8/6/19

El Frogman más chulo de la historia (con permiso de todos los demás)


Así es, chulo, bonito, y además muy completo era el Frogman DW-9900, que Casio lanzó en el año 1999. De él se realizarían cinco versiones -además de alguna que otra edición especial- todas en positivo y con LCD a dos colores (la parte superior azulada/verdosa). La DW-9900-1A llegaría en el mencionado año de 1999, justo para comenzar el milenio, a un precio de unos 200 €. Su caja, roscada, estaba íntegramente realizada en titanio, de ahí que Casio pudiera anunciar un peso de tan solo 68 gramos.

En especificaciones, como buen Frogman, su módulo - el 2016 - tenía de todo, incluyendo una resistencia a las bajas temperaturas (hasta -20ºC), Data Bank ID (banco de datos personales, con tipo de sangre, etc.), temporizador y cronógrafo de 24 horas (el primero con repetición automática), alerta de pila baja, y por supuesto registro de inmersión. Poseía también 3 alarmas, y señal horaria. Con unas medidas de 51,6 x 46,8 x 15,9 mm., era un Frogman relativamente compacto, baste recordar que el GWF-D1000 (que podría considerarse el sustituto natural a este) mide la friolera de 59,20 x 53,30 x 18 mm., y pesa también la friolera de 141 gr.




Quizá su punto más flojo era su calendario, programado únicamente hasta el año 2039, muy lejano en aquel 1999, pero demasiado cercano hoy.

Como decíamos, el DW-9900-1A aparecería en 1999, acompañado del DW-9900-8, con detalles en blanco, y del DW-9900-1B, con detalles en amarillo. En el año 2000 llegarían otras dos variantes, una muy espectacular, con detalles en azul, la DW-9900-1D, y otra con las leyendas sobre el bisel metálico pintadas de rojo, el DW-9900-1C.

Hoy en día aún son modelos relativamente fáciles de encontrar, pero el mayor problema de estos relojes es que, si bien uno puede adquirir el reloj, sus correas es otro cantar, porque además tienen unos precios muy elevados. Al menos, y en el caso de los GWF-D1000 actuales, Casio los vende con una correa reforzada en fibra de carbono. Un gran paso.

- DW-9900-1A:




- DW-9900-8:




- DW-9900-1B:




- DW-9900-1C:


- DW-9900-1D:


| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

9 comentarios:

  1. Sobre gustos nada está escrito, a mi el que más me gusta es el GWF-1000, o sea la generación anterior. Puede que este DW-9900 fuera un adelantado a su época, lo del titanio me encanta. Lo que verdaderamente sorprende es la escalada de precios.

    Este 200€, el sucesor 600€, el actual a partir de 999€. Si los cálculos no me fallan, en 3 generaciones más, estamos ya en la linea del Rolex Submariner.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 200 € en Japón, supongo que aquí llegaría más caro, pero sí, la subida de precios se nota.

      No obstante decir que el GWF-D1000 (que es también precioso, por cierto :D ) tiene cristal de zafiro, y varios sensores. Y es Tough-Solar. O sea, son cosas que encarecen el precio, y también hay que tenerlo en cuenta.

      Eliminar
  2. Pedro8.6.19

    Muy bonito artículo ZC.
    Yo estoy de acuerdo contigo.
    Tengo uno de estos Dw-9900 y reafirmo lo comentado por tu buen artículo.
    Los Frogman actuales a mi gusto se van en demasía de tamaño.Este es comodísimo y ni te das cuenta que lo llevas,además de su extrema ligereza debido a esa delicia de caja de titanio.
    Además de estas versiones,también mencionar la versión europea Dw-9950 Seaman y las versiones W.C.C.S,los coral reef.Guapísimas también.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, así es, una unas cuantas ediciones especiales. La Seaman era preciosa, con ese azul claro tan alucinante. Por cierto que Seaman hubo también en los 6900 (DW-6900BS), G-2000 (G-2000BS), y G-100 (G-100BS).

      Eres un afortunado por poseer uno de estos, una caja como una roca, un módulo espectacular y además muy fácil de leer (y muy vistoso, con su doble color), y como bien dices muy cómodo de llevar, es un Frogman con lo mejor de G-Shock y lo mejor de los "Frog". Y de hecho si has visto precios por ahí, ya te habrás dado cuenta que están por las nubes ahora mismo.

      Eso sí, hay que cuidar el bisel y la correa, porque son sus únicos puntos flojos.

      Eliminar
    2. Pedro9.6.19

      Gracias ZC.
      Cierto que son modelos muy muy bonitos,que además del dial bicolor,precisamente tengo el de dial azulado,y según incida la luz se ven unos reflejos preciosos.
      Además de todo lo bien comentado por tu bonito artículo sobre módulo y soberbia construcción.
      Cierto que hay que tener cuidado con biseles y correas,muy especialmente con las versiones W.C.C.S.
      Así y todo es un reloj magnífico,en.mi opinión.
      Sino voy equivocado,creo recordar,como curiosidad,que la versión Seaman también fué un reloj aprobado por la NASA para vuelos espaciales.
      Saludos!!

      Eliminar
  3. Hola!! Esta claro que sobre gustos no hay nada escrito.Para mi también es el frogman mas bonito.Un reloj muy, muy chulo.GRACIAS POR EL REPORTAJE!!!

    ResponderEliminar
  4. Uno de los más bonitos sin duda y como defecto que no sea solar...he tenido ganas de uno hace tiempo.Ahora bien el último no solo es el más completo sino también el más bonito para mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el último es una pasada. Lástima que la caja ya no sea de titanio, es el único "pero" que le encuentro.

      Eliminar
  5. Odiaba los Frogman, los veía sobrevalorados respecto de por ejemplo un GS-300, con una caja de titanio muy similar, al margen de ISO.
    Tuve un DW-9900-1B y me enamoré, hasta no me molestaba como queda en mi muñequita de 16,5cm, me resultaba súpero cómodo, hasta que un día me lo saqué, y cada vez que intentaba volver a usarlo no me gustaba nada, me desencantó, y pensando que lo podía vender bien, lo vendí... Aun conservo un Baby-G Frogman y el mencionado GS-300.

    ResponderEliminar