11/2/16

Casio PB-700, la calculadora que se convertía en ordenador


Hoy parece que a todo el mundo le llama la atención proyectos como el Project Ara de Google, en donde intentan hacer un smartphone con componentes "sueltos" o módulos que se puedan acoplar unos a otros. La idea no es nueva y, de hecho, hubo un tiempo en que una idea similar se hizo una realidad palpable y real: con Casio. En concreto, con el Casio PB-700 que data de la época más floreciente del fabricante japonés (cómo no), de los años ochenta. Exactamente de 1984.

La idea era sencilla a priori: convertir una calculadora, en lo más parecido a un ordenador. Pero estas eran palabras mayores en un tiempo en donde los ordenadores estaban aún muy lejos de ser algo asequible y genérico para todo el mundo, así que la PB-700 acercaba lo más parecido a un ordenador al usuario medio.

- Puedes leer este contenido también en ZonaCasio Educa »

- Puedes leer este contenido también en ZonaCasio Retro »




¿En qué consistía? Básicamente era una calculadora muy potente -muy potente para la época, de hecho Casio la denominaba "Personal Computer"- con teclado completo QWERTY incluido, a la que podías incorporarle varios módulos opcionalmente:
- el FA-10 la dotaba de una impresora tipo plotter gráfica de 4 colores.
- el FA-4 era una interface de impresora.
- el CM-1 era un microcasette como podían serlo muchos de los ordenadores de la época, con lenguaje BASIC.
- y el OR-4 era un módulo de expansión de memoria RAM.

Ahora puede parecer poco, pero si lo miramos desde el prisma de aquellos años eso era toda una constelación de periféricos, interfaces y posibilidades. Pero no te pierdas lo más interesante: nada de baterías, la calculadora ella solita "tiraba de todo" con sus humildes cuatro pilas tamaño AA, aunque como simple calculadora podía funcionar -para usarla como tal- con una CR1220.


La memoria ROM era de unos "generosísimos" 25 Kb, y la RAM de sólo 4 Kb, lo que nos da una idea de hasta qué punto estaba aprovechado su hardware. Con el kit de expansión podías llevar la RAM hasta los 16 Kb. En 1984 y para una calculadora era ya lo más de lo más.

Pero si esto no te sorprende lo bastante, quizá lo haga su hermana, la FX-750P, que incluía también expansión de impresora que permitía llevar en un rollo de papel (estilo a los tickets de los supermercados) textos que escribieras con la calculadora. Para la expansión contaba también con una tarjeta RAM opcional, que permitía exprimir aún más sus posibilidades y almacenar textos largos. Y es que Casio si algo tenía y lucía por los cuatro costados en aquellos años era imaginación, y estas dos calculadoras son una buena muestra de ello.






| Redacción: Zona Casio

20 comentarios:

  1. que bonita, ojala siguieran haciendo cosas asi

    ResponderEliminar
  2. Este era uno de los grandes avances de la época.

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo haberla visto en algún expositor de tiendas de electrónica en la época, coexistiendo con Sinclair Spectrum y ZX-80/81.

    Lo que no sabía es lo del intérprete de Basic con el CM-1. Viendo una de las fotos, el GOTO, lo sugiere, pero no lo recuerdo la verdad

    Volvemos a lo de siempre, en los 80, Casio estaba a 5-10 años de la competencia. Ahora, está 1-2 por detrás.

    ResponderEliminar
  4. Con la Casio FX 750P pude obtener mi titulo de Ingeniero Químico.... Excelente calculadora (o computadora) programable en Basic.

    Para mi con mucho superaba a la HP-41CV, en funcionalidad y en precio

    Gracias Sr. Casio por haberla hecho

    ResponderEliminar
  5. La compré en 1984 (el padre de un amigo era mecánico de una línea aérea y me la compró en Estados Unidos a 120 dólares).
    Recién hace un par de semanas conseguí el periférico FA-10 por eBay de Croacia.
    Lo enchufé ... y la batería portátil recargable sigue cargando !!!.

