23/12/21

"Re-Prueba" del G-Shock GLX-5600VH



Cuando en el año 2012 os publicamos la prueba del GLX-5600 (no ha llovido ni nada desde entonces, ciertamente), comprobamos cómo aquel impresionante modelo de G-Lide con gráfico de mareas y lunar nos emocionaba y nos entusiasmaba a la par. Para el verano de 2019, y para alegría de muchos fanáticos y seguidores de G-Lide, Casio decidió refrescar su línea ofreciéndonos nuevas variantes "VH", que tenían como principal atractivo un nuevo diseño exterior que rendía homenaje a la estética surf de los noventa, o sea: era un tanto retro ("vintage").

A la par, los lanzaba con modelos para Baby-G, en concreto el GLX-5600VH-1 en un precioso tono gris, con el BLX-560VH-1, y el GLX-5600VH-4 en este "raro" color "chicle de fresa", con el BLX-560VH-4. Teniendo en cuenta que el modelo que probamos en 2012 en esta publicación data de 2008, y que estos nuevos modelos datan de 2019, más de diez años han pasado entre ellos. ¿Qué ha cambiado, pues, desde entonces? A simple vista parecen ser el mismo modelo, con la misma denominación y la misma estética, pero no. No son exactamente lo mismo.




Y es que no sé si llamarlo "bajada de calidad en G-Shock" como algunos aseguran, pero ciertamente ha habido cosas que ya no son iguales, aunque el reloj a simple vista siga siendo "el mismo". Ambos, es cierto, estaban fabricados en Tailandia (y no en China, por fortuna), pero los nuevos GLX-5600 no son exactamente los mismos GLX-5600 que los afortunados compradores podían adquirir en 2008. En aquellos, la correa estaba fabricada en Japón; en estos, la correa es de Tailandia. En aquellos, la tapa trasera tenía el diseño, la estructura y la calidad más que destacable de las tapas de modelos de las Five Series más "exquisitas" (las mismas tapas, por ejemplo, que montan hoy los GW-M5610U). En estos nuevos las tapas de cierre de la caja son de ese diseño "cutre" de los DW-5600 "normales y corrientes". De manera que, como veis, aún siendo el mismo reloj en apariencia, en el fondo no son total e íntegramente el mismo reloj.

Ahora bien, esa "bajada de calidad", ¿se ha transmitido en el precio? O dicho de otra manera: ¿era también diferente el precio de aquellos, al de estos nuevos GLX? Pues muy a nuestro pesar, y por desgracia, tampoco. En 2009 uno podía llevarse a su casita el GLX-5600 flamante por 83 €. Estos nuevos GLX-5600 costaban casi 100 €. Casi 20 € de diferencia que no se explica, menos aún si añadimos la bajada de calidad, y encima la subida de precios. Menos aún si en aquel año estábamos hablando de un modelo íntegramente nuevo, con un diseño de correas nuevo, con un módulo totalmente inédito (estrenaba zona gráfica), mientras que en esta variante de 2019 solo son nuevos los colores, nada más. Obviamente es imposible que ponerlo de color rosa a Casio le hubiese costado 20 € más, así que las razones son más bien otras.




Precio en tienda del GLX-5600... en 2009.


Es cierto que una fábrica tailandesa puede tener la misma calidad que la fábrica japonesa, y que la china puede ser tan de buena factura como la tailandesa, pero no estamos hablando de ese tipo de intangibles que los aficionados a la relojería, por norma general, tanto apreciamos. No es eso. Sin embargo, sí tengo que reconocer que prefiero ver Tailandia en la trasera en lugar de China, y Japón a poder ser, en lugar de Tailandia. Pero si es al revés, por lo menos que ese ahorro se traduzca en un precio competitivo. Lo que no se explica es lo que estamos viendo con algunos G-Shock: que vayan a fábricas "mediocres" (desde el punto de vista totalmente subjetivo de un aficionado, claro), y sin embargo nos cobre por ello un precio de fábrica "de postín", o al menos de más reputación, como son las factorías japonesas de G-Shock. Eso no cuela. O al menos, en lo personal, me resulta muy difícil entenderlo, y dudo que nadie lo entienda porque a priori no tiene excusa ninguna.

Pero ya vemos que esa política Casio ya la hace también con sus premium, o con modelos elitistas cuando al final ves que de elitista sólo tienen el precio, pero no todo lo demás. Que un reloj de hace diez años, que en teoría es el mismo modelo, esté peor construido y sea más caro, digan lo que digan, es difícil de asimilar. Así de simple.



La guerra... de precios.
Sin embargo también es cierto que debemos romper una lanza en favor de Casio porque, como suele ocurrir, ni todo era tan bueno antes, ni todo tan malo ahora, y lo más acertado suele ser un término medio. A esos 83 € habría que añadir en aquel 2009 los gastos de envío, que solían ser del orden de 4 a 8 €. Tampoco se solían hacer descuentos, por lo que el precio del reloj era el que se veía en la tienda y nada más.

