Los relojes de G-Shock se diseñan según el gusto estadounidense


"Hacer algo de la nada", así titula el reportaje Theworldfolio de la entrevista que le han realizado a Kazuhiro Kashio, el presidente de Casio. En ella comenta que Casio se está viendo sometida a un profundo "cambio estructural", debido a la economía global de mercado (el 60% de las ventas de Casio provienen del extranjero) para protegerse de futuros imprevistos. Aunque no entra en detalles sobre cuales son esos cambios, confirma la tendencia a la baja de dispositivos como cámaras digitales (pasaron casi a vender la mitad, de 400 millones de unidades, a 220 que venden actualmente), debido a la competencia de los smartphones. Por eso en Casio se han centrado en los productos de educación (proyectores, calculadoras, diccionarios electrónicos...), y relojes, para compensar esas pérdidas.

Muy interesante es la pregunta que le hacen directamente sobre los relojes, y cual es la posición de Casio dentro de ese segmento, al enfrentarse a otros gigantes de la industria. Kazuhiro defiende la creencia de que pueden hacer "algo de la nada" -refiriéndose a la creatividad de la marca-, y comenta textualmente que "he sido el Presidente de Casio durante el último año y medio. He hecho mía la responsabilidad de revisar las desafiantes divisiones de negocios y los problemas del mundo de la computación de hoy. Tenemos que preguntarnos si nuestros métodos de fabricación son válidos en el mercado actual. Tenemos que tener en cuenta los cambios en el mercado de las cámaras digitales y su declive, y tenemos que mirar cuáles son los desafíos y problemas en nuestra propia empresa, y a la vez mirar las posibilidades que nos pueden ofrecer productos futuros".




Y ahí entra G-Shock como marca: "Casio es un pionero en el mercado de cámaras digitales, pero como este mercado está siendo reemplazado por otros dispositivos, necesitamos pensar en medidas alternativas para el futuro", y valora que "no hay otra marca comparable a G-Shock, y es un verdadero diferenciador en el mercado del reloj". Esa estrategia es la que quieren seguir en el futuro para "sobrevivir y prosperar". Para ello esperan contar "con los fans y seguidores de la compañía", haciendo de G-Shock lo mismo que "Sony con su Walkman" o los productos de Apple, refiriéndose a la cantidad de incondicionales que mueve la marca de la manzana.

A nadie se le escapa que desde hace tiempo en Casio han tomado a la compañía de Cupertino como el espejo en el cual mirarse, aunque habría que preguntarse si eso es extrapolable a Japón, y a una empresa mucho más abierta y menos elitista como es -o al menos lo era- Casio siempre. No obstante asegura que la colaboración con sus clientes es crucial para "crear una verdadera fidelidad de marca", lo cual está muy bien, pero uno se pregunta cómo van a hacerlo cuando a la vez parece que los ignoran. Claro que ellos dicen que "son los fans de Casio quienes nos ayudan a diseñar nuestros G-Shock" (yo quisiera saber a qué tipo de fans han consultado para hacerlos...), y que pretenden "seguir fieles a esa línea", ya que eso les permite "tener más creatividad" y "enfocarse mejor al mercado" con el fin de crear productos "para el bien social".


Luego añade que entre sus planes están el de "transformar la empresa y la marca Casio" y uno de los aspectos para hacerlo será el de rejuvenecer su plantilla, ya que dice que antes, cuando era Casio exitosa, su plantilla estaba llena de gente joven.

El presidente de Casio entra a valorar también sus marcas más fuertes, confesando que dentro del segmento de la relojería la más exitosa (de las que tienen) es G-Shock. Tras ella están los diccionarios electrónicos y las calculadoras. Y de nuevo vuelve la mirada con cierta envidia (o manía) hacia Apple, calificándolos como los que fabrican "el mejor reloj inteligente" en la actualidad. Aunque dice que ellos no buscan hacer un reloj que se venda, y confiesa que eso les da un poco igual, sino un reloj que ofrezca algo más que los demás y que sea diferenciador, una muestra más que resume el estilo que lleva manteniendo Casio desde hace algunos años y que siguen empeñados en hacerlo funcionar.


No es extraño, a fin de cuentas, ese enamoramiento por Apple, ya que Kazuhiro confiesa que durante algunos años vivió en Estados Unidos y que ama profundamente ese país, por lo que quiere transmitir esos valores a su marca para que satisfaga al público estadounidense. Puede ser que fuese a ellos a quienes consultan para hacer sus G-Shock, aunque por otra parte, si es así, no se entiende que ignoren a los Marlin, porque allí son tremendamente apreciados. Estados Unidos -comenta- es la impronta que llevan dentro de sí la filosofía de los G-Shock, su cultura y sus valores patrióticos. Añade que el reloj inteligente tiene una escasa batería, pero con dos días de autonomía es "más que suficiente para las actividades al aire libre a las que va destinado". Y afirma que sus dos productos de este tipo es algo "único y verdadero" que sólo Casio puede ofrecer hoy.