    ResponderEliminar
  6. Yo todavía uso la mía, más por nostalgia que por otra cosa; funciona a la perfección ; muy buenos equipos!

    ResponderEliminar
  7. Yo sigo coleccionando estos equipos PB1000, PB700 y PB770.
    Tengo muchas anécdotas de esta robusta empresa CASIO hoy en pleno siglo XXI...te estoy muy agradecido señor Casio... (Como mfuentes... yo soy Químico e Industrial y tienes mucha razón nos ayudo a lograr nuestras profesiones).
    Miguel Ángel, suerte cuida tu FA-10, es un privilegio.

    ResponderEliminar
  8. han pasado mas de 30 años y sigo utilizando estas hermosas herramientas programables de lo años 80. Son parte de mi vida. Evidentemente que la serie FX 880P es muy superior, pero todas son un éxito.

    ResponderEliminar
  9. Linda piesa Gracias Casio yo tube una y hoy la notalgia me hiso venir aki

    ResponderEliminar
  10. Tengo para la venta una PB700 y accesorios

    ResponderEliminar
  11. Una diferencia principal entre una CALCULADORA y un ORDENADOR es la libertad que da este último: en la calculadora programable nunca podemos escapar de su entorno, estamos limitados no a lo que ofrece el hard sino al soft, no pudiendo hacer cualquier cosa que sí permite el hard que hay debajo.

    En un ordenador sucede justo lo contrario que en una calculadora personal: aún cuando puede integrar un soft de origen (por ejm el típico intérprete BASIC de los 80, tan habituales en lo ordenadores domésticos), podemos escapar del mismo, pasar del mismo, y hacer cualquier cosa que permite el hard.

    En esta Casio, como en la mayoría de las Casio programables de la época no hay posibilidad ninguna de escapar del BASIC que incorporan. Por ejm no hay un comandos POKE/PEEK (para escribir/leer directamene en cualquier posición de memoria) ni comando SYS/CALL o similar para saltar a un programa en código máquina.



    Hay otras Casio que sí son ordenadores personales de verdad, que sí permiten escapar del BASIC. Como ejm la PB-1000 (que yo mismo tuve), que de hecho hasta incorpora el ensamblador en la misma ROM.

    Ojo, que hay algunas Casio, concretamente modelos de la serie fx-770P que tenían un ensamblador "simulado": además del BASIC incorporaban un ensamblador pero que corría sobre una limitadísima máquina imaginaria para fines educativas. Me maravillaba en los 80 ver esas Casio de la serie fx-770P, pero no sabía entonces que el ensamblador no era uno real de la máquina que diera acceso a todo, sino uno simulado y muy limitado en todos los aspectos.

    En contraposición con las típicas Casio programables en BASIC, algunas Sharp, aún siendo más sencillas en otros aspectos, sí tenían los comandos POKE/PEEK/CALL lo que permitía acceder totalmente al hard y escapar del BASIC. Como ejm las Sharp de la serie PC-1250, o las Sharp de la serie PC-1500 (éstas eran muy conocidas y la pantalla era una matriz contínua de puntos, frente a otros modelos donde la pantalla no era contínua sino que estaba separada en matrices de caracteres).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario David, es muy didáctico.

      En efecto, como mencionas un ordenador como tal te permite un nivel de profundidad en las aplicaciones y el software para acceder al hardware (si necesario fuera) que no tienen ni calculadoras, ni smartphones, ni tablets.

      Conviene, no obstante, no olvidar algo fundamental: Casio nunca intentó (creo que ni ahora, siquiera) rivalizar con los "pesos pesados" de Sharp, ni de TI, ni de cualquier otras que incluso ellos mismos eran capaces de fabricar sus propios chips. La intención de todas las calculadoras de Casio, lo vemos hoy y lo vimos ayer, siempre fue ofrecer una relativa complejidad a precios competitivos, adentrándose -a veces- en el terreno profesional, pero sin llegar a querer jugar con desarrollos o productos mucho más complejos. En esencia Casio nunca fue -ni es- fabricante de chips de avanzada tecnología, pero siempre supo sacar el máximo partido de lo poco que tuvieran y a unos precios imbatibles y con muchísima calidad. De ahí su fama, su popularidad, y su éxito.