Actualmente Casio suele permitir un descuento en torno al 15 %; asimismo, tiendas como RelojesdeModa no cobran gastos de envío, con lo cual vemos que la diferencia de precio de aquel 2009 respecto a la actualidad se va reduciendo si, sobre todo, compramos en determinadas tiendas y aprovechando determinados descuentos, cosa que no ocurría por aquellos años.



Para añadir más complejidad al asunto tampoco debemos olvidar el incremento debido a la inflación y cuestiones similares, así que desde noviembre de 2009 a noviembre de 2021 en España el incremento de precios en este sentido fue del 18%, o sea, algo totalmente ajeno a Casio. Ese incremento sería de casi 15 € (14,94 €, concretamente) para este reloj en concreto. Así las cosas, ya nos colocamos directamente en los 98 €, muy cerca de los 99 € de precio oficial que refleja el GLX-5600 como tarifa oficial.


_"Re-prueba" GLX-5600_

//El GLX-5600 forma parte de la línea G-Lide para relojes G-Shock "de verano", mientras que los GLS-5600 son las variantes, dentro de la misma G-Lide, "para el invierno".//




Si sumamos todo: el incremento de tarifas, los gastos de envío, impuestos, y la falta de descuentos, resulta que la tortilla se da totalmente la vuelta y en Casio no solo no han subido los precios de sus GLX-5600, sino que los han reducido. Claro que no lo han hecho gratuitamente, sino a costa de dejar de fabricar en Japón ciertos componentes (por cuestiones de salarios o por lo que sea) más caros de producir, y de incorporar piezas - como la trasera - más simples y fáciles de mecanizar. Por una cosa o por otra, lo importante es que a fin de cuentas tenemos básicamente un reloj que es lo mismo (el mismo módulo al menos), pero muy competitivo de precio. Eso no explica, claro, que ese módulo en G-Shock ya lo tengan suficientemente amortizado, pero ese es otro cantar y otra batalla en la que habría mucho que cortar, y que no viene a cuento ahora.



Las ediciones retro de los G-Lide
Respecto a estas variantes "VH", es cierto que uno debe ser un tanto (o bastante) genderfluid para usarla, porque si es estridente como veis en las fotos en ese "rosa chicle", en vivo ni os imagináis. Dicho esto, también digo que a nosotros personalmente nos encanta, pero claro, entendemos que no sea para todo el público o que ese estilo, fuera del ambiente surfero, barriobajero o "patinero" (o como lo prefiráis llamar), con traje y corbata por ejemplo, da como "un mucho" el cante.

Otro enorme defecto son las leyendas, cuya serigrafía es en color blanco el cual, combinado con el fondo de la máscara en tonos azules claro cuesta mucho distinguir, y el logotipo de G-Shock verde limón ni siquiera se reconoce, la verdad.



Como aspectos positivos tenemos que mencionar el acabado de la correa y el bisel, de tacto estilo "goma de borrar", en un bonito tono mate que seguro que es muy sucio - y que hemos visto también en algunas variantes de los GA-2100 -, pero muy agradable al tocarlo. De hecho, parece que lleves eso, un reloj "de goma", pero con la suficiente consistencia como para no ser tan dúctil como la silicona.


_"Re-prueba" GLX-5600_

//Estas variantes de G-Lide, lanzadas en 2019, tenían un diseño inspirado en la cultura surfera de los noventa.//




En cualquier caso todos los G-Lide veraniegos suelen ser así, con exteriores un poco "complicados". Lo fueron los primeros con sus acabados de brillos (técnicamente conocido como "glossy"), y estos mate no lo son menos. En aquellos había el peligro de que se fuesen los brillos y quedasen "pelados", y estos mate tienen fama de ensuciarse con nada. Pero, como hemos dicho en otras ocasiones, lo bueno de estos relojes es que sus correas y biseles son compatibles con muchos otros, y les puedes adaptar de otras variantes, o incluso adquirirlas de fabricantes especializados en correas.



Un módulo histórico
Casio lleva mucho tiempo empleando módulos digitales para ofrecer gráficos de mareas y lunares, es uno de los fabricantes más expertos en esas cuestiones, y la decisión de ofrecer tales características en G-Shock fue, desde hace muchos años ya, todo un acierto. El añadido de hacerlo en sus Five Series no hizo sino mejorar aún ese aspecto y reforzar esta famosa y agradecida línea.

Sin embargo, la llegada de las nuevas generaciones de digitales (con el GBX-100 a la cabeza) nos anticipa un futuro nada halagüeño para este tipo de modelos más convencionales, y de tecnología más antigua de puros segmentos y zonas dot-matrix. Quizá estos GLX-5600 sea uno de los últimos modelos que veamos de este tipo, y dado el éxito de los mencionados GBX-100, acaben adueñándose de la gama G-Lide. Sería una lástima que así ocurriese, y bien podrían convivir los dos, sin embargo entendemos que el público manda y las nuevas generaciones piden otras cosas (conectividad, tecnología de display más compleja y sofisticada -LCD MIP-, datos estadísticos de cálculos como el "Life Log", que estos modelos no son capaces de realizar...) que en G-Shock deben preocuparse por satisfacer si quieren seguir siendo los modelos de referencia para esos clientes.



