18/4/19

¿Qué es "el mercado gris"? ¿Qué son las importaciones paralelas?


Hace unos días veía en el escaparate de un pequeña tienda el siguiente anuncio, al lado de sus respectivos modelos de reloj: "Casio F-91 por sólo 9 €"; "Casio W-59 por sólo 15 €". Esto no puede ser posible, pensé, los precios oficiales del F-91 son de 17 euros, y el W-59 (por cierto, agotado en casi todas partes en su variante estándar, y ellos sí lo tenían) es de 22 €. Me sorprendieron esos precios, más aún que tuvieran el W-59 original y auténtico. Me estuve fijando (y de hecho entré) y los relojes eran totalmente originales, porque lo primero que pensé fue que serían burdas copias de tantas falsificaciones existentes en el mercado de estos relojes (sobre todo del F-91, mucho cuidadito con eso cuando vayáis a compraros uno). Los relojes eran, insisto, originales, más aún: en lugar de China, venían de Tailandia, la misma fábrica que hace los G-Shock para Casio. Dicho de otro modo: de lo mejorcito de estas variantes. Además, el módulo era el legítimo donde aparece la palabra "CAsio" y demás.

No era posible que ese vendedor (que no tenía aspecto precisamente de "hermanita de la caridad", ya me entendéis, más bien de rufián) perdiera dinero con cada venta adrede, solamente "por amor al arte" ("amor a Casio", en este caso) y porque quisiera popularizar y que la gente siguiera luciendo esos incombustibles relojes. Ni muchísimo menos.

Fue cuando lo vi claro, sobre todo al ver cómo los vendía: el mercado gris, amigos.

¿Y qué es eso de "el mercado gris", diréis algunos, y cómo le hace la puñeta a muchos vendedores y distribuidores "legales" y oficiales? Pues intentaremos explicároslo aquí de una forma fácil y sencilla, aunque realmente no lo sea.




A veces un producto puede salir de su país de origen (del lugar de fabricación, para que nos entendamos) de dos maneras: una, distribuida por el fabricante, con la información y soporte directo del fabricante, y bajo su control. La otra es la que se denomina "importaciones paralelas", que es de lo que se alimenta, básicamente y en esencia, el llamado "mercado gris". Imaginémonos (voy a ser un poco bruto, pero bueno...) que yo soy un almacén o tienda de relojes Casio, y pido varios miles de modelos de reloj para vender por mi red de tiendas o establecimientos. Esos modelos de reloj, en China por ejemplo, tienen un precio de 3 dólares. Resulta que en España me entero que ese reloj vale 13 dólares, obviamente porque Casio (o/y sus distribuidores oficiales) tienen que sumar el soporte en español (manuales, garantías...), el grosso del peso de la distribución, y tasas de aduanas y la propia exportación (el transporte y la logística en general).

Yo, como aparte de vender relojes, tengo en China una cadena de distribución que vende juguetes para los bazares chinos, puedo coger y decir: "la mitad de producto que les he comprado a Casio los llevo junto con el barco que meto los juguetes para los bazares, y me llegan a España por 6 dólares". Cuando ese reloj llega al escaparate, te encuentras que el reloj vale 9 dólares, y no los 17 que ves en una relojería oficial de Casio, y aún así todavía gano "un buen pico".


El mercado gris no es un mercado ilegal, yo pago mis tasas e impuestos, pero no tiene el consentimiento oficial de la marca. Es decir, no es un producto falso ni falsificado, y a veces las marcas hacen un poco (o bastante, en realidad) "la vista gorda" porque permite que sus productos lleguen a mercados que, de otra forma, no lo harían (porque no existe distribución oficial cubierta por la misma marca, por ejemplo).

El gran problema, claro, es el vendedor final: si en mi tienda de chinos vendo un F-91 a 9 €, y la tienda oficial tiene que venderlo a 17 € para tener un margen, daros cuenta de la brutal diferencia que esto supone. ¿A dónde se irá el cliente?

Pero hay varias formas de luchar contra estas prácticas en los mercados "legítimos", por llamarlos de alguna manera. Y Casio, por supuesto, las hace.


Dos son los pilares fundamentales con los cuales una marca puede defenderse ante el mercado gris y, a su vez, defender a sus distribuidores auténticos: una es el packaging, y la otra la garantía. Vayamos con el primero.

El packaging de un producto te asegura que ese reloj te vaya con una documentación en tu idioma, una caja que - en algunos casos - es específica para tu mercado o país, y que en su embalaje cumpla las normativas locales (medioambientales, de protección del producto, etc.). Es decir: el producto llega a tus manos en las mejores condiciones, y es un reloj que ha viajado con mimo y cuidado desde la factoría hasta tu casa.

En el mercado gris nada de eso existe. Por eso, cuando compras un reloj tirado de precio en eBay, muchos vendedores te advierten que te llegará sin el embalaje original. No quiere decir que lo hayan perdido o que Casio se lo sirva "a granel", ni mucho menos. Lo que quiere decir es que ese reloj forma parte del mercado gris, y no ha pasado por manos de la marca para embalártelo decentemente.