      Querer ver en Casio productos muy complejos, sobre todo en su línea de calculadoras, es un poco un sinsentido, porque todos sabemos que hasta HP tenía mejores productos que ellos. Ahora bien, ¿a qué precios? Y más aún: ¿dónde se podían encontrar? Casio acercaba eso, con sus limitaciones, pero lo acercaba a todo el mundo, y luego quien quería algo más y tuviera el suficiente poder económico como para desmbolsar el dinero que los fabricantes más avanzados pedían para sus productos -obviamente también- más avanzados y complejos, entonces podía dar el siguiente paso y valorar si merecía la pena adquirirlos o no.

      Como en relojería, Casio triunfaba en los productos competitivos y de calidad. Lo de complejidad..., bueno, ese era otro cantar :)

      Eliminar
    2. Muchas gracias por tu respuesta.

      Ciertamente las Casio no eran lo más avanzado pero sí lo más exitoso (al menos en nuestros entornos), fueron las calculadoras normales, científicas y programables que casi todos nosostros tuvimos.

      Mi primerca calculadora científica y mi primer aparato programable (aunque tremendamente limitado: sólo 38 pasos, 7 memorias numéricas y 3 instrucciones de salto, dos de ellas condicionales, que sólo podían saltar a la primera instrucción del programa, lo cual limitaba mucho las posibilidades ya de por sí cortas) fue una Casio: una fx-180P que aún conservo (guardada como recurdo).

      Igualmente Casio tiene más calculadoras que nadie: infinidad de modelos, es impresionante ver tanta variedad no igualada por ninguna otra marca: es imposible contar la infinidad de modelos (en http://casio.ledudu.com/ tienen unos listaos sobre infindad de modelos de Casio donde uno puede perderse y entrar en un bosque casi sin fin :) ).

      Hasta hubo momentos en los que Casio lideró la tecnología: la primera calculadora gráfica del mundo fue la Casio fx-7000G. Por cierto, la tuve y la disfruté mucho.

      Esa máquina, la fx-7000G, debió de costarme entre 15.000 y 20.000 pesetas de la época (poca gente en España se gastaba eso en una calculadora). Salió en 1985. Tres años después HP sacaba una HP-28C (su fallo es que sólo tenía 2KB de memoria RAM), su primera máquina RPL para el usuario, y al año siguiente la HP-28S (ya con 32KB de RAM). La HP me costó como 40.000 ptas y pico, o sea algo más del doble que la Casio, un dineral que poca gente pagaba, pero la diferencia era brutal con la Casio tanto a nivel de calidad (teclas duras con una calidad impresioanante frente a las teclas de goma que se "borraban" por desgaste después de un tiempo en la Casio fx-7000G (en contraposición la Casio fx-180P tenía teclas de plástico furo que siguen hoy como el primer día), construcción y plásticos de gran calidad, unos manuales que aún hoy no han sido igualados por ninguna calculadora que conozca: ni HP a vuelto a hacer manuales tan buenos) como por el software que incluía: además de que la HP era la primera calculadora de la historia en incluir un CAS (sistema algebraico computacional) en la Casio sólo podías tener 10 programas (P0 a P9), encima sin nombre (lo llamabas por un núermo: de P0 a P9), mientras que en la HP podías tener los programas que quisieras y a cada programa le dabas un nombre que podías utiizar en cualquier sitio como si fuese un comando más: ampliabas los comandos de la máquina. Permitía cosas tan fundamentales como las variables locales, el paso de argumentos a los programas, etc, cosas que para la Casio eran ciencia-ficción. También incluía un comando SYSEVAL (no documentado más allá del peligro que suponía), que permitía escapar del soft integrado y ejecutar código máquina o llamar a rutinas internas: era una máquina vendida como una calculadora científica avanzada pero que era en realidad un ordenador personal de bolsillo.