Finalmente concluyen la entrevista preguntándole qué va a hacer con Casio, como empresa familiar que es. Kazuhiro Kashio es rotundo: "cambiarla de arriba a abajo" para actualizarla a los tiempos que corren. Miedo me da. Espero que hagan todo eso, si quieren, y les vaya muy bien, pero que antes lancen un digital de acero para Collection con el módulo del GD-350 (o del GWF-D1000, por pedir...), y luego que hagan con el resto de submarcas y marcas lo que quieran. Si quieres leer la entrevista completa, aquí la tienes.

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

7 comentarios:

guti.bitacoras.com dijo...

La diferencia, es que pese a la ausencia de Jobs, Apple sigue siendo fiel a sus principios.

G-Shock, hace tiempo que no lo es. De manera que los que eran incondicionales de la marca, los están dejando de ser. Lo mismo que le pasó a Maserati con sus problemas de fiabilidad vamos.

Elmer Homero dijo...

Para mi era obvio que en Casio andan bastante perdidos hace tiempo, pero no sabia cuanto. Primero, que bien que quieran hacer nuevos clientes incondicionales, pero es de locos mandar al infierno a los que ya se tenían (yo uno de ellos, pero despues de leer los despropósitos de Kazuhiro Kashio, me declaro desertor). Segundo, quizás en japón están muy lejos (hablando en términos tanto geográficos como emocionales) como para no darse cuenta que "el mejor reloj inteligente de la actualidad" es simplemente una paparrucha y es el fracaso más grande de cupertino, tal vez solo comparable al del infumable Newton. Hablan de los "valores de Apple" cuando se sabe que no es sino una compañía esclavista, depredadora y cuyo único basamento consiste en ofrecer menos que otras compañías, pero más bonito y por supuesto, mucho más caro.Tercero, es de verdad de imbéciles afirmar que "Pila de dos días de duración" es suficiente; es como tratar de tapar el sol con un dedo. Y finalmente, "ofrecer productos únicos" parece ser su mantra, cuando en realidad lo que están empeñados en ofrecer es lo más barato posible (módulos de otras compañías ensamblados en paraísos de cuasi esclavitud) revestidos de la más cutre publicidad y de un precio sencillamente ofensivo (querer cobrar lo mismo que cobra digamos Mido por sus relojes de gama media, por un simple pedazo de plástico colorinche es el equivalente a lo que los mexicanos llamamos "no tener madre"). Como dije, Casio ha terminado con su etapa de compañía racional y exitosa y se ha convertido en la típica compañía basura que tanto le gusta crear a los gringos...

Robinson Molina dijo...

Por lo menos en Gshock y en Casio en general existen opciones de diseño sencillo para adquirir nuevas o de segunda mano, en contraposición a los nuevos diseños de relojes cada vez privilegiando más la apariencia en lugar de la funcionalidad.

WR_100 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
zonacasio dijo...

WR100, si no sabes inglés, usa Google para que te lo traduzca. Aquí lo tienes.

Por otro lado, si no te gusta este blog para venir aquí a decir gilipolleces, monta tú uno y ponlas en él si te da la gana, pero no nos uses como altavoz para tu frustración. Ya te he permitido demasiado y ya me has hartado, siempre vienes con el mismo cuento.

MariHo dijo...

Pues yo digo que WR100 no estaba equivocado en sus observaciones según la traducción de Google del artículo que aportas.

No entiendo el por qué del enojo...

zonacasio dijo...

El problema básicamente es que, para WR100, nunca está un post bien hecho, nunca comenta nada ni de nosotros, ni de ningún colaborador, solamente entra para incordiar y para criticar. Es curioso que también tú la única vez que vengas a intervenir sea precisamente para ésto.

Si hacemos las cosas tan mal bajo vuestro punto de vista, no entiendo cómo seguís viniendo y consumiendo vuestro tiempo con nosotros, id a otra parte donde -según vuestro criterio- hagan las cosas mejor o como a vosotros os guste.

Lo que no vamos a hacer es hacer ni escribir un blog según las preferencias de unos cuantos o el aire que os dé ese día, y según como alguien nos dicte. E insisto: si no os gusta lo que aquí publicamos, sois muy libres de no entrar. Nadie os obliga a venir aquí. Leed el Marca.

Por otro lado, y mirando la traducción de Google (no la mía), se lee literalmente:

- "Crecí un amor por los Estados Unidos cuando viví en Nueva Jersey de 2005 a 2007, y tengo un deseo de que nuestra marca se desempeñe aún mejor y que esté más conectada en el país al que he llegado a amar".
- "los principales jugadores que considero que son Apple y Fitbit,"
- "una gama verdaderamente única y valiosa de relojes inteligentes competitivos que sólo Casio puede hacer."
- "creo que tengo que cambiar el enfoque de gestión de arriba abajo a abajo hacia arriba." (refiriéndose a la empresa)

¿Qué narices me estáis contando, entonces? Iros a hacer puñetas, así de claro os lo digo. Meteros a perder vuestro tiempo y a incordiar en otro sitio.

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...