2018-05-21

Exiliados del mundo digital


Recapacitando en una de las fantásticas explicaciones que Guti me daba en uno de los programas de las "Five Series" (que, Dios mediante, veréis publicado en las próximas semanas) me ha llamado poderosamente la atención una de sus opiniones. Tanto es así que llevo sin quitármela de la cabeza desde esta mañana, en donde la leía en el móvil. Guti decía que probablemente en un tiempo los relojes que use sean analógicos, por cuestiones tan obvias de que la hora se ve (incluso "se intuye") mejor en ellos. De hecho, como bien sabéis, ni siquiera es necesario leerla: se puede consultar por la posición de las manecillas sobre la superficie plana (o ligeramente cóncava) de la esfera.

Y todo esto a raíz de que hace unos días, la semana pasada, caminaba por la ciudad y mientras esperaba un semáforo me encontré de frente con un instituto. Es uno de esos institutos surgidos de la era franquista y que aún sigue funcionando el cual, a pesar de las continuas reformas, no puede ocultar su estilo "setentero". En él aún se mantiene, en lo alto, un viejo reloj de manecillas. Yo estaba a bastante distancia, una avenida más allá esperando ante el semáforo, como digo. Pero a pesar de no llevar gafas (tenía las de sol puestas) pude ver claramente la hora gracias a sus gruesas manecillas y al contraste de éstas, en negro, con el fondo blanco (un blanco ahumado ya por los años y los humos de los escapes, pero blanco en todo caso). No sé por qué me vino a la mente el que bien podría haber sido un reloj digital, y a continuación surgió casi de forma inevitable una pregunta en mi subconsciente: "¿y si fuera digital, verías la hora desde aquí?". Probablemente no.

2018-05-20

"Homenajes" dentro de la propia Casio


Una práctica habitual en el mundo de la relojería es rendirse homenajes unas marcas a otras. Por ejemplo, cuando hay un Seiko famoso, que gusta a mucha gente y/o el dueño de una firma relojera más o menos pequeña o/y desconocida quiere darse a conocer, realiza un modelo que se parezca al de Seiko, o dicho de otra forma: le "rinde un homenaje".

Dentro del mundo de los digitales los homenajes no suelen ser habituales (sí las falsificaciones, pero ese es otro cantar), pero de un tiempo a esta parte Casio ha encontrado en ellos todo un filón para sus modelos más asequibles, los Collection.

2018-05-19

La historia de Eternium


"La historia de Eternium" ("Quod ex historia Eternium") apareció originalmente en la tercera entrega de relatos cortos de El Imperio, en concreto era el relato que ocupaba el puesto número doce en el mencionado recopilatorio. Eternium, como bien sabéis muchos de los que seguís a algunos autores de este blog, es la marca de relojería por antonomasia dentro de "El Imperio". Tras haber protagonizado un cuento de Navidad para El Imperio, Guti decidió afrontar la difícil y complicada tarea de darle forma a los inicios de una marca que formaba casi el ideal de la relojería -de la alta relojería- tanto en historia, como en exclusividad y artesanía.

El relato comienza describiendo las andanzas de sus fundadores mientras transcurre la vida en el pequeño pueblo helvético de Porrentruy, hasta que en 1770 dan forma a la que sería la culminación de su obra con la aparición de Eternium Co. Con su característico eslogan de "tempus eternium est", vemos un repaso exquisito y ameno sobre la relojería de aquellos años, tiempos en donde tener un reloj diferenciaba no solo la clase social, sino que era un privilegio al alcance de muy pocos.

2018-05-18

¿Ha aprovechado Casio las correas de los AE-1000 para sus W-218?


Es habitual en Casio que aprovechen correas de un modelo para ponérselas a otro, de esta manera no solo en sus factorías se ahorran recursos, sino que, además, permite que el usuario pueda recurrir a correas de otros modelos, siendo totalmente compatibles. Normalmente las correas de los relojes de resina no son precisamente santo de mi devoción, y prefiero las de nylon. Aún tengo pesadillas con aquellas horribles y durísimas correas de los W-213, o de los SGW-100. Sin embargo, si hay un modelo de correa que me trae buenos recuerdos, fue la que montaba el AE-1000. No se me olvida lo mucho que me costó quitar ese reloj de mi muñeca precisamente por eso, por su correa tan agradable al tacto (y a la muñeca). Aún recuerdo las mañanas de domingo en la parroquia a donde solía acudir, en pleno verano, con aquella cómoda correa.

Así que a falta de haberlo constatado (el W-218 aún no ha salido al mercado), he descubierto y hecho algunas suposiciones, por su diseño, que su correa bien podría ser la del AE-1000. Si es así, me alegro enormemente, porque Casio ha acertado plenamente con ella. Y no solo por eso, sino que con el AE-1000, si son compatibles, podemos aprovechar sus colores (que son similares a los que el W-218 traerá de serie) y aún más, y esto es lo más emocionante: podríamos ponerle el armis de sus modelos, el que monta el AE-1000WD-1A. Y si esto es así, sería lo mismo que montarle el armis del AE-1200, sus correas, e incluso uno de los armis que más me agradan: el del W-S210HD.

¡Casio "rescata" el DW-5300 para Collection!


Con una clara inspiración de los G-Shock DW-5300 que popularizaran películas como "Misión imposible" (en la muñeca de Tom Cruise, además), Casio nos ha dejado "pasmados" con estos nuevos W-218 con los que nos sorprenden ahora, y que hace poco adelantábamos en este mismo blog que estaban a punto de presentar.

Por ese mismo diseño deberían pertenecer a la serie HD, pero al igual que la Marlin, es una serie a la que Casio no quiere recurrir demasiado (por miedo a G-Shock, cómo no) y aunque no le ha incluido tampoco su logo, el fabricante nipón mantiene la denominación de HD en la descripción interna del producto, señal inequívoca de por dónde van los tiros.