      [comentario cortado]

      Eliminar
    3. [continuación]

      Aún modelos muy posteriores de Casio no llegaban ni de lejos a esa programabilidad/flexibilidad de estas HP con sistema RPL. Pero ciertamente Casio conquistó el mercado de masas en muchos países, y era la máquina estándar, mientras que las HP en la mayor parte del mundo eran inalcanzables para el común de la población.

      Volviendo a Casio: en programabilidad se quedaban siempre cortas, es más en su historia los primeros modelos "modernos" era realmente buenos: por ejm las fx-501P/502P/601P/602P, la primera de 1979, era muy interesante. Pero lo curioso es que después fue a peor: aparecieron sus modelos de "programación a ciegas" (introducías un programa que no podías editar y donde no tenías información/confirmación de los comandos introducidos); Un ejm de esto es mi fx-180P. No obstante entiendo que eran modelos de relativo bajo coste y tenían que recortar para llegar al público masivo: supongo que ése era su objetivo.

      En contraposición HP no reducía sus exigencias: sus modelos programables no sólo daban un feedback del comando introducido (por ejm en algunos modelos antiguos se indica la tecla-función pulsada por sus coordenadas en el teclado) sino que permitían hasta revisar y editar los programas. Claro que eran máquinas tremendamente caras, imposibles de adquirir por el común de los habitantes al menos en España.

      Ciertamente Casio estaba en una liga de calculadoras en la que HP no podía entrar, y viceversa.

      Sin embargo cuando entramos en los típicos modelos ya programables en BASIC, podemos ver cómo modelos de Sharp a veces más sencillos, con menos funciones que los modelos de Casio, sí incluían los comandos POKE/PEEK/CALL para acceder completamente a la máquina. Infinidad de modelos de Sharp, con menos funciones que muchas Casio programables en BASIC, tienen esos comandos, mientras que las Casio, aún con más funciones (tanto a nivel de comandos como incluso a nivel de hard: por ejm dos unidades de memoria extraíbles en la Casio fx-750P que tanto me impresinonaban) carecían de esa posibilidad.

      Incluir esos 3 comandos BASIC permiten escapar de él, y convierten a la máquina en un ordenador personal, dando acceso a todo el hard donde ya el límite es sólo ese hard, no el soft que incorpora de serie.

      En relojería hay un caso muy curioso: el de los relojes calculadora. Lógicamente Casio debió de ser la más exitosa en ese campo, tuvo montones de modelos de relojes calculadora y muchos tuvimos uno (fue un éxito comercial total), pero lo cierto es que cuando uno conce el ÚNICO reloj calculadora de HP, el HP-01, se maravilla: era DEMASIADO avanzado para la época para triunfar. En los relojes calculadora de Casio están totalmente separados lo que es el reloj de lo que es la calculaodra, son dos aparatodos que no se conectan, tan solo comparten la pantalla. En el HP-01 pasa todo lo contrario: la calculadora y el reloj se integran completamente: por ejm uno puedo coger la hora sumarle x minutos (o cualquier operación que permita la calculadora, que incluye operaciones HMS y de fecha) y hacer que la alarma suene a esa hora: o sea, OPERA con el tiempo/fecha gracias a la calculadora.

      Lo curioso es que HP dejó de hacer ese reloj, y no hizo ninguno más, porque no tuvo éxito (demasiado avanzado para la época, tal vez demasiado caro, etc), todo lo contrario que Casio que sí tuvo éxito con sus relojes calculadora, que eran inferiores pero exitosos (entre otras cosas por el precio y porque en ese momento la tecnología y competencia de Casio permitía ofrecerlos a precios accesibles).

      Eliminar
    4. [continuación 2]

      En cuanto a la programabilidad, el ser o no un ORDENDOR PERSONAL, no es cuestión de potencia, sino de que la máquina dé acceso al hard más allá de lo que permite una calculadora cerrada. Por ejm un ZX Spectrum era, es y seguirá siendo SIEMPRE un ORDENADOR PERSONAL, por mucho que ahora sus 48K y su Z80 a 3,5MHz nos parezcan muy limitados y haya calcudoras (o aparatos que se venden como calculadoras, aunque en algunos casos sean ordenadores personales de bolsillo con un soft de calaculadora más o menos avanzada) mucho más potentes.

