Los otros "Casios"


El mundo de la falsificación no es una peculiaridad en el mundo del consumismo reciente, ni mucho menos. Sus tentáculos son tan antiguos casi como el propio comercio, aunque su popularización (y práctica omnipresencia) tenga no muicho más de cuarenta o cincuenta años.

Dejando aparte, como un caso curioso y en algunos aspectos aislado, las realizaciones de la Unión Soviética, en donde podría calificarse su "falsificación" como copia o plagio de tecnología occidental, pero poniéndole su propia impronta (en algunos casos, no en todos, porque en otros aspectos como en los ordenadores fueron auténticos pioneros), o copiando diseños de exterior pero manteniendo su filosofía de robustez, durabilidad y simpleza en los componentes y piezas, el mundo de la relojería vio nacer a muchísimas marcas que quisieron unirse al carro de los relojes superventas de la época y, con más éxito o menos, tratar de obtener parte de los beneficios de ese prestigio muchas veces a costa de engañar a incautos clientes y, otras, queriendo esconder su falta de innovación y elegancia tomando formas, diseños y variaciones, de modelos de relojes muy populares en el mercado.




Aunque actualmente G-Shock es una de las marcas más "acribillada" a falsificaciones, Casio en general lo fue desde los años ochenta, precisamente por ser una marca enormemente popular y a la que casi todos acudían. Resulta curioso que, entre los modelos de Casio de aquella época, se veían pocos G-Shock y en su lugar aparecían muchos Marlin o "pseudo-Marlins", lo que es una clara muestra de la gran importancia de esas variantes Marlin en aquellos años, aunque ahora Casio ni la recuerde.

Os ponemos solo algunos de esos relojes como ejemplo, muchos de ellos han ido apareciendo "por ahí" gracias a Internet, pero somos conscientes de que son solo una pequeña muestra de la cantidad de sucedáneos de Casio que por aquellos tiempos uno podía encontrarse en las tiendas.


Hay que tener en cuenta, y no se debe olvidar, que si un reloj es falsificado no es solo porque su precio compense, al ser muy elevado. En el caso de Casio la cosa cambia bastante, y es curioso porque no se trata de relojes caros, sino de otro de los aspectos que también atraen mucho a la industria falsificadora: un producto muy consumido, muy conocido, y que se vende bien (y mucho). Los relojes Casio no eran caros, pero en su lugar sí poseían esa segunda característica y, por ello, resultaban muy atractivos ya que aunque en un artículo el fabricante no obtuviese mucho beneficio (o un porcentaje ridículo), el atractivo residía en que podía compensarlo vendiendo un gran número de ellos.

A veces ocurre que alguno de nuestros lectores nos escribe para consultarnos sobre si el reloj que posee es falso. Éste es uno de esos casos que, como veis, salta a la vista solo con verlo. Es una rara falsificación, eso sí -o bastante rara, por su antigüedad- de un F-91, lo que demuestra claramente que el interés que despertaba este modelo viene de muy atrás. La leyenda "M-545" debería hacer mención -se supone- al módulo ("Módulo 545"), pero tanto la baja calidad de las mismas (algo impensable en Casio, al menos en la Casio de aquella época) como en la definición de "Auto-Calendar" (creo que es una definición que nunca estampó Casio en ningún reloj) deja en evidencia la originalidad de este modelo. Lo de "High Grade" ya ni lo mencionemos.


Otro de esos "F-91" que aún podemos encontrar por tantas tiendas. Algunos fabricantes para no implicarse en problemas legales, ya no incorporan el logotipo de Casio, pero en lo demás calcan íntegramente el diseño de un F-91W. Por cierto, parecen olvidar que, aunque la marca Casio está registrada, también lo está -por la misma Casio, obviamente- la denominación "F-91W" como marca, por lo que no deberían usarla tampoco.


Dejemos un poco aparte el F-91, para enseñares éste otro modelo. En realidad, casi toda la Serie A de Collection es masacrada a falsificaciones, tanto los dorados como los plateados.


Vamos ahora con "los pesos pesados" de la falsificación. Aquí todo un "Marlin" de origen Chino, se trata del Advance WR-30 (el nombre ya lo dice todo), con el logo de Marlin (además doble logo) a ambos lados del frontal, calcado sin miramientos del mismo logo que usaba Casio. La caja de metal, y los pulsadores de robusto aspecto, eran inocentes engaños estéticos: el reloj es un simple Water Resist 30.


