11/4/21

El reloj del periodista



Yo no me considero un periodista ("journalist"), ni tan siquiera un experto, más bien estaría más cercano al término reportero (de "reporter", el que hace reportes, aquí las diferencias), pero tras tantos años metido en el mundillo (ya casi veinte), uno acaba conociendo y discriminando qué cosas le resultan más útiles, y cuales no.

En el mundo del periodismo es importante algo que dé testimonio de lo que estás presenciando. Estamos de acuerdo en que tu misma crónica es un testimonio, y ciertamente valioso, pero cada vez más esta sociedad descreída y poco "asombrable" requiere un refuerzo a tu propio testimonio. La fotografía es uno de esos principales recursos, algo que, gracias al teléfono móvil, hoy cualquier reportero tiene al alcance de su mano. Y no solo eso, sino que también incorporan grabadora y la posibilidad de realizar vídeos, o de escribir notas (lo de escribir reportajes con un móvil aún está bastante lejos de ser productivo, así que lo dejaremos en un segundo plano..., quizá en un futuro).



Relojes como los G-2800, eran tremendamente funcionales, toda una "navaja suiza" para periodistas. Además de ser solares (CTL1616), su bisel no era de resina, sino de acero, y podían almacenar hasta 8 caracteres alfanuméricos (2 más que la mayoría), junto con 12 dígitos.


Recuerdo que Arturo Pérez-Reverte confesaba en una ocasión que uno de los elementos que más le resultaban de ayuda en sus tiempos como corresponsal de guerra era una navaja suiza. Es llamativo, pero comprensible en aquellos entornos. Pero como este es un blog de relojería, centrémonos en ello.

Entre los relojes que como reportero siempre me han resultado más útiles en mi trabajo, han sido los Data Bank. Cierto que modelos como los Casio A-V1 aka "Easy Rec", que te permitían grabar hasta 20 segundos de audio, eran muy valiosos, pero esos 20 segundos siempre se quedan cortos. Es como si llevaras contigo una cámara de fotos con un carrete para solo dos fotografías: nunca sabes cuál es el momento adecuado para sacar una instantánea, y uno se siente como Gwyneth Paltrow en Sky Captain.


Otro interesante modelo Data Bank era el G-7510, éste además con función de Telememo, y una increíble autonomía - gracias a una pila CR2025 - de 5 años.


Pero con un Data Bank la cosa cambia bastante, puesto que son relojes (lo eran antes, y por fortuna lo siguen siendo porque aunque pocos quedan, todavía existen) en los que puedes introducir gran número de información. Yo solía usar claves, para no tener que anotar la frase completa (muchos relojes Data Bank solo te permiten seis caracteres alfanuméricos), y así recordar la frase completa, cita, o un detalle urgente que debía recordar (por ejemplo, el nombre de un medicamento).

El reloj del periodista

//Aún hoy los Casio Data Bank siguen siendo relojes muy valiosos cuando quieres llevar información contigo, siempre a mano, siempre cerca, y bien protegida.//



En estos tiempos de tanto "cachivache" tener algo así puede parecer innecesario, pero no lo es. Cuando tienes que salir de un sitio a toda prisa, o tienes apenas unos segundos para anotar un ínfimo detalle - y no puedes anotarlo, porque igual es demasiado comprometedor sacar un cuaderno o un teléfono móvil -, el reloj Data Bank es un método excelente.


Los Casio DB-2000, de la afamada serie Hotbiz, eran unas "computadoras" Data-Bank de muñeca increíbles. El sueño de cualquier periodista o reportero.


De entre mis preferidos están los que incorporan la función de "memo", como los DB-150, o los DB-520, o los más modernos VDB-2120, pero dado que - por lo general -, son relojes frágiles que no soportan el agua, y su pila suele ser de poca duración (en alguna ocasión me quedé con pila baja, y no os imagináis la rabia que da que se te desactiven todas las funciones del reloj de repente, ya que algunos de ellos suelen disponer de EOL), uno de los que mejor están es el G-7800, ya que es robusto, de una gran autonomía y, como todo G-Shock, muy resistente.

También tenemos modelos muy valiosos todavía hoy, como el G-2900 (aunque en G-Shock antes teníamos muchísimos más: G-2800, G-7100, G-7510...), o el W-755, que aún se puede encontrar en sus últimas unidades. E incluso HD tiene su propio Data Bank, el HDC-700, sin ir más lejos.

Por todo ello como reloj para periodistas/reporteros/corresponsales y demás, los Data Bank son magníficos y suponen el reloj ideal. De manera que sí, podría decirse que ellos son los relojes de los periodistas.

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com



3 comentarios:

  1. Me encanta esa visión de un reloj como instrumento, algo que cada vez se está perdiendo más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. Porque claro, ahora "el instrumento" que llevamos con nosotros es el smartphone (o que llevan, bueno, yo no lo llevo :) ).

      Eliminar
  2. Como sabéis o habréis podido leer por otros lados, tengo la colección "estructurada" por "temática": Casiotron, G-Shock, PRT, AQ, etc. y sin duda alguna una de las que más me maravilla y de las primeras en completar fue la serie "DATA BANK, que aunque tiene algún "invitado" (como el AB-40u), está formada por el núcleo duro "DB", es decir los DB-510,520,800 y 1500 y uno de los que si que son resistentes al agua: el DB-55.

    Para mi son sin duda alguna los módulos que más aprecio de la marca, son completísimos y muy útiles incluso hoy en día, tienen una legibilidad muy buena y es que además estéticamente son una preciosidad.

    Es una saga que no me importaría que reeditaran (cuántas veces decimos esto al año), pero como hicieron con el DB36/360 si no de verdad con un 500 o un 1500 "de verdad".

    Si no has tenido uno uno sabes qué va el tema, pero es que una vez lo conoces es difícil renunciar a ellos.

    ResponderEliminar

Donaciones

Si te gusta la página, ayúdanos a su mantenimiento.
¡Muchas gracias!