Los colores históricos de Casio


Desde casi sus inicios -aunque ahora ya no tanto- Casio tenía para sus modelos una serie de colores bastante bien definidos, en los cuales lanzaba sus versiones estándar, y luego, si se daba el caso, lanzaba variaciones con otros colores o combinaciones de tonalidades diferentes. Estos colores son bien conocidos por todos los seguidores de Casio, y son el negro, el rojo, el azul y el amarillo.

Aunque últimamente recurre a menos cantidad de colores para las versiones estándar o base de sus relojes (por ejemplo, los W-202 solo hacen uso del negro, azul, rojo y blanco, prescindiendo del amarillo, mientras que los GD-350 solo hacen uso del rojo, negro y blanco), sus colores elementales de antaño siguen siendo su sello de identidad.



Azul, amarillo, blanco y rojo sobre un fondo negro
Los más oscuros (azul, rojo y negro) se utilizaban como fondos, siendo el fondo principal el negro. Los más claros se usaban para el color de las leyendas: los amarillos y el blanco. También se utilizaban en ocasiones para dividir la superficie del reloj y crear formas o enmarcar (un buen ejemplo de esto último es el W-720). Estos colores llegaron a ser tan populares que aún hoy identifican a Casio, y por lo general son un buen acierto ya que su variedad dota al reloj de frescura, un aire desenfadado y un ambiente juvenil, mientras que su oscuridad de fondos le inspira seriedad. Con esto se consigue que el reloj luzca bien en todo tipo de ambientes, con cualquier vestuario, e independientemente de la edad del que lo lleve.

Además, Casio usaba tonalidades más claras cuando querían enfatizar esa idea juvenil o desenfadada, como en el W-71, que usa un rojo más claro, o bien las oscurecía cuando quería dar una imagen más fuerte y rotunda al reloj, como en el mencionado W-720 o en el AL-190.

El modelo más significativo de la imagen de Casio es el F-28W. Este reloj cumple, en su versión estándar, todos los requisitos cromáticos de la marca: color negro y rojo como fondo, serigrafías en blanco y amarillo, y marco para reforzar y realzar sus formas en azul.


Variedad actual
En sus últimas realizaciones (W-215, W-202...) Casio ha prescindido de algunos de sus tonos tradicionales. Esto no es novedad, lleva haciéndolo desde mediados de los noventa, aproximadamente. En unos modelos usa negros, blancos y amarillos, pero prescinde de rojos, mientras que en otros usa rojos, blancos y negros, pero prescinde de amarillos. No obstante, y pese a la variedad de opciones cromáticas y elementos de color que los relojes actuales tienen, es -por fortuna- habitual que en su modelo básico el fabricante japonés recurra a alguno de los colores ya mencionados como sus tonalidades principales. Esto hizo también en los GD-350, y más recientemente aún en los GLS-100.

Es curioso que antes -y ahora- Casio recurra también a añadir un color distintivo cuando el modelo es peculiar, o para definirlo y distinguirlo de los demás. Por ejemplo, en muchos Marlin usaba un azul cielo muy neón, y ese color lo sigue usando hoy en día para la palabra "Illuminator" de los DW-5600.


Los tonos menos usados en Casio
A pesar de su incontable variedad, de los motivos de color y acabado en sus relojes analógicos (incluyendo acabados neón, composiciones camuflaje y texturizados), existen unos tonos de color que Casio no suele utilizar, exceptuando en sus modelos analógicos: los colores pastel. Baby-G se libra en algunos modelos de este hecho, pero aún así son contados los relojes digitales en esa línea femenina que los ofrecen. Las causas pueden ser diversas, pero una de ellas es que ese tipo de color, muy propio de los años cincuenta y sesenta, compatibilice poco con relojes digitales de aspecto -y tecnología- mucho más moderna. Por eso son tonos que suelen hacer buenas combinaciones con los modelos de agujas, pero no con displays LCD. Aún así, seguramente con un diseño específico los tonos pastel consigan ofrecernos en el futuro un conjunto estético sumamente agradable y atractivo.

El diseño actual y las modas hace que cada vez sea más difícil presentar y mantener una identidad básica en todos los modelos de reloj. Por fortuna, en la mayoría de las ocasiones y para sus modelos estándar Casio sigue siendo fiel a sus colores de siempre, aunque ahora sean menos o estén dispuestos de diferente manera. Con esto conseguimos no sólo que sea un reloj rápida y fácilmente identificable, sino que cualquiera que sea el modelo o su aspecto nos haga enseguida retrotraernos a la bonita y rica herencia de la atractiva historia que poseen los Casio.





| Redacción: Zona Casio

4 comentarios:

  1. Muy interesante. Lo de los colores lo había oído, pero no con tanta profundidad.

    ResponderEliminar
  2. Buen estudio sobre los colores. Es verdad que a veces e identificado un Casio más rápidamente por sus típicos colores, que por sus genuinos diseños.

    Nuestro cerebro procesa más rápidamente los colores que el diseño, por eso para alguien que conozca ambas cosas de Casio (o de cualquier otro objeto identificable por colores y diseño), los colores nos harán saber antes que se trata de un Casio (o del objeto en cuestión). Aunque hablamos de décimas de segundo.

    Y yo creo que esto a Casio no le ha pasado desapercibido.

    ResponderEliminar
  3. Magnífico análisis ZC.

    La verdad que es algo que dejé de ser consciente hace mucho. Sin embargo era lo más importante cuando de pequeño, y teniendo en cuenta que el primer Casio era un reloj de importancia.

    Recuerdo que estuve mirando y mirando modelos con mis padres, y al final opté por el F-87W, fundamentalmente por sus colores.

    ResponderEliminar
  4. El aspecto de estos clásicos Casio, se asemeja más a unos pantalones tejanos azules. No es una prenda juvenil, ni es deportiva, ni elegante. Pero ambos son cómodos, discretos y se usan en, casi, cualquier ocasion.

    ResponderEliminar

Última entrada

Un día por Singapur con un smartwatch de Casio

Nuevo vídeo desde Casio Japón, ahora mostrándonos lo que nos puede aportar uno de sus últimos smartwatches, el WSD-F20 de Pro-Trek. A pesar...