Si con el anterior "Marlin" no tenéis bastante, tranquilos que aquí llega otro. Éste ya con una marca más "seria" (ejem..., por decir algo), se trata de un Carich al cual no le han fusilado tan notoriamente el logo del Marlin, en su lugar han puesto un pez un poco raro ahí, que parece una trucha, la verdad. Lo demás ni mirarlo, se nos cae el alma al suelo solo viendo su módulo, o su WR30 (tres atmósferas, en este caso). Aunque estéticamente quiere tentarnos como si fuera un Marlin, es pura ficción. Eso sí, para los incautos se comercializaba en los ochenta como reloj "Multi melodías". Casi nada.


Y si ya fusilaban a los Marlin, ¿a qué mas se atreverían los falsificadores de entonces? Pues a fusilar también a la marca. Y así nacían aquellos "Casico", con una tipografía que quería hacer creer a los incautos que se trataba de todo un Casio. Visto tras el paso de los años, la verdad es que ahora no podemos dejar de sentir un poco de simpatía condescendiente con él, al notar la clara inocencia de algunas de aquellas falsificaciones, y si no fijaros en el simpático pez vela, obviamente un Marlin no podía faltar para resultar realmente atractivo, ya que por aquél entonces era sinónimo de reloj resistente y fiable. Hoy en día, por desgracia, es sinónimo de abandono total por parte de Casio.


Aquí otro más de aquellos "pseudo-Marlin" (no os extrañe ver de aquellos pececitos por todos lados), en esta ocasión con la incorporación de melodías y de una marca extraña, "D&L". Os podéis imaginar que su éxito fue acorde con su desacertado diseño.


Casio vivía épocas de tanta locura que le salían imitadores por todos lados, y este no era más que un anticipo de lo que llegaría después: una esquizofrénica imitación de G-Shock, el "A.CASSIO" con nada menos que 7 melodías y WR200.


Y cierro este listado con dos relojes originales que no son imitaciones (la verdad es que tenía más imágenes de falsificaciones, pero el pendrive donde las guardaba se fue al garete, sinceramente), para compensaros, con algo que era muy habitual en sus tiempos en Casio, y era la personalización de los frontales. Podía haber motivos de los más variados, incluso publicitarios (en España hubo una popular marca de chocolate que personalizó de esa forma un Casio, dicho sea de paso).

Y en fin, que si aún creías haberlo visto todo, como curiosidad hubo Marlin que vestían a los hombres con ropa interior. Seguro que, de seguir existiendo, sería la línea preferida de Jokerblue. Y de muchos otros.

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

4 comentarios:

Elmer Homero dijo...

A respecto del Carich, el logo parece más bien un cazoncito o un tiburón de puntas blancas, pero eso ya es querer rizar mucho el rizo...

Robinson Molina dijo...

Pues veo que en esa época no se depilaban las piernas jaja. De los relojes genéricos similares a copias como un xinjia que tengo algo que no entiendo es por qué no ponen el día de la semana en la misma pantalla principal como la mayoría de los Casio, o sea ya de los 80 o 90 hasta acá podían haber modernizado sus relojes en ese aspecto, creo que no será mucha la diferencia económica en su fabricación.

guti.bitacoras.com dijo...

Muy buen artículo. Me recuerda la época dorada en que Casio marcaba tendencia, y todos copiaban sus ideas (porque querían ser como ellos). Ahora se han quedado tan atrás, que ni siquiera les imitan, si descontamos los F-91W falsos que llevan años en el mercado. Es decir, que te copien, es también un buen síntoma.

Para los que no lo leísteis en su día: Diferencias entre un Casio F-91W falso y uno auténtico.

Jokerblue dijo...

Qué gozada de artículo! eso sí si me pongo esa ropa interior, mi mujer tarda "cerocoma" en ponerme de patitas en la calle, jeje...

No tengo palabras para describir al "Casico", o al reloj trucha...por favor...es épico!

Con todo esto vemos la impronta y la fuerza que tuvo el logo "Marlin" en el pasado. Esta tan metido en el inconsciente de la gente mayor de 35 años que, a cualquier persona que le preguntes (todos recuerdan a Casio) se acuerda del pez....y dicen..." Ah! Sí! aquel pez espada!".

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...