9/5/22

Prueba del Casio GA-900 edición especial Black Eye Patch



Les teníamos muchas ganas a los GA-900 de G-Shock, ya desde su aparición en el mercado, por allá el 2020, nos cautivaron enormemente, así que esperábamos tenerlo en nuestras manos para mostrároslo y analizarlo en profundidad. Sin embargo esto no ha podido ser hasta ahora aunque, para compensar, en lugar del modelo convencional os traemos una exclusivísima y espectacular edición especial del mismo, la realizada en colaboración con Black Eye Patch, y denominada GA-900BEP. Esta edición apareció el año pasado y, desde que Casio la anunciara, nos cautivó por su cuidado y llamativo acabado, que combina los grises y los blancos-mate con toques de naranja, además de ser una de las más prácticas de toda la gama al poseer, por si fuera poco, todos los campos de displays digitales en positivo.

Es cierto que ya existían algunas variantes de los G-Shock GA-900 con display en positivo, sin embargo la mayoría de ellos tienen la parte digital invertida e, incluso, cuando la zona del display principal (el horario) es positiva, el resto (la zona gráfica y de información por marca de la parte superior) es en negativo. De manera que esta versión lo ofrezca todo en positivo es ya, de por sí, un enorme aliciente.




El GA-900 en G-Shock lo han desarrollado como "reloj-herramienta", se han inspirado en el mundo industrial para realizar un reloj con unas notables características de pieza industrial, en cuyo frontal llama la atención unas notorias torretas (rematadas por pieza de metal como refuerzo) que no veíamos desde modelos como los GW-7900, por ejemplo.

Otro detalle es la forma de decágono (diez lados) del perfil de su bisel, un bisel muy grueso, amplio y de notables dimensiones que rodea los pulsadores haciendo a la vez de guarda de estos, las asas, las mencionadas torretas, y el pulsador de iluminación que está situado en el frontal, por ejemplo. Este bisel se encuentra en sus laterales seccionado en dos, o más bien con aberturas practicadas en el mismo, dejando ver parte de la caja que hay detrás, en los bordes. Es, por todo ello, un bisel enormemente complejo, no cubre la caja sin más, rellenándola como una segunda piel, como podría ser en los GA-110, ni es una delgada y pequeña lámina superior, como encontramos en otros ana-digi de la misma G-Shock (el GA-2000, por mencionar un caso).



La complejidad se extiende también a las asas, con una pieza de refuerzo en la parte superior que hace que las fuerzas se repartan entre la caja, la correa, y las asas de la propia pieza. Así, en total encontramos cuatro pasadores, dos de abertura convencional en la parte de la caja, y dos que podemos extraer con la punta de un alfiler en la parte de la pieza de refuerzo. No es un sistema inédito en G-Shock, ya se utilizó en modelos como los Baby-G BGD-180 aunque, en este caso, con una estética mucho más contundente, soberbia.

Todos los pulsadores poseen superficie moleteada, y excepto el de la iluminación (que puede activarse con mucha facilidad), la protección de las guardas impiden que sean operados de forma accidental.




Llegado el caso, y gracias a los adaptadores, al GA-900 se le podría incorporar una correa convencional.


Respecto a las correas, el exterior está texturizado, dándole un acabado enormemente atractivo y muy peculiar y que, según Casio, se le ha añadido para que se pueda ajustar mejor el reloj con las manos cubiertas por guantes, manchadas de aceite, o con jabón u agua. La hebilla es de doble brazo, éste de metal, aunque el cierre de la misma es de plástico, eso sí, un plástico bastante robusto que no "baila" ni da tanta sensación de inseguridad (y fragilidad) como en modelos tipo GBD-200.

No entendemos, sin embargo, por qué Casio no le ha colocado una hebilla de metal, ya que sería lo más adecuado y lógico para este tipo de relojes, cuyas hebillas, por las dimensiones y fuerzas de sus robustas correas (muy gruesas) se ven sometidas a enormes presiones. Es algo que empezó a hacer Casio hace años en sus Collection (colocarles hebillas de plástico, nos referimos), y que fueron ampliamente criticados por ello, aunque nos quedaba el consuelo de que en sus G-Shock continuaban ofreciendo hebillas metálicas. Pero ahora no, y hasta en G-Shock vemos con enorme decepción cómo les van poniendo hebillas de plástico a casi todos sus nuevos lanzamientos. Incomprensible.


