14/10/18

Los históricos rivales del Casio W-59


El Casio W-59 tuvo que lidiar con no pocos rivales en su tiempo, algunos de alto calado como los Marlin o, aún dentro de su propio segmento, los superiores W-71 (aparecido en su mismo año, 1989) y W-720 (también lanzado en 1989).

Es cierto que los Marlin habían dejado ya de fabricarse (hacía pocos años) cuando el W-59 apareció, pero en su esfera modelos como el W-24 eran notablemente superiores. Siendo ambos WR50 ("Water Resist 50 metros"), los cuatro pulsadores del W-24 denotaban ya a simple vista que nos encontrábamos ante un rival de categoría superior, con un módulo mucho más completo (hora en todos los modos, temporizador...) y una estética sumamente atrayente, con el famoso pez vela en su frontal.




No obstante, y para ser justos, al W-59 habría que compararlo mejor con el W-19, que ya montaba el módulo 596 y en su frontal su parecido es innegable. Por cosas como estas nos queda evidente que el W-59 es todo un superviviente en nuestro tiempo. Fijémonos, ni más ni menos, en el parecido y similitud del 50M en sus frontales.

Es cierto, sin embargo, que la caja grabada del W-19 le da un toque más exclusivo, algo que sería casi imposible de ver en la Casio de hoy, en donde ese tipo de trabajos tan detallistas en las cajas casi no existen, y en su lugar hoy habrían elegido en Casio unas simples leyendas serigrafiadas, más fácil de hacer (el molde es más sencillo) pero mucho más endebles y poco duraderas.


Pero si los Marlin que mencionábamos antes no llegaron a ser -por poco- contemporáneos del W-59, sí lo fueron los W-71/W-720 que mencionábamos al principio. Junto con los F-91 (1989) podríamos decir que fueron los grandes rivales, históricamente, del W-59, hasta su desaparición ya bien entrado el siglo XXI.

El W-71, en este caso, montaba un completo módulo que incluía REM, temporizador y doble horario, aunque no hora en todos los modos. Su resistencia al agua, también de 50 metros, le hace entrar en ese exclusivo y querido club de los Casio 50M Water Resist que tantas alegrías diera a unas cuantas generaciones gracias a su robustez, fiabilidad, y comodidad.


| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com