Primera prueba del GB-X6900B (y no se quedan demasiado contentos)


En BizCollege han sido de los primeros en probar en sus manos el nuevo G-Shock con Bluetooth, y no se puede decir que hayan quedado muy satisfechos. Sus conclusiones es que más que un modelo nuevo, lo que han hecho en Casio es lo que en el mundo del automóvil se le conoce como un "reestyling", una especie de "cambio de cara" con algunas funciones extra, pero no un nuevo modelo. Les ha llamado la atención que la actualización sólo incluya la gestión del reproductor de música, y echan en falta bastantes cosas. Por ejemplo, la notificación de Twitter, simplemente aparece con la palabra "Twitter" en un scroll del display, sin dar más datos. Siguen también quejándose de que la alerta de llamada no incluya el número (ni el nombre, caso de existir) del llamante, sino sólo otra animación, que en los e-mails no lea los encabezados, o que la llamada entrante apague el display por completo.

Pero lo que más critican es su aspecto. Un típico aspecto de reloj robusto y basto de G-Shock que está muy lejos -en su opinión- de lo que se espera en cuanto diseño para un reloj inteligente. No da una buena "sensación", y realmente para quien desconozca los modelos G-Shock con relativa profundidad podría pasar perfectamente por ser un DW-6900 "convencional".



Lo que más alaban es la duración de la pila, la cual, con dos años de vida, aventaja en muchísimo a todos los relojes inteligentes conocidos hasta ahora, y es ahí sin lugar a dudas donde radica la principal virtud de los nuevos GB-X6900B. Pero lo mejor para algunos -y lo peor para la mayoría- de estos relojes es su display. Frente a los más modernos displays a color no tienen nada que hacer, y sus iconos animados nos recuerdan a los de aquéllos móviles de principios de la década pasada, con los populares "logotipos de operador" que se enviaban vía WAP y que adornaban multitud de pantallas de terminales LCD. Con la llegada al poco de relojes con pantallas a color STN (como el superventas Sony Ericsson T68i), todo aquello terminó de un plumazo.

En un artículo escrito hace pocos días por Jonny Evans en Computerworld, el analista decía que a Casio le quedan ya pocas opciones para poder recuperarse, si los competidores con relojes más modernos, más bonitos, y más completos, tienen el éxito que se les espera. Éste articulista nos recordaba las historias de compañías que hicieron caso omiso a este tipo de avisos, y que todos sin duda recordamos: Blackberry, Nokia... Y decía las salidas que podía tomar Casio a partir de ahora (y ni siquiera hacía referencia a los GB-X6900B o los nuevos Bluetooth de Casio): una era utilizar software ya existente (Windows, Android...); otra, dar un paso adelante con una revolución en el mercado; o bien, vender sus patentes... O vender su compañía.


Resulta curioso, repito, que en todos esos artículos y reportajes nadie mencione a los Bluetooth de Casio. Ni siquiera se les recordó como competidores cuando esta semana Samsung presentó su Galaxy Gear (sin embargo, sí recordaron como competidores a los relojes de Sony o de Qualcomm). Y esto es así porque nadie ve, ahora mismo al menos, a los Bluetooth de Casio como relojes capaces de hacerles frente a los modelos con sistema operativo "de verdad" y microprocesadores "bestiales" como el Gear.

Lo cierto es que Casio pensaba hacer una revolución con sus relojes Bluetooth "de nueva generación", aparecidos hace apenas un año. Y ahora, inusitadamente, los tiene que actualizar sólo unos pocos meses después de su llegada al mercado de una forma un tanto "a la desesperada", deprisa y corriendo. Esto causa desasosiego entre los consumidores y evidencia el error tras error en el que está cayendo el fabricante nipón con estos relojes, y lo demuestran unas cifras ridículas de ventas, mucho menos de lo esperadas (y, de hecho, se vendió más el reloj por ser G-Shock que no por ser Bluetooth). El problema es que no puede volverse atrás. Han invertido millones de dólares para que el consorcio Bluetooth admitiera y desarrollara de su mano esta tecnología, y, mientras puedan, se van a empecinar en ella. A pesar de que esté a años luz de lo que el cliente demanda.


Aún así nadie puede dar por muerto a Casio (por mucho agorero que salga gritando a los cuatro vientos que su final está cerca). Pero lo que sin lugar a dudas va a ocurrir (y para esto no hay que ser un gran experto) es que, si los Galaxy Gear y demás triunfan, los Bluetooth estos LE que se han sacado de la manga tienen las horas contadas. Nadie en su sano juicio utilizaría los engorrosos GB-X6900B teniendo al alcance, por un precio sólo ligeramente superior, todo un Smartwatch con display a color y cargadísimo de funcionalidades y programas para personalizarlo.




| Redacción: Zona Casio

9 comentarios:

  1. Observo que Casio insiste en enmarcar información de la pantalla en círculos de borde ancho, tipo tablero de instrumentos de un vehículo, diseño que a mi parecer no es lo mejor y si le quita espacio a lo que se quiere mostrar en forma limpia y obligando a utilizar letra muy pequeña. Me gusta como se presenta en los smartwatches.