_GA-900, el reloj-herramienta_

//Casio mencionaba con ocasión del anuncio de esta edición:

"A BlackEyePatch collaboration in a timeless industrial design.
Intentional application of the industrial elements frequently incorporated into BlackEyePatch design, including the ("handle with care") motif, creates a watch with a singularly timeless sense of style. Against the base tone of grey, sparing accents of orange evoke workwear for a clean, minimalist look. Includes an additional band and is sold in special packaging
".
//



Terminamos un repaso al exterior de este Casio GA-900 haciendo referencia a sus dimensiones. Si es cierto que es un reloj grande (52,8 x 49,5 x 16,9mm), no es pesado (solo 65 gr.), y solo es un poco más grande que un GA-2000, para que nos hagamos una idea. Además, conviene señalar que no es incómodo ni molesto. Relojes como los G-9300 o G-9110, que tuve ocasión de probar y llevar durante una buena temporada, eran muy incómodos bien por su forma asimétrica (el G-9300) o por su diseño de asas y ajuste (el G-9110). Este GA-900, sin embargo, se acomoda bastante bien a la muñeca, de hecho no tiende a quedarse desequilibrado en ella, y el hecho de que carezca de aletas en la parte interna de las asas es indicativo de que en Casio no tuvieron necesidad de ponérselas por poder adaptarse el reloj, por sí solo, a un gran número de medidas de muñecas. Incluso a una minúscula como la mía.




Edición especial Black Eye Patch
Hasta aquí hemos mencionado todas las características constructivas y de diseño que son comunes a todo GA-900, vamos ahora a centrarnos en esta edición especial. El GA-900 de Black Eye Patch se acompaña de un embalaje auténticamente excepcional. Son, en realidad, dos cajas, ni más ni menos. La principal lleva una lengueta que, antes de acceder a la caja que contiene el reloj, nos advierte con un sorprendente: "Precision Machinery Inside" ("Maquinaria de precisión en el interior"), y el simbolito de advertencia eléctrica. Es toda una declaración de intenciones, y que se ajusta perfectamente a la filosofía del reloj: ser una herramienta de precisión de alta eficiencia.

En la misma solapa encontraremos la guía de usuario (una guía rápida, como viene siendo habitual en G-Shock para seguir con sus políticas ambientalistas; la guía completa nos la deberemos descargar desde su web), la preciosa tarjeta de garantía plástica de G-Shock, y algo muy peculiar: una herramienta metida en una bolsita. Como éste es un reloj con el nuevo sistema de cambio rápido de correa, Casio le ha incluido un extractor de pasadores. No obstante hay que señalar que en G-Shock han aprendido la lección, y en lugar del desastroso extractor de plástico que nos venía en modelos como los DWE-5600, y que acababa con la punta totalmente destrozada (al ser de plástico, la punta era muy frágil), en este nuevo modelo el extractor tiene punta de metal, mucho mejor y más duradero.



Tras todos estos "extras" accedemos por fin a la caja que contiene el reloj, que no es la habitual lata de metal, sino un embalaje especial en donde nos viene el reloj lleno de protecciones y muy bien presentado. En esta edición los detalles son tales que hasta la esponja ha sido personalizada, con un acabado grisáceo. El reloj llega acompañado de un extra muy valioso: una segunda correa. Si bien la correa que viene por defecto en el GA-900 es gruesa (muy gruesa), robusta y muy sólida (con un notorio aspecto de ser también duradera), nunca viene mal disponer de dos, y mejor aún si, como es el caso, la segunda es de tipo textil.

Por desgracia tampoco es la resistente correa que encontramos en modelos como los GLS-5600, hechas con nylon y muy sólidas, esta es una correa un poco más "de vestir", ciertamente es gruesa y no muy dúctil (ya que es una especie de dos correas unidas, con el fin de hacerlas más sólidas), pero su tejido de acabado da la sensación de ser un poco delicado, así como su trabilla. Lo mejor de la correa es, sin lugar a dudas, su hebilla, que ésta sí, es de metal. Sin embargo habría sido un interesante plus y un gran detalle que G-Shock la hubiera hecho con tejido de nylon o, aún mejor, de Cordura, como hacen en algunos Pro Trek cuando ofrecen este tipo de segundas correas. Sin poder asegurarlo, diríamos que en esta ocasión es textil sin más, muy cercana a las "cool" de los Baby-G, pero alejadas de las correas textiles de los fantásticos GLS-5600 en su gama G-Lide invernal.

