¿Qué podría hacer Casio para diversificarse?


Hace poco hablábamos sobre los diferentes productos en los que Casio todavía hoy es líder en el mercado, ofreciendo soluciones que muy pocos ofrecen, con tecnología limpia, innovadora, y a precios por debajo de sus competidores. Todo ello sin mermar en calidad, acabados o diseño. Es decir, lo mismo que hacían en los años ochenta con sus relojes.

Estos productos con los que Casio triunfa y es una de las marcas de más prestigio son los instrumentos musicales electrónicos (teclados, pianos, pianos híbridos, instrumentos MIDI...), los diccionarios electrónicos, las calculadoras, los proyectores y los terminales para logística y almacenamiento.




Pero Casio tenía antiguamente muchas otras líneas de productos. Vamos a repasar aquí algunas de ellas y, luego, sugeriremos algunas en las que realmente sería muy interesante que Casio entrara, regresando con ello un poco a sus orígenes, a lo que le dio fama y éxito a la marca, y no el segmento "premium" en donde nunca fue ni querida, ni respetada ni exitosa. Un segmento -el del lujo- en el que además, como marca "del pueblo" no tiene su nombre la historia ni la reputación para competir. A no ser que adquiriese una marca suiza de renombre que, tal como van las cosas, no sería algo descabellado en un futuro no muy lejano, o a medio plazo.


- Walkmans
Aunque técnicamente deberíamos decir "reproductores de música portátiles", puesto que walkman es una marca comercial de Sony, todos lo entendemos mejor bajo esta denominación. Confieso que en lo que a mí respecta siempre prefería los modelos de Aiwa, entre tantísimos que he probado fueron los que mejor resultado me dieron, y creo no equivocarme al decir que hasta bien entrada la década del 2000 aún iba escuchando música con mi viejo walkman de Aiwa. Mi hermano sí prefería la marca Casio, y el suyo era un reproductor de esa marca.

Como era habitual, Casio ofrecía en algunos de sus reproductores portátiles algo más que los otros, y se podían encontrar modelos con reloj y alarma digital incluidos.


- Radiocasette
Aparte del reproductor portátil de cintas, Casio también comercializaba reproductores de casette y radiocasette, y entre los existentes en el mercado eran ellos de los más competitivos, o al menos los que mejor relación calidad-precio tenían.

En lo personal, mi radiocasette favorito era el Philips D7180, el característico modelo con un botón rosa, pulsándolo uno podía empezar a grabar sin necesidad de pulsar a la vez la combinación botón-grabación-reproducción (como sí había que hacer en los más antiguos).

Tras muchos años de servicio diario (escuchaba la radio cada día con él), las pegatinas acabaron destrozadas y me pasé a un Casio que heredaría mi hermana luego, y que aún continúa funcionando por ahí.


- Radio
Con los receptores de radio ocurrió algo similar a lo que pasó con los paraguas: la llegada de marcas chinas y coreanas que tiraban sus productos a precios de escándalo y con nefasta calidad barrió del panorama a casi todos los numerosos fabricantes que de estos productos un día existieron. Eso unido -cómo no- a los smatphones con radio incorporada, que les acabaron de dar la puntilla. Casio tenía aparatos de radio, desde micro-receptores a los convencionales "pocket radio" o radios de bolsillo, pero todo eso ya quedó bastante atras.


- Encendedores
Aunque no es muy conocido, Casio innovó con los encendedores introduciendo en ellos la recientemente aparecida tecnología piezoeléctrica, que los hacían más cómodos y duraderos, y sin necesidad de cambiarles el pedernal. Más aún, se destacó con atrevidos diseños, muy de la época, con formas tan peculiares como los modelos que simulaban ser una cinta de casete. Por supuesto todo esto ocurrió hace muchos años, en los ochenta, la época dorada de la marca.


- Videojuegos
También de los ochenta proceden uno de los más queridos dispositivos por parte de los nostálgicos: los videojuegos. Pero si algo nos desesperaba en aquellos tiempos era ver que nos íbamos quedando sin pilas. La introducción de videojuegos con apoyo de tecnología solar fue uno de los grandes aportes de Casio a nuestro entretenimiento.


- Agendas electrónicas, PDAs, asistentes y calculadoras Data Bank
Mucho antes del Bluetooth y de la omnipresencia de smartphones, la década de los noventa vivió la popularización de las agendas electrónicas. Como casi siempre, Casio no fue el primero en ofrecerlas, pero sí en hacerlas atractivas y asequibles para los jóvenes, con la incorporación de animaciones, atractivos diseños y colores, e incluso la posibilidad de intercambiarse mensajes de un dispositivo a otro mediante infrarrojos, algo casi inédito en unos años en los que solo los más afortunados andaban con Windows 3.0, y que no se vería nada parecido hasta que Nokia lo introdujera en sus teléfonos móviles a finales de la mitad de los noventa.

También fueron de los primeros en ofrecer algo lo más parecido a una tablet en sus series Casio Cassiopeia.


- Televisores
La tecnología de LCD a color STN fue una innovación de Casio, y ellos fueron de los primeros en saber sacarle todo su potencial y encontrarle sus enormes posibilidades. Una de ellas se hizo realidad con los aparatos de televisión de bolsillo, pequeños receptores de TV en tiempos en los que, todavía, la mayoría de estos aparatos eran domésticos.

La expansión máxima de esta tecnología llegaría años después, con la aparición de los primeros teléfonos móviles con pantalla a color (uno de los primeros fue el superventas Sony Ericson T68i), hasta los smartphones, tablets y notebooks de la actualidad.


- Relojes de bolsillo
Casio era líder en relojería digital, de manera que sí o sí tenía que ofrecer esta alternativa. Se trataba de relojes digitales con forma de tarjeta (las tarjetas de crédito, impulsadas por el "dinero de plástico", se iban haciendo más y más populares), o "pocket watches" para llevar en un bolsillo o maletín, los cuales el usuario podía transportar consigo y que eran también muy útiles como relojes para los que viajaban mucho, al poder colocarse sobre la mesilla de noche y al soler incorporar altavoces más potentes para sus alarmas que los relojes de muñeca. Seiko y demás fabricantes japoneses tenían alternativas parecidas.


- Relojes de colgante
El boom del cuarzo era tal y la seducción que ejercía de tal envergadura, que llegaron a crearse líneas de relojes para llevar como colgante. