2018-09-23

Galería semanal de relojes Casio (#13)


Aquí venimos preparados con una nueva galería de imágenes de usuarios y sus compañeros, los relojes (entre otras cosas). Una más que suculenta sucesión de imágenes la que os hemos preparado esta semana, en donde encontraréis un poco de todo, especialmente modelos Collection (que suele ser la tónica habitual, es lo que más usan personas de todas edades, género y condición), bastante también de G-Shock, y un poco de Edifice, Sheen, Pro Trek y Baby-G.

Entre los supervivientes vintage de los usuarios, destacar el B612 de los ochenta -que inspirase a los B640 actuales-, un Casio Game GJ-9, y una espectacular instantánea del insuperable -hasta el momento- modelo con calculadora científica, el CFX-200 de 1983.

2018-09-22

Casio Edu riza el rizo y le mete Python a sus últimas calculadoras gráficas


Actualización: Añadidas imágenes de la fx-CG50 -al final del post- corriendo con Python (gracias Bitácora Guti).

Original:
En realidad no es "última", es una actualización de la Casio Graph 90+e que ahora ofrece como extra el lenguaje de programación (interpretado) Python. Un gran atractivo, porque Python es uno de los lenguajes de alto nivel de propósito general más útil y "aprovechable", dentro de las limitaciones (enormes) de un lenguaje interpretado, obviamente, que requiere de una máquina "que lo traduzca" a código utilizable detrás.

Lo bueno es que la flexibilidad de Python, gracias a una enorme comunidad de desarrolladores que lo apoyan detrás, es muy grande: con Jython podemos realizar implementaciones para ser utilizabas con las máquinas de Java, mientras que con Iron tendremos más o menos lo mismo, bajo el framework de .NET. Pyjs hace lo mismo para JavaScript, y Cython hace lo mismo para C y C++, entre otras variantes.

Aquellas series "B" de Casio


Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, y que las películas de "serie B", por lo general de bajo presupuesto, siempre dejan mucho que desear. Por supuesto son solo tópicos, que puede que en muchos casos sean verídicos, pero en muchos otros no. Con Casio no ocurre eso, y ese tópico no se cumple: las "series B" tienen lo mismo que el llamado "modelo estándar" pero, en ocasiones, lo mejoran estéticamente mucho más.

Para los que no estén habituados a los relojes de Casio habría primero que aclarar a qué nos referimos cuando hablamos de "serie B". Casio, cuando lanza un modelo de reloj, solía hacerlo (y aún hoy ocurre así) con un modelo que podríamos decir que era "fijo", el que podía quedarse en el catálogo y lo acompañaba, muy frecuentemente, con otras versiones con ligeros cambios estéticos, combinaciones de color diferentes.

2018-09-21

Kikuo Ibe pensó en el G-Shock como "el reloj de los obreros"


Suculentas, algunas bastante interesantes, son las confesiones que ha hecho el creador de los G-Shock, Kikuo Ibe, en una entrevista que publicó ayer El Universal. En esa entrevista, que realizó junto con el diseñador de la división de relojes, Ryusuke Moriai, menciona que inicialmente el G-Shock estaba destinado "para los trabajadores de la construcción", y que nunca se imaginó que llegaría a convertirse en el fenómeno de masas que es hoy.

Además, confirma lo que ya se comentaba algunas semanas atrás (y que también hemos ido publicando en ZonaCasio.com) respecto a los planes a futuro de G-Shock: desarrollar un reloj con la robustez y solidez necesarias como para resistir "todos los retos que plantea el espacio exterior", es decir, un reloj que pudiera ser parte de la dotación de una nave sideral, capaz de resistir en condiciones desfavorables y atmósfera cero. "Es muy complejo" -dice Ibe- "pero estamos avanzando en ello".

La maravilla de los relojes con pilas de larga duración


Hemos hablado bastante sobre las bondades de los relojes mecánicos, y también sobre las enormes ventajas (a todos los niveles) de los relojes solares. Es hora de que defendamos también, al menos en parte, a los relojes que se alimentan por pilas.

Pero, obviamente, no a todos. Hoy día tener un reloj que funcione a pilas con una autonomía menor de tres años es un derroche inexplicable. La tecnología nos permite ir más allá sin problemas, y si no se hace es simplemente por desidia. Y también maldad, no solo de los fabricantes sino también maldad en parte de quien, aún a sabiendas, les apoya con su dinero comprándoselos.