De manera que, si no puedes acceder a esta edición especial, tampoco echarás mucho en falta pues salta a la vista que la correa de resina que ya de por sí traen los GA-900 como equipamiento de serie es mucho mejor.



Módulo y esfera
Ya hemos visto el exterior y analizado los elementos extra de esta preciosa edición especial, vamos ahora con el módulo, funciones, y esfera.

Lo primero, dejar bien claro -como veis- que este es un modelo ana-digi. Decimos esto para que tengáis en cuenta la dificultad que tienen los fabricantes al enfrentarse con el reto de crear este tipo de modelos y tratar de mantener un justo equilibrio, sin darle preferencia a una parte respecto a la otra.

En esta variante especial, los índices van rematados, pero no pintados en toda su superficie 3D. Es una pena, porque al mantener el mismo color del fondo uno sólo se puede guiar por las sombras para ver la hora. Es un pequeño error que Casio no ha cometido en casi ninguna de las otras variantes, ya que en la mayoría los índices van pintados en su totalidad, aprovechando así las ventajas de los índices esculpidos sobre el fondo (incluso en las variantes estándar de los GA-900, la negra y amarilla, los índices están en resina pigmentada, que los hace mucho más duraderos). En este tipo de variantes especiales, como se trata de dar protagonismo a la espectacularidad, y no tanto a la utilidad, G-Shock no ha tenido eso muy en cuenta.



La leyenda en un lateral del fondo, que en los modelos estándar aparece como Shock Resist, en esta edición se ha sustituido por la marca que colabora, Black Eye Patch (al igual que en la trasera, por cierto).

Las agujas tienen, en todas las ediciones de los GA-900, un diseño tipo disruptivo. Este diseño, proveniente del mundo de la industria pesada y también del campo militar, hace que dos piezas se reconozcan fácilmente aunque tengan contornos parecidos o estén juntas. Es el primer G-Shock que hace uso de él, y el resultado es espectacular. Gracias a ello las manecillas principales se distinguen mejor y se puede ver la hora mas rápidamente al "guiar" la vista hacia sus puntas, algo muy importante teniendo en cuenta la cantidad de elementos que forman el fondo y que pueden llegar a distraer en este tipo de relojes ana-digi. Por desgracia, el diseño disruptivo no está implementado en esta edición especial, exceptuando una especie de sutil y vago acercamiento a él en la punta de las manecillas, que poseen reborde en contraste, y en los bordes o marco de la zona gráfica de testigos, en la parte superior. Aún así, y a pesar de ello, las manecillas de la hora se ven bastante bien y se distinguen gracias a que el fondo es más oscuro que las mismas. Sin olvidar, además, que las acertadas proporciones de ellas (la horaria más corta y gruesa que la minutera, más larga y afilada) consiguen que pronto se encuentre y reconozca su posición.



Siguiendo con las particularidades de este modelo, otro de los detalles que llaman enormemente la atención es su novedoso sistema de información de activación de funciones, como la alarma o la señal horaria. Es un sistema híbrido mezcla de marcas de testigo y de etiquetas, que aparecen borrosas cuando están desactivadas (pero se ven), y con fondo negro, destacándose, cuando están activadas. En esta variante en positivo se quedan un tanto desangeladas, ya que la espectacularidad de este diseño destaca mucho más en displais invertidos y es quizá por ello que la mayoría de variantes de estos GA-900 sean en negativo.

En cuanto a sus funciones, una de las más útiles y también peculiares de estos modelos es la posibilidad de lanzar el cronógrafo desde la pantalla de inicio, a través de un acceso directo, con solo la pulsación de un botón. Es parecido al sistema de activación que tenían los GD-350 pero, en aquel caso, para el temporizador. Además, en estos GA-900 como el cronógrafo dispone de sistema "target" (TGT, o "tiempo objetivo"), si lo necesitamos podemos convertir el cronógrafo en un temporizador. Según lo tengamos configurado, desde la pantalla de inicio podemos lanzar directamente uno u otro. Cuando hacemos esto la pantalla gráfica animada se comporta de manera totalmente diferente, haciendo seguimiento del tiempo objetivo del cronógrafo. De esta manera, podemos tener un porcentaje visual del tiempo transcurrido y restante. Podemos también consultar el cronógrafo y su estado desde la pantalla principal en cualquier momento, haciendo uso de su acceso directo, sin necesidad de transitar por el resto de las funciones.