¿Esto que supone? Bueno, primero, que no tendrás el manual del reloj (o no lo tendrás en tu idioma, o tendrás una cutre fotocopia). Segundo, que accesorios y componentes de ese reloj puede que no estén disponibles en tu país. Imaginaros que Casio lanza un smartwatch cuya batería no se distribuye en Europa, pues para el mercado Europeo le pondrá una equivalente. O que el adaptador de carga de ese reloj o dispositivo, no está pensado para Europa, y por ello el producto que llegue aquí por los canales oficiales vendrá con un adaptador de corriente apto para el Viejo Continente. Esto es extrapolable a todos los mercados. Cuando compramos en el mercado gris, sobre todo si se trata de un dispositivo con accesorios, corremos el riesgo que esos accesorios no nos lleguen, o no nos sirvan, o nos funcionen mal.

Y la segunda arma con la que las marcas pueden luchar es con la garantía. Si te fijas, al adquirir un reloj en el mercado gris, el vendedor trata por todos los medios a su alcance de que no te lleves garantía, de no sellártela, e incluso a veces intentará que no te lleves ni ticket de compra. ¿Por qué? Sencillo: porque si ese reloj sale mal, se lo tendrá que comer con patatas. Tendría que cambiártelo por otro nuevo (la garantía de dos años de vendedor sigue siendo válida, porque es una garantía que obliga por ley y protege al consumidor, y se hace cargo la tienda) o repararlo y pagarlo de su bolsillo. Así que no se arriesgan.


Además, muchos de esos relojes del mercado gris no tienen garantía en el idioma del mercado en que se venden (simplemente porque Casio no los ha distribuido, claro), por lo que esa garantía no sería válida ante Casio.

A este respecto, Casio tiene tres tipos de garantía. La mayoría de sus modelos tienen una garantía "local", es nacional, en el idioma del país, y que se adjunta con el reloj y se sella por el vendedor. Estas garantías no las ofrecen los relojes vendidos en el mercado gris (a no ser que sean falsas, claro), porque, simplemente, no disponen de la garantía traducida.

Luego tenemos una garantía que Casio llama "turística", que en algunos países los vendedores están obligados a facilitar a los que van a comprar su reloj (por ejemplo, a Japón), y que es como una garantía local, pero con destino extranjero. Esta garantía no es válida en el país donde se compra el reloj, por tanto, sino en el país de origen del comprador.


Y finalmente nos encontramos con "la garantía internacional de G-Shock". Esta garantía es específica de G-Shock, y forma parte de su red de garantía internacional (International Warranty Network). Es una garantía válida en todas partes, para todos los países, y que nos da una idea de la confianza que tienen en G-Shock con sus productos. Es una garantía que en los últimos años es de plástico, "y cara", por lo que muchos vendedores del mercado gris no la poseen ni pueden ofrecerla, principalmente aquellos que distribuyen G-Shock a granel. No obstante es una forma también muy eficaz de luchar contra el fraude de las falsificaciones, del cual ya hemos hablado en muchas otras ocasiones aquí en ZonaCasio.

En resumen, por lo tanto, podríamos decir que:

- Un producto del mercado gris no es un producto ilegal. Tal vez sea "alegal" y poco ético, pero sigue siendo un producto que es original y que ha pagado sus respectivas tasas legales.

- Cuando adquirimos un producto en el mercado gris corremos una serie de riesgos que deberemos asumir y tener en cuenta para valorar si nos compensa o no.

- La mayoría de las veces el mercado gris no ofrece garantías, por lo que si lo adquirimos en una tienda física de nuestro barrio, lo mejor es que pidamos ticket. Por lo que pudiera pasar. Claro que, si ocurre algo, el vendedor tratará de hacerse el sueco y no correr él con los gastos/sustitución del reloj, así que en nuestras manos quedará si queremos ponernos a patalear o no. A fin de cuentas, si el vendedor ha distribuido ese reloj aprovechándose del mercado gris, no es nuestra culpa.

En conclusión: si tu reloj es medianamente caro, lo aprecias y quieres asegurarte de que cumple todas las especificaciones y llega a tus manos en las mejores condiciones y con todos sus accesorios/elementos aptos para tu país, recurre siempre a los distribuidores oficiales.

