Cómo cortar las pulseras de los Casio (II post)


De las pulseras de los modelos principales de Casio ya hemos hablado anteriormente. Ahora, y con ocasión de la review que le hicimos al GW-M5600, hemos aprovechado para extendernos un poco más en el procedimiento de corte de su pulsera, de forma que la podáis desarmar para limpiar (o para cortar) sabiendo más concretamente "lo que hacéis".

Como veréis, el procedimiento es muy sencillo y no tiene mayor secreto, no obstante, y como siempre os aconsejamos, si lo veis demasiado complicado, ¡dejádselo a un profesional!



Fig. 1:
La pulsera está constituída por dos tipos de eslabones: los externos (B, con recubrimiento en composite) y los internos (A, totalmente de acero). Además, disponen de un pasador "normal y corriente" de reloj, que afortunadamente no son muy difíciles de encontrar, por lo que su sustitución en caso de rotura es bastante sencilla. En el dibujo lo podéis ver representado como "C".

Para trabajar con la pulsera necesitamos únicamente herramientas simples y sencillas que podemos encontrar por casa, como puede ser una aguja, un punzón fino o una chincheta. Yo recomiendo esto último porque así corréis menos riesgo de pincharos y se trabaja más fácilmente.


Fig. 2:
Para separar los eslabones, debemos tener cuidado y precaución en que, al hacerlo, no los torzamos. Es decir: tienen que estar en paralelo uno con otro, y no doblados (o flexionados).


Fig. 3:
Los eslabones salen "hacia adelante", en paralelo a la pulsera gracias a la pequeña cavidad que poseen los eslabones externos (B).


Fig. 4:
Para extraerlos tenemos dos posibilidades: o presionando hacia el cuerpo interno del pasador gracias a los topes de su borde, introduciendo por el agujero del eslabón exterior (E), y presionando hacia abajo, o bien metiendo la punta del punzón en el agujero exterior del eslabón (F). Usaremos esta última técnica por ser más fácil, cómoda y correr menos riesgos de dañar el pasador.


Fig. 5:
Cogemos el punzón (G) y presionamos sobre F, justo sobre el borde del pasador. El muelle interior de éste se retraerá, y ese lado del pasador se acortará. Entonces, con cuidado, inclinamos la parte del eslabón hacia afuera (fig. 6) liberando ese lado del eslabón, y entonces podremos coger el pasador y extraerlo totalmente para así sacar el eslabón y separar con ello la pulsera.


En este punto debemos tener mucha precaución: no inclinar en exceso el eslabón, o torceremos el pasador y entonces no lo podremos volver a utilizar. Tampoco tenemos que torcer la pulsera, que ha de estar en todo momento lo más recta (o derecha) posible, para que así coincida el agujero de salida (el "E" de la figura 4) con el pasador y éste pueda liberarse. Y, por último, pero no menos importante, al estar el pasador bajo presión tenemos que vigilar porque éste puede salir disparado, de modo que mantened un dedo siempre junto al pasador para evitarlo.


Unión de la pulsera
Unir la pulsera no tiene mayor complicación. Simplemente primero ponemos el pasador por el agujero del eslabón interior, luego, acoplamos el lado inferior de éste con el lado inferior del eslabón exterior. A continuación, presionando con la misma uña (o con la ayuda del punzón o un destornillador fino plano) insertaremos la parte que queda en el eslabón exterior metiéndolo por la oquedad "E". Esta operación, lógicamente, debemos hacerlo con la pulsera lo más recta posible para que coincidan los extremos del pasador con los agujeros "E".





| Redacción: Zona Casio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Última entrada

La última campaña de G-Shock tiene como objetivo a los ejecutivos

Conquistado el mercado juvenil del rap, bmx o surf, con modelos como los GA-100 , GA-110 o los GA-800 ; conquistado el mercado profesional...