Por supuesto, al cronógrafo podemos acceder también desde el pulsador de modos, siendo el último tras el temporizador, las alarmas, y el horario mundial. El GA-900 dispone de cinco alarmas (no personalizables, solo diarias), una de ellas con despertador, por supuesto señal horaria, temporizador (que es de una hora), el mencionado horario mundial, y el que acabamos de explicar, el cronógrafo.

También podemos configurarle la duración de su iluminación (de un solo LED en color blanco, que solo ilumina la parte analógica), de uno a tres segundos, el horario de verano -DST-, y tenemos también la posibilidad de silenciarle el sonido de sus pulsadores (curiosamente, sin testigo de "mute", algo muy poco habitual en los relojes de Casio). Aparte de todo ello, disponemos de acceso directo para la retracción de manecillas, y función de ajuste de manecillas a las doce, para centrarlas en caso de que haya sufrido el sistema analógico un impacto muy fuerte.




Detalle del sistema de información híbrido de los GA-900.


Segundos "al revés"
Uno de los aspectos que es particular de este modelo (y que no se suele ver a menudo) -además de no tener testigo de "Mute", por cierto, como acabamos de explicar-, es el poseer los segundos animados en la zona de la izquierda, al contrario de lo que suele ser habitual, que es verlos a la derecha del todo. Al principio se hace algo extraño verlos ahí, pero en lo personal le da un aspecto interesante y diferente que me gusta. Además, no estorban gracias a que existe un amplio espacio entre el bloque de la hora y los segundos, por lo que se distinguen bastante bien.

La razón de haber colocado en ese lugar a los segundos es probablemente para evitar utilizar un display totalmente dot-matrix, que encarecería el reloj y, por supuesto, haría a la circuitería más compleja. Guti mencionaba que también lo haría menos eficiente energéticamente, que puede ser también otra de las razones.




La parte interna del adaptador es de metal, con el fin de aumentar su rigidez y evitar que el pasador salte.


Aprovechamos este inciso sobre los segundos para mencionar que, si bien éstos son multipunto (de matrices de puntos), el resto del bloque de dígitos a segmentos tienen un trabajo de desarrollo bastante interesante. Al ser de pequeño tamaño, en Casio han querido mejorar su visibilidad haciéndolos con las esquinas en curva, y no en ángulos rectos. Esto lo han conseguido añadiendo un segmento curvo en la parte superior, con el que se mejora la visibilidad y la estética de los dígitos notablemente. Es un interesante detalle que conviene destacar y que demuestra el cuidado y esmero que han puesto en ese display G-Shock, y que no vemos en otros modelos. Esto consigue que consultar la hora o la fecha en ese display sea una delicia y consiga una experiencia de usuario bastante gratificante.

Señalar en este sentido la animación de la zona gráfica de los segundos, que se mueve segundo a segundo, lo que logra que no se encuentre tan estática y siempre veamos el display con una estética diferente, lo que le hace mucho más divertido.



Autonomía y clasificación
Por supuesto estamos hablando de uno de esos G-Shock que se alejan de modas y corrientes estéticas al uso, con una gran personalidad y de clara inspiración práctica, pensando en la utilidad. Eso queda bastante claro por su display principal de grandes dimensiones, que facilita su lectura incluso en invertido, por el mencionado diseño disruptivo de manecillas y de recuadro de funciones (que también tiene bordes con ese diseño), y sus índices labrados de gran visibilidad.

Pero, además, un aspecto importante es que, a diferencia de la mayoría de las GA Series y ana-digi de G-Shock, este modelo dispone de una notoria autonomía. Oficialmente Casio le da una vida útil de nada menos que 7 años, y es que aunque monte una única pila de las más comunes del fabricante nipón -una CR2016 utilizada en los F-91, W-59, y tantos otros...-, el recurrir a un único LED y no hacer excesos en iluminación ni en elementos de gran consumo consiguen mantener la demanda energética en niveles muy bajos.

Eso sí, es una lástima que Casio no le haya incorporado Illuminator, que habría sido fantástico y una solución ideal para acompañar a su esfera, y completar el recubrimiento luminiscente de sus manecillas, que sólo disponen de él en las puntas.



Conclusiones
No estamos ante un reloj para modas y probablemente el GA-900 no coseche éxitos de modelos como los GA-2100, de hecho muy probablemente esté llamado a acabar siendo un bonito recuerdo dentro de G-Shock, como lo son ahora tantos otros, por ejemplo los GAC-100, los G-9200, o los mismos GD-350. Pero aún así nos encontramos ante un modelo cargado de virtudes, muy útil, práctico, y con detalles y particularidades que lo hacen muy interesante.