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

9 comentarios:

  1. Excelente información, hay muchos vendedores que realizan estas prácticas, sólo Casio debe de tener el control de esto

    ResponderEliminar
  2. Hace algunos días compré mi F91W en el mercado gris, y no por gusto o por ahorrar dinero, simplemente porque en mi país de origen venden este tipo de relojes sin ningún tipo de embalaje, garantía y manual y aún así los cobran tanto o más caros que los originales que venden con su caja y todo. Un relojero muy antiguo en mi barrio ofrecía un F91 a 9.85 euros, todo original proveniente de tailandia pero sin ningún tipo de embalaje. Sólo llegué lo compré y me lo puse. El vendedor me dio una tarjeta en la que puso todas las especificaciones de la compra y una garantía de un año, me dio la etiqueta que viene con el reloj donde trae el número del modelo y el código de barras. Me decidí a comprarlo de esta manera porque si en todo lado me aseguran que es original pero en ninguno me dan ni siquiera la mugre caja de Casio pues me fui por lo barato. Otros dirán;por qué no lo compraste por internet? Pues por la misma razón que lo compre al mercado gris, por desconfianza de otros vendedores que escudándose en la internet y su anonimato engañan y timan a las personas. Donde me salga malo en un envió por internet luego tendré que pagar el envió de vuelta y esperar a que el vendedor sea realmente honesto y me cambie el producto o lo arregle. En conclusión no me arrepiento de haberlo comprado así porque la representación de Casio en mi país es una basura y los que te dicen que tienen todo original no te dan ni una bolsa, así que si todos me ofrecen lo mismo pues iré con el que sea más barato y a mi juicio de aficionado tenga un producto original.

    ResponderEliminar
  3. Es complicado, a veces, el mercado gris ofrece modelos o series imposibles de encontrar en el mercado nacional, a veces la diferencia de precio es demasiada, casi del -50%. Cuando he comprado algo, el último un F-108WHC-4AJF en Japón, venían con su garantía internacional sellada.

    ResponderEliminar
  4. Hay que tomar en cuenta el ridículo hecho de que un distribuidor oficial de Casio tiene que duplicar el precio que un vendedor no oficial, pero establecido, puede dar, para tener ganancia

    ResponderEliminar
  5. Jose Carlos18.4.19

    No creo que siempre que el reloj valga menos venga del mercado gris. Aquí en Granada, en la relojería donde compro los relojes Casio vale un F-91, por ejemplo, seis euros, un AE-1200, veintidós euros y te los llevas en su embalaje original, con tu garantía sellada y tu tícket de compra. A mi madre le compré un MQ-24 por siete euros y si quieres alguno que no tengan, lo pides y te lo traen y también con un 30% de descuento y viene de España. Yo creo que algunos relojeros los venden baratos porque prefieren ganar menos pero vender mas. De hecho en el mundo de la relojería de gama mas alta es una regla no escrita el hacer un descuento al cliente. Yo he comprado relojes Hamilton, Oris, etc y en el que menos descuento me han hecho en la relojería han hecho un 20%, que en un reloj caro es una pasta, y no son del mercado gris. Yo creo que el problema está en internet, que es donde están todos los listos y te la pueden colar mas fácilmente.

    ResponderEliminar
  6. Esta semana me ha llegado mi f84 (que me ha sorprendido muy gratamente) y me costó con portes 10 euros. El precio marcado en la Caja es de 27,5 euros al cambio. Venía con toda la documentación y garantía, si bien solo para Japón. La mayor diferencia en mis relojes fue uno que, vendido por Amazon directamente, me costó 4 veces menos que su PVP.

    ResponderEliminar
  7. Pienso que el mercado gris y Casio siempre estarán ligados ya que Casio es una marca que mima cada producto que fabrica y eso a la gente le gusta, tiene autenticidad y eficacia, sus productos son sólidos y duraderos además de tener un diseño muy característico. Por tanto, siempre va a haber gente que acabe consumiendo de su mercado gris (aunque no siempre obviamente), ya sea por desconocimiento, por alta demanda o por querer el producto con cierto descuento.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto Víctor, coincido plenamente con lo que dices, sobre todo en lo que respecta a algunas líneas de producto.

      Eliminar
  8. Hola a todos, en Canarias, donde yo vivo, ha estado pasando algo parecido desde hace muchos años. Es cierto que nosotros, junto con Ceuta y Melilla, tenemos una fiscalidad diferente al resto del país, pero aquí se han vendido infinidad de productos japoneses con exportación directa desde oriente. En el caso de Casio, aquí siempre se han comprado en lo que llamamos "tiendas de indios", bazares gestionados por ciudadanos de la India emigrados. Muchas veces junto con el reloj te entregaban la famosa bolsita azul de aspecto aterciopelado con el reloj, aunque es verdad que cada vez se ven más las cajas, incluso en los Collection. Todavía hoy se pueden conseguir rejojes a precios muy competitivos en estos establecimientos; por ejemplo, mi DW5600E estaba a la venta a 79,95€ y regateando un poco lo conseguí a 75€. Evidentemente para el cliente es un chollo.

    ResponderEliminar

Zona Casio Semanal

Inscríbete en nuestro Grupo de Noticias para recibir gratuitamente nuestro magazine Zona Casio Semanal, con el cual podrás leer cómodamente todo el contenido de ZonaCasio off-line, y conservarlo como material de consulta o información. En cualquier momento podrás anular tu suscripción, así como configurar cómo quieres recibir los avisos y notificaciones, cómodamente en tu casilla de correo.
Puedes darte de alta a través de éste link. ¡No te lo pierdas!