    ResponderEliminar
  2. muy acertado lo que dice RC, si la pantalla fuera mas limpia ganaria mas enteros este reloj.
    Coincido también con la opinión del artículo: están muy por detrás de lo que se está viendo. El reloj de cámara de casio del año 2001 era superior a este ya en su tiempo, y los data bank tactiles de los ochenta tambien. No se a donde quiere ir a parar Casio con estos bluetooth. Para mi no tienen ni pies ni cabeza, y encima emiten microonda.

    ResponderEliminar
  3. La gente no entiende de relojes y casio es la mejor digan lo que digan

    ResponderEliminar
  4. Esto que se menciona en este artículo ya lo habíamos comentado en el pasado.

    ResponderEliminar
  5. Esta revisión B de los Bluetooth de Casio solamente 1 año después, me suena a error garrafal, o lo que es peor, a obsolescencia programada.

    Y es que en un reloj que está construido con integrados, y que por tanto no se puede actualizar como este, lanzar una nueva versión 1 año después, lo encuentro bastante radical.

    Menuda cara que se le quedarán a los que en 2012 pagaron cerca de 2012 euros por él, y a día de hoy, todavía con la mitad de la pila debe pensar en cambiarlo.

    Me parece un concepto bueno, la App es mala, pero eso tiene arreglo. En cuanto al reloj, menos diseño, y más tecnología tough solar, ...

    ResponderEliminar
  6. Es una lástima que Casio no haya aprovechado la ocasión para lanzar un producto bien acabado, y lo haya hecho a medias por las prisas en hacer frente a la competencia. Pero este no es sólo un "defecto" de Casio, parece como si a las empresas les interesara más el momento que el futuro.

    E algo que vemos bastantes veces en otros sectores de consumo. Podría poner algunos ejemplos ya contrastados por entendidos en marketing, pero no quiero extenderme y entrar en otros campos.

    Podría ser también que este fuera un producto intermedio (como queriendo decir, estamos ahí) para sacar después un producto mejor acabado. ¡Ojalá fuera así! Sería una buena estrategia para no defraudar a los muchísimos "casiómanos" que hay por ahí, entre los cuales me encuentro.

    ResponderEliminar
  7. Estoy contigo Guti. Me imagino la cara que se les debe de haber quedado a los que este año se compraron su reluciente reloj (salio en febrero en españa, si mal no recuerdo, o sea hace cinco meses) y ahora se encuentran que acaba de aparecer otro actualizado, y que ellos no lo pueden actualizar (el reloj de Sony cuando sale una actualizacion, lo actualizas via software y ya tienes el ultimo modelo sin tener que comprarte otro reloj, pero en este de casio eso no se puede hacer).

    Nunca ha hecho casio algo asi. el g9300 lleva años en el mercado, y solo actualizan los colores, el reloj sigue siendo el mismo, y asi con todos los demas. La gente que lo ve no se lo va a comprar porque van a decir: total, dentro de cinco meses ya tendremos otro nuevo, mejor me espero.

    bravo casio, sigan ustedes asi, haciendo oidos sordos a todo el mundo y yendo a lo suyo. acabaran como nokia, malvendiendola al primero que llegue por cuatro perras.

    ResponderEliminar
  8. Lo mencioné nada más lanzarse los primeros GB. Veía una tecnología muy obsoleta tecnologicamente deprecada. El sistema bluetooth tuvo se lanzó entrado el siglo XXI y tuvo su cima de éxito en los años 2004-05. (http://es.wikipedia.org/wiki/Bluetooth) . Ahora mísmo es ena tecnología obsoleta y estos GB están prácticamente 10 años fuera de su tiempo. Más con la salida del wi-fi que es lo que actualmente conecta todos los dispositivos entre ellos...(y que en breve va a quedarse atrás). Vamos que yo, un coleccionista de dinosaurios compre un GB para ponerlo al lado del "Medidor de Pulsaciones" o del "Reloj Calculadora" pues es entendible. Pero el usuario actual necesita un Reloj tecnológicamente al día. Y un blue tooth....como que no.

    ResponderEliminar
  9. Zapatero a tu zapato, casio es excelente haciendo relojes de gran calidad y bajo costo, pero lo suyo no son los werables. Yo siendo fan y coleccionista de g shock no compraría este modelo. Pero tampoco compraría a lg o samsung un reloj para buceo o uso rudo.

    ResponderEliminar

Última entrada

Nuevo catálogo de Baby-G (Casio Japón)

El catálogo "autumn-winter" correspondiente a la temporada 2017/2018 de Baby-G, ya ha visto la luz en Japón. En su pdf de 6,1 MB,...