2/1/19

Gaceta HD: El primer Heavy Duty


La línea HD llegó al mercado después de los Marlin, aunque no fue algo que ocurrió de forma inmediata. Parece ser que Casio tenía la intención de lanzar una gama de Marlin al mercado que fuera robusta y resistente "al trote diario", y así nació el DW-200 que fue el primer modelo, además, que llevaría las siglas "DW" que luego adoptarían en Casio para sus G-Shock. Corría el año 1983 y su módulo era el 181.

Casio ya había lanzado líneas de Marlin podría decirse "especializadas", como los WS (extra-delgados, en torno a los 6mm de grosor), o los W-100 (alias H110), W-300 y W-400, con el módulo 106, los Marlin con la extravagante mezcla de caja de resina con cierre a rosca mediante tapa metálica. Esta combinación de materiales es inédita en el mundo de la relojería (sea con Marlin o no), lo mismo que la denominación "H" en Casio. Aunque el exterior era de resina, el interior de esas cajas seguía contando con el clásico anillo metálico que protegía al módulo, elemento que heredarían luego los HD posteriores.




Sin embargo, el DW-200 coincidió con la irrupción de G-Shock (1983), y Casio entonces decidió interrumpir esos planes iniciales (o al menos eso parece indicar, si nos detenemos a observar la línea de tiempo de lanzamiento de modelos) para sus líneas Marlin, en favor de G-Shock y con el fin de darle más protagonismo a aquellas nuevas variantes.

Por desgracia el proyecto G-Shock fracasó: apenas se vendieron un puñado de ejemplares. Casio se encontró en una difícil situación, de manera que decidieron volver a poner en la calle relojes robustos por debajo de G-Shock, y fue así cómo apareció el DW-210, que puede considerarse el eslabón en la transición entre los Marlin y los HD, y también -y por consiguiente- entre G-Shock y HD. Cuando esto ocurría, estábamos ya en el año 1985.


Si nos fijamos en el DW-210, no lleva ningún tipo de serigrafía en especial: la línea Marlin hacía tiempo que había desaparecido a favor de G-Shock, y no había ningún modelo que pudiera considerarse de este estilo "resistente" entre medias. Lo que también nos indica el DW-210 es la obvia transición entre las dos líneas, con una caja típicamente Marlin -basada en el DW-200-, y un módulo típicamente HD (el 548, dejando atrás el antiguo 181).

Tras él, Casio comenzaría a darles protagonismo con la nueva serie o división HD, y lanzó el primer modelo de esta submarca auténticamente -y genuinamente- Heavy Duty: el DW-240. En él podemos ver ya el logo HD definitivo, siendo por tanto el primer HD cien por cien, con su inconfundible estilo (muchos de sus conceptos serían usados en G-Shock), y con el logo, como decimos, específico de la marca. Su módulo 548 es uno de los módulos más completos y "redondos" de Casio, con hora en todos los modos, cronógrafo y temporizador de 24 horas, alarma múltiple, REM, e iluminación. Con una precisión "a lo G-Shock" (+/- 15 segundos por mes), montaba una pila BR2016, con una autonomía de 5 años.


La caja del DW-240 era de resina, con el interior metálico y cristal mineral endurecido. Además, la tapa de cierre estaba sellada por un anillo estándar, y el módulo protegido por la clásica "bata" de la Casio de los ochenta.

Hay un hecho que llama bastante la atención, y es que hubo un salto entre el DW-210 y el DW-240. En efecto, Casio usó la denominación DW-220 para el "experimento" del "DepthGauge", y el DW-230 para el completísimo modelo con módulo 550 (y hoy considerado también un HD, aunque sin el logo), un completísimo old-school lanzado en el mismo año -1986-, por lo que no pudo usar ese nombre para el DW-240, teniendo que saltar "diez posiciones" en la lógica de modelos de Casio. Por su estilo, estética y prestaciones, el DW-230 era otro de esos intentos de utilizar la estética G-Shock u old-school en un reloj asequible, robusto y completo, experimentando fuera de la línea HD.

El DW-240 sería el precedente para toda una serie de variantes HD, hoy muy apreciadas por los coleccionistas, como son los DW-260 y los DW-270.


En los años noventa habría un parón,y con la explosión y el éxito en G-Shock, Casio dejó de usar la submarca HD para no hacerle la competencia. No obstante siguió lanzando modelos "DW" fuera de G-Shock, considerados también como HD, pero sin el logotipo de la marca, como los DW-295 (1998), DW-290 (1993, "recuperado" en el año 2011 con el módulo 3231 para mercados emergentes, como el brasileño) o los DW-280 (1992). Sobre los modelos de los noventa ya hemos tratado aquí, como recordarás.

En la década del 2000, y con la llegada del nuevo milenio, Casio hizo un cambio importante: dejó la denominación "DW" únicamente para utilizarla en G-Shock, y para los HD empezó a usar esa denominación: "HD", clasificándolos según sus tres formatos, a saber: HDd para los digitales, HDa para los analógicos, y HDc para los "combi" o ana-digi. A su vez, esto propició el que se pudiera volver a disfrutar del logo HD en el reloj. El primero en hacer uso del mismo fue el HDA-100, un analógico que vio la luz en el año 2004.

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

7 comentarios:

  1. Yo tengo el HD de la primera foto de portada de este post, excelente reloj, lo certifico.

    ResponderEliminar
  2. Este artículo es oro, lo tengo que memorizar, este artículo es increíble y con 1 solo comentario algo tan valioso.No tengo palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose, la verdad es que tienes mucha razón (para no variar, jeje). Yo también me sorprendo a veces, cómo artículos que tienen cientos de visitas, apenas nadie comente nada. Supongo que porque está todo muy bien explicado que no habrá nada que añadir, jeje

      Eliminar
  3. No me canso de leer este increíble artículo, mañana si no hay más retrasos espero que por fin me llegue el W-25 con su fabuloso módulo 181, ya mandaré fotos para la galería.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6.11.19


    Muy buenas.
    Excelentes relojes son estos HD con logo y sin logo.
    Tengo toda la serie y son unos relojes que marcaron una época y de una enorme calidad.
    Agradezco tu artículo Zona Casio.
    Saludos.
    Pedro.

    ResponderEliminar
  5. Carlos1.4.20

    Buen artículo. Tengo un DW-240 desde 1989 y certifico el aguante que tiene. Le funciona todo correctamente y se conserva de lujo. Él me enterrará a mí.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Anónimo16.12.20

    Excelente artículo y reseña.
    Tengo el DW-210, desde 1984, dos cambios pila, posible y funciona perfecto.
    Estupenda descripción y modificaciones modelo a través años.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Donaciones

Si te gusta la página, ayúdanos a su mantenimiento.
¡Muchas gracias!