Casio da un gran paso para ayudar a los invidentes


Esta es una de esas noticias que da gusto dar, de hecho es una de las que más a gusto nos hace sentir con Casio. Al contrario que otras compañías (también de relojería) que se centran en un producto y lo explotan sin más complicaciones, Casio suele estar siempre en la búsqueda de innovaciones útiles. Ya lo hizo no hace mucho con su serie de auriculares para poder conversar bajo el agua (por cierto, el compañero perfecto para el nuevo Frogman), que aporta a los submarinistas una seguridad valiosísima (muy de agradecer en ambientes marinos turbios o con poca luz), y ahora lanza otra de esas innovaciones que tan útiles resultan en el mundo en que vivimos, donde la necesidad de estar informado (y poder compartir esa información) es tan crucial.

Y es que, a pesar de los múltiples avances, el sector de las personas ciegas, o con dificultades de visión notorias, siempre ha ido un poco a traspiés. Las compañías tecnológicas no encuentran la motivación ni compensación suficiente para vender un producto a un sector de población que, aparte de que tampoco posea de una gran capacidad adquisitiva, tiene una introducción limitada.




Casio ha sabido unir con esta última innovación tanto la utilidad práctica como el entretenimiento, la información y el acercamiento de nuevas tecnologías, haciendo que este producto sea útil y aprovechable para invidentes, y también muy útil y se pueda vender para otros cometidos.

Se trata de una impresora a la que han denominado 2,5D, capaz de realizar -imprimir- patrones 3D. Lo primero que os llamará la atención es lo de 2,5D, que os sonará a chino. Obviamente un objeto o es de dos dimensiones, o tiene tres dimensiones, pero ¿dos y media? Bueno, lo entenderéis fácilmente. La impresión se basa en técnicas de dos dimensiones, y es capaz de realizar determinados patrones acercándola a las tres dimensiones, pero sin ser, obviamente, una impresora 3D. Esto hace que la impresora sea más asequible y pueda usarse en campos muy amplios, y no, no es 3D, pero imprime sobre láminas mediante patrones que "sobresalen" del papel pudiendo, de este modo, realizar impresiones táctiles.


Uno de sus usos es el de poder servir como impresora para realizar textos en braille, pero, además, puede realizar patrones y acabados con diferentes texturas. Las personas ciegas, por lo tanto, pueden "tocar" las formas de los objetos, e incluso sentir su textura, enriqueciendo enormemente la experiencia de, por ejemplo, leer un libro, un artículo de divulgación, una lámina de la naturaleza... Casio explica que puede usarse también para múltiples fines educativos, no solo para personas invidentes, sino también para niños, gráficos dinámicos, aprendizaje... Las posibilidades son enormes.

Pudiera pensarse que realizar este tipo de impresoras es algo simple, pero ni mucho menos, detrás de ella hay mucha tecnología. Uno de los secretos es el papel especial para imprimir, compuesto por varias capas y siendo una de ellas expansible térmicamente (por calor), mediante microcápsulas que reaccionan a la temperatura. La impresora, por su parte, usa tecnología infrarroja y absorción de calor para hacer que mediante una lámpara halógena reaccione con las áreas del papel, según el diseño a realizar. El papel puede expandirse hasta los 2 mm.


La reacción térmica se realiza solamente con la tinta negra, y es ésta solamente la que sufre el efecto "3D". El resto de esta nueva impresora funciona como una impresora convencional, por lo que, si es necesario, pueden realizarse impresiones a color. Combinando todas estas técnicas se pueden crear impresiones 2,5D espectaculares, con degradados de color, contornos, e incluso cambios de texturas en la superficie. Las personas ciegas podrán leer, por ejemplo, un artículo sobre lagartijas o peces y a la vez poder "verlas" mediante una ilustración con su forma y la textura de su piel, como si de una imagen táctil se tratase, aumentando enormemente las posibilidades de aprendizaje y enriqueciendo la experiencia de la lectura. Por supuesto, también las personas videntes podrán beneficiarse de fotografías con estas características.

Casio ha presentado la tecnología en la Design Engineering and Manufacturing Solution de Tokio, aunque de momento no hay fecha confirmada de comercialización. Si logran hacerla competitiva frente a las impresoras 3D seguro que será uno de esos inventos que dará muchas alegrías a un buen colectivo de personas, entre ellas el de los invidentes, tan olvidados a veces por las multinacionales.



| Redacción: ZonaCasio.com

1 comentario:

  1. Otro más al que le encantan esos logros de tecnología práctica y social de Casio. Es su mejor esencia, aprovechar la tecnología existente (una impresora 2D es barata, una 3D cara), para sacar un intermedio perfeccionado, que cumple una misión muy loable, sin necesidad de ir a por una 3D.

    Les deseo mucha suerte con este proyecto, a ver si así abren los ojos de lo que es un éxito, y lo que no.

    ResponderEliminar

Última entrada

Un día por Singapur con un smartwatch de Casio

Nuevo vídeo desde Casio Japón, ahora mostrándonos lo que nos puede aportar uno de sus últimos smartwatches, el WSD-F20 de Pro-Trek. A pesar...