Prueba: Casio G-7800. El reloj llegado del futuro



Actualización: Nuevas fotos -de la versión invertida incluída - gracias a la gentileza de Jorge.

Cuando Casio anunciaba por allá el año 2008 la comercialización de sus nuevos G-7800, lo hacía de una forma sorprendente y sin cortapisas. Más o menos, el anuncio de su puesta a la venta decía: "llevamos desde los ochenta fabricando el mismo concepto de G-Shock rectangulares. Ahora presentamos una revolucionaria reinterpretación de ese concepto". Se refería, obviamente, a los 5600, pero también a los 5500 y, en realidad, a todos los modelos digitales cuyo origen se remonta a los primeros años del cuarzo, como los mismos W-741 o W-71.

El G-7800 era la prueba de lo que se podía hacer con el concepto clásico si a éste se le unía la tecnología más puntera. El resultado: un reloj sorprendente y espectacular, jamás repetido en la historia de la relojería digital y, creo no equivocarme al afirmar, no superado hasta ahora (en su concepción, me refiero). Un modelo que aglutina toda la enorme experiencia del fabricante japonés, en una caja de apenas 50 milímetros de largo.



Tanto era así que Casio pensaba que sería el sustituto de los 5600. Para bien o para mal, la idea no caló, y se quedó todo en un ejercicio de diseño y funcionalidad, regalando al mundo uno de los relojes más impresionantes de la historia (corta historia) de los digitales.

Pero el G-7800 no partió de la nada, ni mucho menos. Casio aprovechó su gran conocimiento en displays matrix (el G-7800 es íntegramente matrix) gracias a sus modelos femeninos de la línea Baby-G. De hecho, y de no ser por esta experiencia, muy probablemente el G-7800 jamás hubiera visto la luz, por la complejidad técnica que supondría el desarrollar un modelo de semejantes características "partiendo de la nada".


Así, no resulta tan extraño afirmar que el G-7800 es un modelo "fuera de su tiempo", "llegado del futuro" como una de esas máquinas de Cyber Dyne Systems. Aunque en éste caso no para aniquilar a la humanidad, sino para deleitarnos con la impresionante tecnología relojera que despliega por los cuatro costados. Un reloj, un diseño, un modelo, simplemente, apoteósico.

El G-7800 salió inicialmente bajo cinco versiones. A mi modesto entender, la mejor y la más clásica, el G-7800-1DR que probamos en este artículo; y los G-7800B-1DR (mismo modelo con display invertido); G-7800B-8DR (gris), G-7800L-1DR (correa de piel) y G-7800GL-9DR (marco dorado y correa en piel) . Todas ellas, excepto "la estándar", disponen de display invertido. Aunque dos meses antes su presentación en el mercado corrió a cargo de una edición especial en blanco, el G-7800P-7DR.


El modelo despliega mucha tecnología, como he dicho antes, pero toda ella está centrada en funciones "relojeras". Quiero decir: no te esperes sensores, ni espectaculares animaciones. No. Todo lo que ofrece está orientado a enriquecer la experiencia de usuario a la hora de usar un reloj digital, ¡y hay que ver de qué manera lo hace!

Simplemente con verlo y tocarlo ya te das cuenta de que estás ante algo "especial", diferente. Su display nos recuerda vagamente al del EFD-1000, ya que es multipunto totalmente, pero lo que ofrece éste G-7800 va mucho más allá que el del Edifice.


Te podrías preguntar que, si Casio realmente quería hacer un reloj memorable, porqué no lo hizo con caja metálica. No debes olvidarte que querían partir del modelo estándar, rectangular y de resina. Y, como tal G-Shock, debía ser también de resina. Pero en éste la resina es totalmente diferente. Ofrece un impresionante y asombroso marco protector de acero, sobre el bisel. Y el propio bisel está realizado de resina endurecida. Olvídate del concepto de bisel "gomoso" de los G-Shock comunes, en éste, aunque mantiene ése concepto, no necesitarás cambiarlo cuando se endurezca y se acartone o/y se quiebre, porque éste bisel del G-7800 es en realidad un submarco de resina endurecida, como si fuera una nueva caja. Como ves, Casio se lució en su diseño.

Pero ahí no acaban su gratas sorpresas. Los botones son los clásicos redondos de metal, manteniendo la forma y el estilo que tanto nos gustan. Pero en éste modelo poseen unas dimensiones mayores, son más anchos, de modo que, por primera vez, ¡se pueden pulsar directamente con la yema de los dedos! No necesitas pulsarlos casi (o sin el "casi") con las uñas, como en los 5600.


El diseño futurista se extiende a la correa, realizada en formato tridimensional y con unas llamativas y sugerentes "branquias" laterales para que respire la piel. En la parte interior de dicha correa se han incorporado una serie de "cajones" para darle estabilidad y que se refresque la piel, facilitando la ventilación y así evitando irritaciones. Alguien pudiera pensar que eso podría tener negativas consecuencias si no se limpia la correa y se acumula allí el sudor. Pero Casio ha pensado en todo: la correa posee un tratamiento antibacteriano y antiolor. Sólo hay una palabra que nos surge para definir todo ésto: espectacular.

