22/12/21

Protege tu bonito y brillante reloj de caja cromada



Nunca he sido muy defensor de los relojes de caja de resina cromada, pienso que tienen muchos inconvenientes y casi ninguna ventaja. Porque a un reloj de acero macizo uno puede darle una limpieza de cuando en cuando (y hasta muy de cuando en cuando) y olvidarte de él. Uno chapado, bueno, mientras le vigiles con cuidado el chapado y éste no se despegue del soporte de resina, te puede durar muchos años y darte un gran servicio. Pero un reloj cromado, amigo... Eso es lo peor de lo peor. Peor que la resina pintada. Si tienes un reloj de este tipo tienes que cuidarlo hasta el extremo.

Pero dado que Casio cada vez lanza más modelos de este tipo (A100, A700, A168, DB-360, A171...), nos pareció conveniente dedicarle un poco de espacio para hablar sobre su mantenimiento, ya que son muchísimas las personas que los adquieren.




Eso sí, nadie entiende cómo es que Casio vende cromados a precio de acero, es cierto que este acabado, con resultados espectaculares, brillantes y lustrosos, puede llegar a simular ser acero (y oro, o plata, o bronce...), pero ni muchísimo menos lo es, aunque en algunas partes continúen poniéndolos (y vendiéndolos, lo cual es mucho peor) como "reloj con caja de acero". No es así.


_Cuidado con los cromados_

//Si las cajas de resina son endebles, caducas, delicadas... no digamos ya los cromados, que amenazan con autodestruirse en el momento en el que la capa superficial se dañe.//




Suelo vigilar mucho mis relojes cromados (los pocos que me quedan, he ido intentado deshacerme de la mayoría y lo he conseguido), y en algunos de ellos me he encontrado que, al retirarles la tapa, comienzan a aparecer esas micromarcas verdosas. Ése suele ser el primer paso de degradación del cromado, comienza con unas pequeñas muescas o "erupciones", sobre todo en zonas con acumulación de humedad (por ejemplo, debajo de las esquinas de la tapa, junto a los tornillos, donde suele quedarse el sudor), y va corrompiendo y dañando las zonas aledañas, hasta conseguir romper el cromado. Una vez hecho ésto, el que aparezca el imparable y característico "pelado" es sólo cuestión de tiempo.



Por ello, aunque no sea necesario ni por las juntas ni por el cambio de pila, cada pocos años conviene que abras el reloj y compruebes minuciosamente el estado del cromado bajo la tapa de cierre, realizando una limpieza concienzuda sobre toda la zona. Si en alguna esquina ves algún resto minúsculo verdoso, retíralo totalmente de inmediato, haciendo uso de la punta de un palillo de madera, por ejemplo. Si notas que existe riesgo de "rayar" la superficie con el reactivo verdoso, unta o humedece la punta del palillo previamente con grasa de silicona, para que actúe de medio lubricante.


_Cuidado con los cromados_

//Si tienes un reloj con este brillante acabado y quieres conservarlo, vigila especialmente las uniones del cierre y toda juntura con el metal, y no aprietes en exceso los tornillos.//




Retira finalmente cualquier resto de suciedad acumulada, aprovecha para engrasar las juntas, y cierra de nuevo el reloj. Ten cuidado al hacerlo de no apretar los tornillos en exceso, ya que un apriete fuerte puede dañar el delicado cromado y rajarlo, de ahí que muchos relojes cromados no puedan ser resistentes al agua (salvo a ligeras salpicaduras), puesto que, al contrario que las resinas o el metal, no se puede apretar la tapa trasera demasiado.



Finalmente, no estaría de más que de cuando en cuando le pases un paño húmedo (si puede ser con algún protector hidratante o silicona, nunca seco porque puedes dañar el acabado) sobre la caja del reloj, tratando que los agujeros de los pulsadores y las esquinas de la tapa de cierre queden cubiertos y "aceitados".

Con todos estos pasos conseguirás que tu bonito reloj cromado te dure más tiempo. Eso sí, no esperes de él la longevidad, durabilidad y resistencia de una caja de resina o de metal, porque el cromado es una simple terminación estética que está pensada para quedar bonita, no para durar.



| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com




| Bricolaje | | Trucos | | Consejos | | Cromado |

4 comentarios:

  1. Hay que ir con pies de plomo. Por cierto, una de las fotografías me suena muchísimo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me la pasó un señor para mi banco de imágenes hace tiempo. No sé si te suena, tiene la web de relojería más leída en español.

      Eliminar
    2. Ahh vale, entonces fue el de Horas y Minutos, que él dice que es la suya :-)

      Eliminar
  2. Creo que un de la, diferencias que tenemos, en general, los aficionados a los relojes con el resto es que, cuando compramos un reloj, queremos que sea para "siempre" (Otra cosa es que al cabo del tiempo no nos llene y le demostrar salida) mientras que el resto lo quiere para unos años y luego cambiarlo por otro, por eso tampoco les importa mucho la durabilidad, siempre que esta sea razonable.

    ResponderEliminar

Zona Casio Semanal

Inscríbete en nuestro Grupo de Noticias para recibir gratuitamente nuestro magazine Zona Casio Semanal, con el cual podrás leer cómodamente todo el contenido de ZonaCasio off-line, y conservarlo como material de consulta o información. En cualquier momento podrás anular tu suscripción, así como configurar cómo quieres recibir los avisos y notificaciones, cómodamente en tu casilla de correo.
Puedes darte de alta a través de éste link. ¡No te lo pierdas!