2018-03-02

Casio advierte sobre la popularización de relojes fraudulentos


Dígitos que desaparecen misteriosamente, acabados que parecen hechos con muy poca calidad, alarmas que llevan a confusión... Ten cuidado si todo eso no sea simplemente porque hayas adquirido un Casio falso o defectuoso, no destinado a la venta. La compra por Internet nos ha ofrecido muchas ventajas en forma de comodidad y descuentos, pero también un gran riesgo de comerciantes que, amparados en el anonimato y la distancia, no dudan en colocarnos la peor mercancía o incluso modelos falsos sin ningún rubor. Por eso es vital comprar en sitios de confianza y de calidad, aunque el precio sea ligeramente superior.

Tan grave es el problema que en Casio han tenido que tomar cartas en el asunto, y tras sus múltiples esfuerzos en añadir códigos holográficos, han inaugurado una página especial advirtiendo sobre los sistemas de fraude que se usan para distribuir algunos de los relojes, queriendo imitar o simular un modelo auténtico o comercializable.




Algunas de "las pistas" que nos dan en Casio para ocultar este tipo de productos son bastante obvias, pero se olvidan fácilmente, por desgracia. Entre ellas encontramos:

- Falta de embalaje, o embalaje no original. También, en otros casos, se han borrado los números de serie del modelo (modelos robados, para no ser rastreados, o modelos de exposición, para no ser vendidos).

- Cuando sí dispone de embalaje, éste aparece con partes ocultas, o directamente eliminadas, o que faltan, si el embalaje es una copia, en la cual el falsificador ha obviado intencionadamente todos los datos que pudieran identificar o de codificación del modelo.

Por desgracia estas prácticas cada vez son más habituales y están más extendidas, e Internet es el terreno de cultivo ideal para que estos "negociantes" prosperen y se reproduzcan como las setas. El mayor peligro no es que no te puedan devolver el dinero, habitualmente el comerciante no tiene ningún problema en hacerlo, si el comprador descubre que es un reloj falso, fraudulento o defectuoso, y pasar tranquilamente al siguiente comprador. Siempre hay alguien "que pica" y que está ávido de gangas. El mayor peligro es que se da una imagen de productos de Casio que no es real, y que se está alimentando un mercado que daña muchas economías y muchos negocios serios y legales. Además, nos llevamos un producto que no cumple las especificaciones de Casio, por lo que tampoco satisfacerá nuestras expectativas.

No compres productos de Casio en sitios sin la certificación oficial del fabricante (se pueden encontrar los listados de tiendas oficiales en su página web), y en distribuidores no autorizados. No pienses que has encontrado la oferta del siglo, nadie regala el dinero, y menos aún en estos tiempos que corren. Si crees que alguien te está vendiendo algo muy lejos de su precio habitual, es que vas a pagarlo por otro lado. En la mayoría de los casos, por un mal producto.

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

4 comentarios:

  1. La verdad que asusta hasta donde llegan en apariencia las falsificaciones. Por eso estos posts son muy bienvenidos, para que nadie pique.

    Es una pena que Casio como marca oficial no ponga más énfasis en difundir estos engaños y las precauciones necesarias.

    Buena labor ZonaCasio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Guti.

      En efecto, las falsificaciones cada vez son más fieles al original, aunque la que publicamos como fotografía de cabecera del post "canta" bastante :D

      Eliminar
  2. Pues acá en mejiko los venden al por mayor, en cada esquina de tiaguis he visto una falsificación del Mudmaster y Mudman, creo que son los únicos que logran chafear xD, nunca he visto del Rangeman o Gulfmaster. Pero les diré algo, de lejos si parecen originales.

    ResponderEliminar
  3. Me llama mucho la atención el siguiente extracto:

    "Falta de embalaje, o embalaje no original. También, en otros casos, se han borrado los números de serie del modelo (modelos robados, para no ser rastreados, o modelos de exposición, para no ser vendidos)."

    Quiere ello decir que los falsificadores han conseguido y utilizado partes de relojes de exhibición, no comercializables, que la propia Casio utilizó previamente como relojes para sus exhibiciones, valga la redundancia?

    ResponderEliminar