Nuevas ediciones especiales para G-Shock y Baby-G


Para no variar, no hay mucha novedad en Casio este mes (y para no perder la costumbre, absolutamente nada en digital). Lo más llamativo son los nuevos lanzamientos "Love The Sea And The Earth" que, como bien sabéis, es una cita anual a la que Casio no suele faltar y cuyos beneficios (en parte) van destinados a la protección del medio ambiente.

Si bien en esta ocasión el modelo que Casio ha elegido para representar a Baby-G no es tan bonito como en lanzamientos precedentes (el BGD-1030K-7JR de hace unos años, sin ir más lejos), al menos han tenido el detalle de elegir un modelo totalmente digital, el BGR-3007K-7JR, que en este caso tratan de combinarlo con el G-Shock GW-6901K-7JR.




El otro lanzamiento es un espectacular y psicodélico Rangeman con transparencias, el GW-9403KJ-9JR (con una preciosa caja de embalaje, por cierto), al que acompaña la variante premium del Quadsensor, el GWN-Q1000K-7AJR.

Ya sabéis que estos relojes no solo son difíciles de encontrar, sino que además son, por su exclusividad, más caros. Además, conviene no olvidar que su exterior hay que cuidarlo mucho porque los repuestos son complicados también de adquirir. En compensación, siempre queda el consuelo de que no solo se adquiere un modelo de colección -que es para lo que están pensados, al fin y al cabo-, sino que además colaboramos dando parte de dinero que nos cuestan por una buena causa.












| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

1 comentario:

guti.bitacoras.com dijo...

Como a vosotros, me despiertan poco interés. Un Rangeman con transparencias, o un GW-6900 de color blanco, son un contrasentido. Aunque al menos, ahí siguen, demostrando que Casio, aunque haya perdido interés en los digitales, sigue aprovechando lo que tiene.

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...