Es una lástima que los que buscamos relojes más tradicionales, que sepan hacerlo ellos solos "todo", que no necesiten conectarse a nada y que sean sufridos y espartanos, tengamos cada vez menos posibilidades, pero así son las cosas y el mundo no va a dejar de girar por nosotros. De hecho es toda una suerte el que Casio continúe apostando por relojes así, y ofreciéndonoslos, porque si fuera otra marca estaría ahora llena de smartbands y de smartwatches, como han hecho otros competidores (la misma Suunto), y le habría dado la espalda a esta tecnología más arcaica.

Y es esta, precisamente, una buena conclusión para ponerle el punto y final a esta review de un modelo que nos ha encantado volver a tener en nuestras manos. Quizá no estaría mal reconsiderar la idea que muchos tienen (tenemos) de G-Shock, y verlo un poco con perspectiva, y esta generación de relojes de hace ya más de diez años nos da la oportunidad para hacerlo. Cómo una marca como Casio es capaz de volver a poner a la venta estos módulos tan valiosos por muchos de nosotros y que, según va transcurriendo el tiempo vamos descubriendo que, en lugar de ser superados, los nuevos lanzamientos adolecen de cosas que los más viejos del lugar valoramos, pero que las nuevas generaciones ya ni prestan atención. Por algo muchos de nosotros continuamos usando un teléfono móvil GSM, y los chicos de hoy (que también éramos nosotros ayer, no olvidemos eso), ya van por el 4G o el 5G. Pero por nuestra parte, que G-Shock en particular, y Casio en general, continúen apostando por estos añejos modelos, y que ojalá nunca falten en su catálogo.



Línea: G-Shock G-Lide
Denominación del modelo: GLX-5600VH-4
Precio oficial (España): 99 €
Fecha de lanzamiento: 2019
Módulo: 3151
Derivados: GLX-5500
Características específicas de la edición: Tonos mate de acabado; diseño retro surf (inspirado en los diseños surferos de los noventa); silueta de tabla de surf (surfboard) en la máscara.




















































| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com




| GLX-5600 | | GLide | | GShock | | Reviews |

9 comentarios:

  1. Pues seré de los raros, pero a mi ese rosa chicle me parece espectacular para usar de tanto en tanto.

    Lo que no entiendo es que no desarrollen un intermedio. Un reloj así, con tecnología MIP y una 2032 sería un puntazo. Aunque quizás tenéis razón, que las nuevas generaciones buscan cosas como el GBX-100/200 y que se van a cansar de ellos antes de que se les gaste la pila o que descubran que la App ha dejado de actualizarse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso lo mismo Guti, y en eso coincido plenamente contigo. De hecho ya ves, de los GBX vendieron todos los que sacaron y la gente se peleaba por ellos que no veas. La verdad es que son muy chulos, no lo discuto, pero como tú dices, su tecnología te abandonará más pronto que la que tienen estos.

      Eliminar
  2. Anónimo24.12.21

    Discrepo con Guti, un mal color para traer al mercado un modelo de Casio que ya no se fabricaba... cómo duele cuando descontinúan modelos porque sabes que lo que ya no sale siempre trae algo especial.

    ResponderEliminar
  3. Yo es que creo que a Casio cada vez le queda menos capacidad de maniobra. La manzana mordida le está comiendo todo el pastel y literalmente les esta pasando por encima.

    ResponderEliminar
  4. Con Casio va a ocurrir como Nokia con Apple. La historia se repite y las grandes multinacionales nunca aprenden.

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo la versión antigua en color azul, lo compré en una famosa relojería de mi ciudad, la misma relojería donde compraba mis Casio en los 80 y 90, el relojero me lo vendió en 50 euros, es un reloj precioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes una joya Jose, la versión antigua es la mejor y la más perseguida.

      Te cambio la tapa trasera :D

      Eliminar
    2. Muchas gracias, en la hebilla de la correa pone Japan y la tapa trasera es diferente, yo quería la versión estándar de color negro pero el relojero me dijo que si lo compraba me lo dejaba en 50 euros, era un precio irresistible.

      Eliminar
  6. Yo también tengo mi g-lide rojo y tuve la suerte de adquirirlo en una web a 60 € y es uno de mis g favoritos.
    Curiosamente, los glx no se han disparado de precio. Yo aún los veo a precios asequibles, entiendo que por no ser radiocontrolados ni solares.

    ResponderEliminar

Zona Casio Semanal

Inscríbete en nuestro Grupo de Noticias para recibir gratuitamente nuestro magazine Zona Casio Semanal, con el cual podrás leer cómodamente todo el contenido de ZonaCasio off-line, y conservarlo como material de consulta o información. En cualquier momento podrás anular tu suscripción, así como configurar cómo quieres recibir los avisos y notificaciones, cómodamente en tu casilla de correo.
Puedes darte de alta a través de éste link. ¡No te lo pierdas!