han optado por una solución más económica, y es la de añadirle una pieza que hace de cierre "o seguro" para evitar que el pasador se salga. Con este sistema obtenemos las virtudes de una correa anclada como si llevase tornillos, pero con un sistema más sencillo y rápido de fabricar.

Pero para muchos usuarios de estos relojes que no se han encontrado con la necesidad, por el momento, de extraer las correas, puede que cuando tengan que hacerlo se encuentren en una molesta situación y tomen la vía rápida de dañar la correa o, lo que es más grave: la caja del reloj. Para evitarlo en este artículo te descubrimos en qué consiste este sistema de anclaje y, además, te lo despiezamos para que veas cada una de sus partes. Comprobarás que no es complejo, pero sí es bastante problemático de manejar.



Al contrario que los sistemas con pasadores de muelles convencionales, en donde los extremos de los pasadores se ciñen a las asas de la caja, éste sistema va al revés, y es la caja la que se ciñe al pasador en su parte media, teniendo los dos extremos del pasador (donde en uno normal estarían las asas de la caja) que situarse por debajo de las asas de la correa. Es decir: ahora las asas las tenemos en la correa, y no en la caja. ¿Ésto qué supone? Pues que el pasador, al no hacer presión con sus topes sobre nada, acabaría saliéndose y la correa (o el reloj entero) podríamos perderlo. Para evitarlo Casio ha colocado una pieza en los extremos, que "cierra" el conjunto haciendo las labores que antes ejercía la caja. Con todo este entramado obtenemos una sólida unión de caja y correa, que no daña la caja del reloj aunque la sometamos a fuertes tensiones (como puede ocurrir en actividades con movimientos bruscos al aire libre), y que aporta mucha durabilidad. Pero tiene una lista de efectos adversos muy lamentables.

Uno de los principales inconvenientes es la falta de espacio. Con una caja normal con los mismos pasadores, para separar la correa simplemente cogeremos un extractor de pasadores y empujaremos los anillos de junta de sus extremos, separándolo más o menos cómodamente. Pero aquí apenas hay sitio para hacerlo.


El otro inconveniente, y sin duda uno de los más graves y su punto más delicado, es la complejidad de hacer una limpieza profunda sobre este sistema. La limpieza "de mantenimiento" habitual que realizaríamos en dos minutos con otros relojes, o los simples depósitos de sudor y agua (por ejemplo cuando llueve o cuando lo mojamos en ríos o bajo el grifo) consigue un efecto indeseado, y es que se filtre humedad en el conjunto de pasador, correa y cierre de seguridad, y en mas o menos tiempo nos podremos encontrar con una correa que por fuera parece ser normal, gravemente dañada (como podeis ver en las fotografías que hemos realizado para ilustrar este reportaje) en su interior. De hecho el pasador, con la presencia de óxido, es muy fácil que se agarrote, por lo que el complejo y difícil procedimiento para extraerlo sube a otro nivel de dificultad, pudiendo en el proceso dañar gravemente la correa.


¿Cómo la retiramos?
De entre todos los procedimientos que os podríamos dar para extraer la correa, hemos elegido dos por ser los más seguros y, sin lugar a dudas, de los menos dañinos para el reloj. Podríamos haber aconsejado un tercero, que sin duda sería el más beneficioso para la integridad del reloj, que es presionar por ambos extremos con dos punzones o dos extractores y con un instrumento extraer el seguro. Pero es enormemente engorroso y, además, se requiere de dos personas (en Casio suponemos que tendrán un útil especial para llevarlo a cabo). De modo que como esto en la práctica puede que os resulte imposible, os hemos puesto dos alternativas.

Una de ellas es recurriendo a un destornillador y a un punzón. El destornillador tiene que ser de tamaño medio, pero no uno muy pequeño, ya que ha de ser muy resistente puesto que el cierre de seguridad es una pieza metálica gruesa y muy dura, así que si realizamos fuerza sobre ella con un destornillador que sea frágil lo más seguro es que acabamos sin destornillador y no consigamos resultado alguno. Introduciremos el destornillador -con mucho cuidado de no perforar ni rajar la correa- entre la chapa de cierre y el pasador, empujando hacia afuera, mientras que con el punzón empujamos el borde del pasador hacia dentro. Si no podemos conseguir la separación suficiente del seguro, podemos forzar sobre el propio pasador empujando la pieza del seguro hacia afuera y prescindiendo del punzón. Pero en este caso debemos asegurarnos de disponer de un pasador de repuesto, porque probablemente dañemos el pasador original al hacerlo, torciéndolo. Al menos, eso sí, no dañaremos la correa ni el seguro, los cuales son más caros (y difíciles de conseguir).


La otra alternativa es utilizando un extractor de pasadores, e introducirlo por la parte interna del borde del seguro, mientras que con el destornillador que mencionamos antes empujamos dicho seguro hacia afuera. Hay que tener precaución porque en este caso el seguro puede saltar y no sólo podríamos perderlo, sino que podría golpearnos y dañarnos si, por ejemplo, salta a nuestros ojos.

La verdad es que todo este procedimiento es muy engorroso, y antes que fuerza lo que se necesita es bastante soltura y destreza con las herramientas y al manejar la correa. Si nos pasamos de fuerza, cogemos el reloj firmemente o lo hacemos a lo bruto, podemos dañar no sólo la correa, sino incluso el reloj. Así que, como decimos siempre, si alguien lo ve muy complicado mejor dejarlo en manos de un profesional.






| Redacción: Zona Casio

7 comentarios:

Francisco Frivero dijo...

¡Interesantísimo!, precisamente tengo un SGW-100. He grabado la página y la he guardado en mi carpeta "Bricolaje relojes", donde guardo todo lo que pillo que me ayude a cambiar correas y pilas (aunque pilas de momento no he tenido que cambiar ninguna).

Las pasé canutas cuando le cambié la correa que traía mi WV-200E por una de acero inolxidable que le compré. Me ví negro, aunque al final lo conseguí, me hubiera venido muy bien un reportaje de estos. Gracias, debíais de poner más reportajes de este tipo.

ZonaCasio dijo...

Gracias a ti Francisco. Siempre que podemos intentamos hacer reportajes de este tipo, pero muchas veces no es posible porque muchos de los relojes que llegan a nuestras manos son nuevos (o casi...) y hay que tener mucho cuidado con ellos, no se pueden desensamblar ni dañar.

¡Saludos!

midnight restore dijo...

En efecto, reportajes así siempre ayudan bastante. Buen trabajo.

Elmer Homero dijo...

Sin menospreciar a casio, desde luego, esta es una de las razones por la cual sus relojes tienen fama de "desechables". Hay procedimientos en ellos que simplemente, son tan engorrosos y peligrosos que se prefiere comprar otro. Una sugerencia muy simple que se me ocurrio: cuando se agarrote un pasador, nada mejor que ponerle una gota de aceite de maquina de coser con una agujita de insulina por uno de sus lados, pero sin pasarse porque despues los útiles se pueden resbalar y hacer si cabe aún más dificil quitarlo.

Peugeot dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Elmer Homero, por experiencia se de algunos Casio que al intentar ir a cambiarle la correa te quedas sin reloj. Nunca me ha ocurrido con otras marcas como Lotus, pero con Casio sí. Yo creo que algunos modelos los diseñan con esa filosofía, la del usar y tirar.

JONTXO CIBIRIAIN OSES dijo...

Buenas gracias por la explicación, yo he cambiado la correa de un sgw 100 con un clip

JONTXO CIBIRIAIN OSES dijo...

Buenas gracias por la explicación, yo he cambiado la correa de un sgw 100 con un clip

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...