      Un smartphone (uno de verdad, incluso uno con Symbian, no un featurephone con JavaME) o una tableta son ordenadores personales: permite correr programas con acceso a toda la potencia de la máquina, aún cuando no incluyan de serie aplicaciones para programar en ellos mismos (que se pueden añadir después). Incluso un ordenador PC hoy se pude comparar sin ningún soft (incluso sin SO), no trae ni un intérprete de BASIC, y no por ello es no programable o no es un ordenador, porque después uno puede cargar el SO de su elección y poner las herramientas de programación que desee.

      Recordemos como curiosidad que Casio en casi todos sus modelos de calculadora programable en BASIC (de las cuales la mayoría no podían escapar de ese BASIC) ponía "PERSONAL COMPUTER" :) Tengo una fx-790P a mi lado donde lo pone en dos partes de la carcasa.

      Por contra en las HP-28/48 tan solo pone "Advanced Scientific Calculator" (en el caso de la 28S) o "Scientific Expandable" (en el caso de 48SX), mientras que estas dos máquinas sí son ordenadores personales de bolsillo: permiten escapar del entorno de calculadora y hacer cualquier cosa (de hecho hasta soportan de serie un objeto llamado "Code" que puede contener programas en código máquina).

      Para terminar he de decir que FINALMENTE CASIO es la que puede vencer: HP hace muhco que no es ni la sombra de lo que fue: hace muhco que no hace sus calculadoras, sino que las subcontrata a fabricantes/marcas chinas, y la mayor parte de sus modelos son realmente malos/pobres. Tan solo tiene la HP-12C (una financiera que es la calculadora más longeva de la historia: se lanzó en 1981 y aún se vende aunque han tenido que rediseñar el hard interior por no existir posibilidad de hacerla ya con el original), y de máquinas avanzadas solo tienen la HP Prime, que compite con las TI Nspire, pero que ni de lejos tiene la calidad ni la profesionalidad que tenían las HP-48 originales. En el pasado esas HP eran máquinas también para profesionales, hoy todas estas máquinas son sólo para la enseñanza.

      A Casio, al contrario que a HP, la veo cada vez más exitosa: sigue haciendo sus propios productos (algo que hace mucho que HP no hace), los mejora, e igual algún día tienen una máquina con un soft que las convierta en las mejores. Tal vez hacer ese soft sea la parte más costosa de una calculadora de ese tipo.

      Desde hace mucho veo que Casio va a más, HP a menos :)
      Preciamente eso me hace valorar más a Casio, y más a las HP antiguas de la serie 48 porque no ha vuelo a haber nada con esa calidad (en la HP-49 y 50 se mejoró el soft pero el hard fue penoso a nivel de calidad).

      Tal vez HP sea ya el viejo que llegó a un nivel tremendo pero que hace mucho que empezí a decaer y que ya nunca volverá al nivel que alcanzó y desaparecerá. Por contra Casio puede que aún sea joven (indendientemente de su edad), va mejorando y aún podemos esperar muchas cosas de ella en el futuro hasta que llegue a su máximo potencial.

      Eliminar
  12. Mucha cosa fue la Casio PB-700, aun la conservo (funcionando)me recuerda los años de Universitario, gracias señores de Casio

    ResponderEliminar
  13. Muchos son los recuerdos con la PB 700 y la PB 770 en mis épocas de universidad .
    Despuea de nuchos años compre de ocasión los 2 modelos y sus impresoras con gtabadoras con cassette. Por un valor sentimental y aún funciona todo.

    ResponderEliminar
  14. Una gran maquina pb700 y fa10. Gran regalo en el año 1984. Funcionando perfectamente en el.año.2021

    ResponderEliminar
  15. Que precio puede tener una a la fecha

    ResponderEliminar

Donaciones

Si te gusta la página, ayúdanos a su mantenimiento.
¡Muchas gracias!