La finalización de toda la superficie del reloj (la correa y la caja incluídas) no es lustrosa, como en los modelos G-Lide. Tampoco tiene una superficie suavizada, como la mayoría de relojes de resina. En el G-7800 es rugosa, con un tacto muy agradable. El ensamblaje de la caja y de la pulsera con la caja también merecen mención aparte. He probado bastantes relojes, y modelos G-Shock, pero creo no equivocarme si os digo que pocos de ellos me han resultado tan satisfactorios como éste. Casio debería aplicar diseños inspirados en éste G-7800 de forma más habitual. La unión de dicha correa con la caja también merece unos momentos de atención. Es flexible, odio los G-Shock que en dicha zona parece que tienen "holguras". En éste no ocurre eso: la unión mediante tornillos y, sobre todo, el diseño de ésta da un resultado que roza la perfección, todo ello sin perder la razón de ser de un modelo resistente a los golpes.


Casio sabe hacer buenos relojes, lo han demostrado muchas veces, pero con éste G-7800 lo que han demostrado es que también saben hacer buenísimos relojes. Nada más ponértelo te da esa seguridad que tienen algunos G's, y que sólo los mejores G's te hacen sentir: que si le pasara un tornado por encima, el reloj mantendría su integridad estructural. Es ésta sensación -y no otras, como la moda- la que hace que nos sintamos tan a gusto con un G-Shock. Y que ningún otro reloj sabe inspirar (por mucho que marcas de todos gustos y colores lo hayan intentado hasta la saciedad durante todos estos años).

Sobra decir que con éste modelo no sólo tienes esa sensación, sino que toda la tecnología que despliega (incluída la personalización usando únicamente tecnología LCD... ¡increíble!) te inspira un mundo robótico lleno de androides y equipamiento electrónico que está aún por llegar. No sé quién o quiénes les habrá inspirado el concepto y desarrollo de éste reloj, pero no me sorprendería si algún dirigente de Casio revelase un día que los planos los encontraron entre las ruinas de una base secreta abandonada, mezclados con extraños artilugios mecánicos humanoides, provenientes de un plausible futuro.


Tiene, además, detalles realmente sorprendentes. Por ejemplo, si decides desactivarle el sonido de los botones, te encontrarás que, con cada pulsación de botón para cambio de modo se iluminará el minúsculo LED flash en rojo. Cuando llegues a la pantalla de inicio, la iluminación del LED cambiará a ámbar para indicarte que has llegado al modo inicial, ¡como si estuviera controlado por la propia Skynet!

El rectángulo inferior metalizado que ves en las imágenes sirve para activar la iluminación, con tecnología EL. Dicho botón está bien y se pulsa fácilmente, aunque hubiera sido la puntilla que Casio hubiera grabado sobre él la "G", como hace en muchos otros modelos. Hubiera sido un buen detalle, ya que así queda en cierta manera, si se me permite la expresión, algo "desangelado".


Otro detalle que no me ha gustado, en cuanto a diseño, son las líneas de adorno que posee alrededor de toda la caja. Con el tiempo la acumulación de polvo y suciedad en esa parte hace que la limpieza de esa zona llegue a ser bastante engorrosa. Eso sí, hay que reconocer que estéticamente dicho diseño le queda muy bien.

Como he dicho anteriormente, los botones se pulsan fácilmente, pero, como ocurre con la mayoría de los G-Shock, está diseñado de tal forma que es difícil que por error (al moverte o rozar contra algún elemento) se pulsen "solos".


El módulo, el 3163, es uno de los más completos que he visto, no sólo en un G-Shock, sino en un Casio. No llega a ser un módulo tan completo y elegante como el del G-9300, por ejemplo, pero no le falta de nada.

En resumen, lo que más me ha gustado del reloj es su diseño, manteniendo esa forma rectangular tan bonita y "vintage" de los digitales "de toda la vida", pero actualizándolo hasta límites tan insospechados que resultan sorprendentes. Me pregunto cómo Casio no continuó desarrollando la idea (desde su lanzamiento, prácticamente no hay versiones de éste modelo), las razones pueden ser varias. Pero mucho me temo que sea porque, simplemente, éste modelo no llegó "a calar". Es, en definitiva, un reloj adelantado a su tiempo. Y eso que es un modelo calificado por muchos como el mejor G-Shock de la historia. No sé si es el mejor, pero uno de los mejores, seguro.


· Lo mejor
- Pantalla gráfica "full matrix" de fácil lectura.
- Posibilidad de incorporarle texto "memo" personalizado.
- Personalización de las fuentes (negrita o "normal").
- Correa cómoda y bastante bien ajustable, con tratamiento antibacteriano.
- Marco de metal, y bezel de resina endurecida.
- Botones protegidos y, gracias a sus dimensiones, de fácil pulsación.
- Cronógrafo y temporizador multimodos y de grandes intervalos.
- Todas las leyendas sobre la caja están grabadas y, además, sin pintar, por lo que aguantarán mucho mejor el paso del tiempo.
- Bordes superiores de la correa reforzados en su parte interna. Al contrario que otros modelos de Casio e, incluso, G-Shock, no posee ondulaciones que debiliten, con el uso, esa zona.
- Se puede ajustar el contraste de los dígitos y texto (la intensidad con que quieras que aparezcan) hasta en siete intensidades diferentes.
- Se puede activar la señal horaria (signal) hasta en tres configuraciones diferentes (diariamente, los fines de semana o durante la semana).