Para quienes acudimos constantemente a cronógrafos y hacemos un uso extensivo de los mismos, o queremos disponer rápidamente de esas funciones en situaciones particulares, poder contar con la posibilidad de activarlo al instante es una enorme ventaja, que nos hace enseguida convertirnos en fans del modelo.



Además, es de agradecer el hecho de que, en los tiempos que corren, uno pueda tener relojes de este tipo para cuya configuración, puesta en hora y exprimir todas sus funcionalidades, no se requiera de apps, de smartphones, ni de consultas a Internet o información rara. Este es un modelo muy independiente, enormemente autónomo, que solo requiere puesta en hora y muy de cuando en cuando verificar que esté bien ajustado porque, además, su sistema de cuarzo es muy preciso, del orden de +/- 15 segundos por mes.

A eso hay que añadir la robustez a los impactos propia de todo G-Shock, su resistencia al agua de 200 metros, y sus elementos funcionales y diversos modos de uso, pudiendo conocer la hora en analógico, en digital, y por supuesto, teniendo además la ayuda de su diseño de rápido reconocimiento, de tipo disruptivo. Por todo ello este es un modelo que, tanto los más jóvenes o el público más clásico, agradecerán enormemente porque nos ofrece lo mejor de un G-Shock, en un formato innovador y con esas peculiaridades que le dan mucha personalidad.

























































































| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com




| Pruebas | | Opiniones | | GShock | | GA900 |

8 comentarios:

  1. ¡Menudo pedazo de review! Me ha encantado.
    El reloj, no está entre mis favoritos, pero se nota que aunque lentamente, Casio va escuchando a la gente. Por ejemplo la herramienta para cambiar correas, que ahora tiene puntas metálicas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Guti.

      Bueno, siento decepcionarte, porque precisamente ayer vi que en el nuevo DWE que van a sacar próximamente (el over print), lo venderán de nuevo con el extractor de plástico...

      Eliminar
  2. Anónimo9.5.22

    Una Review muy completa.
    Hoy he caminado la pila de mi GA-100 y no me gusta nada la CR1220 es bueno que este GA tenga una CR2016.
    La construcción interna del GA-100 y GA-120 no es muy buena y he tenido problemas cambiando las pilas de estos dos Casio que por cierto no han aguantado más de 3 años y medio a pesar de que Casio suele tener una duración muy superior a lo estimado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los GA consumen mucho, y claro, la CR1220 es muy pequeña.

      Internamente es cierto que les dan mil vueltas los G-100, AW-590, AW-500... Alguno de ellos además con pulsadores de metal.

      Eliminar
  3. Anónimo9.5.22

    Soy pepe Casio, no me ha funcionado el logueo de Gmail.
    Ayer me puse mi GA-100 y esta mañana el display estaba muy translúcido y le he cambiado la pila de casa traía una Sony, al abrir la tapa posterior el reloj tenia unas gotas de líquido transparente que no sé si es sudor o líquido de la pila.
    He tenido problemas con la bata de plástico blanco de este reloj y también tuve problemas con mi GA-120.
    Espero no tener problemas con los otros GA que tengo.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10.5.22

    Un G-Shock con hebilla de plástico. No gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la hebilla de plástico es algo que no se entiende. Es un modelo que vale 100 euros (bueno, este casi 200), ponerle una hebilla de metal es lo mínimo, más aún cuando sabes que el doble brazo "tira mucho" y hace una presión enorme sobre la correa, que encima es muy gruesa. Da una sensación de fragilidad absoluta.

      Claro que peor es aún el sistema de modelos como los GBD-100, en donde además de hebilla de plástico le han reducido la superficie de agarre del pasador, y la hebilla baila para todos lados.

      Eliminar
    2. Anónimo10.5.22

      Gracias por la respuesta Zonacasio, lo que no veo normal es la creciente cantidad de modelos G-Shock que empiezan a tener hebilla de plástico, cada día se parecen más a modelos Collection.

      Eliminar

Zona Casio Semanal

Inscríbete en nuestro Grupo de Noticias para recibir gratuitamente nuestro magazine Zona Casio Semanal, con el cual podrás leer cómodamente todo el contenido de ZonaCasio off-line, y conservarlo como material de consulta o información. En cualquier momento podrás anular tu suscripción, así como configurar cómo quieres recibir los avisos y notificaciones, cómodamente en tu casilla de correo.
Puedes darte de alta a través de éste link. ¡No te lo pierdas!