Los futuros Master-of-G podrían llevar sensores de flujo sanguíneo


¿Te imaginas estar realizando una ascensión, y que tu reloj te avise cuando tu nivel de oxígeno en sangre sea bajo, o cuando la sudoración sea excesiva y corras el riesgo de deshidratarte? ¿Te imaginas que tu reloj te informe en todo momento de tu nivel óptimo de hidratación? Pues eso, dentro de poco, ya puede ser una realidad.

Muchos de los wearables actuales ya incorporan sensor óptico de ritmo cardíaco, una función que, por cierto, ya llevaban los Casio en los años ochenta (como el Casio JP-100, o el BP-100 de la imagen de cabecera, de principios de los noventa). Pero ahora Kyocera se encuentra desarrollando un nuevo sensor que va más allá, y es tan miniaturizado que solamente mide 1mm de alto, 1,6mm de largo, y 3,2mm de ancho. Esto lo hace óptimo para equipar relojes (no solo smartwatches, sino relojes-herramienta como los multisensores Master-of-G), y smartphones.




Este nuevo sensor monitorea el flujo sanguíneo, y merced a una serie de algoritmos, es capaz de detectar cuándo se alcanzan niveles peligrosos de estrés. Pero no es un sueño: la compañía japonesa con sede en Kioto, Japón, lo ofrecerá a la industria interesada como módulos de test para pruebas el próximo mes de abril, y tras ello comenzarán a lanzar dispositivos para su comercialización en marzo de 2018. Es decir, a finales de 2018, si Casio se une a los fabricantes interesados (eso está por ver aún), podríamos tener un Master of G con este sensor y, además, su próximo smartwatch podría también incorporarlo.

Este tipo de dispositivos con sensores son cada vez más demandados en el mercado. En 2016 se estima que se han vendido más de 2,5 millones de unidades, y para el año 2021 la cifra alcanzará los 97,6 millones de unidades, que se incorporarán a todo tipo de equipos de tecnología personal.


El nuevo sensor de Kyocera es, además, fácil de instalar, ya que se venderá en forma de "pack", una minúscula cápsula cerámica que integra el módulo, el diodo láser, y el fotodiodo. Además, su consumo es muy bajo, del orden de 0,5mW (milivatios). Sería, por tanto, un gran avance y una gran ayuda para los que trabajan en condiciones de calor intenso (podría en este caso ser la combinación perfecta para "rescatar" el sensor UV de Casio, ya existente), alpinistas, escaladores, y practicantes de todo tipo de deportes.

| Redacción: ZonaCasio.com

3 comentarios:

Xabier P. Migoya dijo...

Yo llevo una pulsera que me mide el ritmo cardíaco, pero un sensor de flujo sanguíneo me parece muy interesante. Me pregunto como hará para medir el sensor de flujo sanguíneo.

Gracias.

zonacasio dijo...

el procedimiento es muy parecido: un láser de baja intensidad emite luz, y un foto-sensor recibe su reflexión y lo analiza según unos parámetros. http://images.slideplayer.com/12/3539105/slides/slide_6.jpg

guti.bitacoras.com dijo...

Una interesante iniciativa, viendo el éxito que tienen los pulsioxímetros portátiles.

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...