· Lo peor
- Si decides desactivar el sonido de los botones, se activará el flash. Y, si quieres desactivar la iluminación flash, se activará el sonido de los botones. No hay término medio. Hubiera sido un gran acierto que se pudieran desactivar también ambos.
- Tiene posibilidad de personalizar el orden que quieras que aparezca la fecha (año y día de la semana), pero, sin embargo, no puedes poner completo el día de la semana (te aparecerá siempre en abreviatura). Cuando activas la vista de día y año, el año se abrevia también. Es una lástima, puesto que habría espacio para incluír el año completo.
- Las marcas de activación correspondientes a "Signal", "Alarm", "Snooze" y "Mute", situadas en las esquinas, tienen un dibujo bajo el cristal. Ésto hace que, en situaciones donde el sol le dé de perfil, creas tener activada alguna de dichas funciones debido a la sombra que dichas marcas producen sobre el display. Hubiera sido mucho mejor que Casio no le hubiera puesto ésas marcas, de modo que la activación apareciese vacía de elemento alguno cuando ésta estuviera desactivada.
- En algunas situaciones de luz directa, el marco de metal puede deslumbrar debido a los ángulos tan rectos de su diseño y a sus generosas dimensiones. Si ésto ocurre puede llegar a ser molesto al consultar la hora (y lo digo por experiencia).
- El borde metálico de protección no está íntimamente unido al marco de cristal.





















































| Redacción: Zona Casio

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Impresionante G, madre mía, lo de la pulsera está genial!

Anónimo dijo...

Este reloj es una pasada. N ose como no ha tenido casi exito

Anónimo dijo...

No ha tenido éxito, porque simplemente la gente no tiene ni idea.
Sí lo llevara puesto algún futbolista, ya verias ordas de fanáticos buscando ese modelo.
No compran relojes porque sean buenos o bonitos ,lo compran porque lo lleva un famosillo.

Anónimo dijo...

Lo bueno de este reloj es que, como es tan desconocido y se vendió tan poco, lo puedes encontrar hoy muy barato. Por cierto, su correa es de lo mejor.

Anónimo dijo...

me gustò tanto esta prueba que me he comprado uno,me llega hoy por seur.Gracias

Zona Casio dijo...

Muchas gracias. Te encantará el reloj, ya lo verás. ¡Que lo disfrutes!

Anónimo dijo...

ya lo tengo y la verdad que no me arrepiento nada,todo lo contrario,es super comodo y queda en la muñeca que ni pintado,las funciones todavia les tengo que echar un vistazo con el manual, ya que es muy diferente a otros g-shock que tengo, la verdad es que no apetece quitarselo,da sensacion de reloj robusto y a la vez elegante.Un saludo a todos desde Asturias.

Anónimo dijo...

Asi que tu me lo "robaste"
seguro lo compraste en DVDbarato.
verdad?

Anónimo dijo...

Pues igual si,porque lo comprè en la web que tu dices, es donde lo encontrè mas barato y al dia siguiente ya estaba agotado.Perdona pero igual me adelante,ja,ja.Bueno supongo que lo podras conseguir en otro momento.Un saludo

Anónimo dijo...

Yo tengo ese mismo reloj, el modelo es G-7800L es el que viene con la correa de cuerina y lo he metido en el mar me he bañado con el y no se pudre la correa. El reloj es la leche, parece sacado de una película de ciencia ficción.
Es el G-Shock mejor diseñado que ha sacado Casio desde que lanzó el primer G-Shock.
Como se ha vendido poco, le veo el lado positivo, no he visto hasta el momento a nadie que tanga mi roloj en la muñeca.

Gustavo Loza Cortes dijo...

Hola!! Cuanto cuesta traer este modelo a guadalajara mexico?

Ml P Moggo dijo...

Me he conseguido uno a cambio de un ipod nano 7ma....no me arrepiento de nada... Lo trajeron de USA y aquí en Guatemala casi seguro no lo venden....feliz con mi G7800

Ml P Moggo dijo...

Me he conseguido uno a cambio de un ipod nano 7ma....no me arrepiento de nada... Lo trajeron de USA y aquí en Guatemala casi seguro no lo venden....feliz con mi G7800

Sergio Raya Fernández dijo...

Hola! Tengo un problema: aunque le quite el "mute" siguen sin sonar el sonido de los botones ni las alarmas. Hay alguna manera de arreglarlo. No se si hay alguna configuración que no se, o no viene en el manual, o alguna forma de resetearlo o algo. Lo de que no suenen los botones me da igual, pero la alarma es impredecible! Ayuda!

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

Nuevos Casio Edifice EFV-540

No sé por qué Casio últimamente no pone todas las novedades en su sitio de novedades (valga la redundancia) de sus webs, el cual está preci...