27/3/19

Since 1983: Simplicidad por principios


No me gustan las cosas complicadas. Creo que ya es demasiado complicada la vida, los retos que nos ponemos (o que nos imponen), como para complicárnosla más nosotros mismos. Por eso, me siento más cómodo manejando una 2nd Edition que una ClassWiz, aunque la ClassWiz sea enormemente potente, eficaz y poderosa.

Con los relojes me ocurre otro tanto de lo mismo. A medida que pasan los años, más valoro un módulo sencillo, que no te meta "en berenjenales" con sus horarios mundiales, su necesidad de calibración, de recarga constante, o que tengas que preocuparte si se sincronizó o no. Valoro, busco y uso, los modelos más sencillos.




Antes no pensaba así. Antes si un reloj tenía seis pantallas, mucho mejor que cuatro. Supongo que cuando uno es joven le agrada tener lo máximo posible, y en cuanto a funciones también. No se admira la pausa, la tranquilidad y la relajación que ofrece un sencillo reloj sin añadidos raros. Quizá por eso los smartwatches triunfen tanto entre la juventud, claro (excepto los Apple Watch, que los visten tipos de mediana edad y bastante "canosos", aunque luego se descubra que no lo utilizan para nada y que ni siquiera saben encenderlo..., solo lo quieren para aparentar), y Casio tenga para ellos, precisamente, relojes con módulos muy complicados (siempre los has tenido, ahí estaban los VCL-100/VCL-110 Vivcell, o ahí están los GBD-800, CPA-100...).

No me veo con sesenta años intentando dar con la pantalla de configuración del desfase de un CPA-100, sinceramente, o tratando de ponerle a un GWX-5700 el intervalo lunitidal. No porque no supiera o quisiera hacerlo, sino porque dudo que tuviera las ganas entonces, cuando ni siquiera las tengo ahora.


Por eso la mayoría de ancianos que vemos, cuando usan un digital, suele ser un Casio F-91, o un Collection básico. Es cierto que usan teléfonos móviles, pero no creáis que sea para utilizar funciones de "root" y ponerse a modificar permisos con ellos, sino tan solo para entrar y salir de una aplicación.

Por eso, cuando me encuentro con los módulos de las Series 5x básicas, no puedo menos que aplaudir su sencillez. Su simplicidad innata, aún siendo completos, porque te ofrecen lo necesario e imprescindible pero, por supuesto, te ofrecen más que un analógico.


Con las 5 Series podemos hacer como con las calculadoras: los módulos de los DW, serían las Second Edition. Los módulos de los GMW, GW, GWX y GLS, serían los de las ClassWiz. Si te interesa tenerlo todo, puedes elegir uno de estos últimos, pero si buscas no complicarte la vida, un reloj para poner en hora y "olvidarte", los primeros son ideales.

Tratándose de G-Shock, podríamos decir que son, también, incombustibles. Puedes pensar que en cualquier momento puedes necesitar exprimirlos al máximo, pero sin temor porque sabes también que son relojes que no te van a abandonar.


Cuando es todo hoy tan complicado a nuestro alrededor - nuestras abuelas que no sabían programar un vídeo, palidecerían -, que haya un dispositivo que, aún con su robusta electrónica y lo mucho que ofrece, te dé la información al primer vistazo sin titubeos ni tener que mover, pulsar o cambiar nada, se agradece. Sin tener que preocuparse en echar una ojeada a ver cuanta carga le queda o no, se agradece. Sin tener que preocuparte de si llueve, de si lo has mojado, de dónde lo has puesto o de que se haya dañado al golpear con algo, se agradece.

Esa sensación quizá no se tenga en cuenta, dado lo frágiles que son los dispositivos electrónicos que se venden ahora, en los cuales el fabricante está deseando - y esperando - que se te caiga al suelo, para que se te rompa y tengas que ir a comprar otro. Pero hubo un tiempo en donde golpear un reloj o que se nos cayera al suelo, dejó de ser preocupante. Un tiempo que partió desde 1983, y que llega hasta nuestros días. Sencillez y tranquilidad, y esto, frente a los endebles productos de hoy día, solo te lo da G-Shock.

Desde 1983, y con todo el futuro por delante.


| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com | Gracias a RelojesdeModa

5 comentarios:

  1. Gran artículo. Esta serie de "Since 1983" transmite muy bien los valores clásicos de G-Shock.

    En mi caso, tras hundir los botones de mi primer Casio F-87W, ya sabéis la época en la que jugabas a detener las centésimas del crono a cero y cosas así decidí que cuanto menos tocara los botones mejor. Eso incluyó dejar de jugar, por lo que al final, usaba el crono una vez cada varios meses, y me acostumbré a no usar la luz.

    Simplicidad como bien decís. Eso no quita que me sigan gustando las pantallas completas. Como la del GW-9200 que muestra incluso el año, claro que sin menoscabo a unos dígitos de generosas dimensiones. En ese sentido creo que el MTG-M900 es el que más se acerca a lo que me gusta. Curiosamente un G-Shock que todos parecen tener olvidado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Guti.

      ¿Te cargaste un F-87 por tanto darle al botón? Jajajaja! Pues sí que jugabas... Casio intentó solventar ese extremo, a partir de últimos de los noventa comenzó a ponerles a algunos modelos pequeños muelles en los pulsadores, de manera que el retorno ya no lo hacía la placa del módulo.

      El mayor problema con ellos, es que necesitan un mayor mantenimiento, sino con el tiempo el muelle deja de ser efectivo, y desarmarlos era un kilombo bien gordo, primero había que retirar el módulo, y el tope del vástago, y luego proceder a hacerle el servicio al muelle. Con el consiguiente riesgo de perdida de éste, porque eran microscópicos.

      Eliminar
    2. El GW-9200 lo descubrí hace poco (menos de un mes) y al día de hoy me parece el mejor Casio con todo lo que necesito: día de tres letras en matriz de puntos, año en la pantalla principal, hora con hasta segundos en todas las pantallas!!! Y temperatura. Me gustaría que tuviera el gráfico lunar y el cronómetro con -5 seg de encendido automático; y podría tener lanzamiento de cuenta regresiva (como el GD-350) o del cronómetro desde la pantalla principal... Hasta el tamaño es ideal, me gusta mas que los GW-9300 y 9400.

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo con el artículo,muchas veces menos es más ,que grande relojes tiene Casio,en los que te olvidas casi de su mantenimiento y que encierra unos grandes modulos a pesar de parecer simples.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Buena reflexión, yo con mi GX-56BB voy sobrado para las tareas diarias.¡Y muy bien protegido!

    ResponderEliminar

Donaciones

Si te gusta la página, ayúdanos a su mantenimiento.
¡Muchas gracias!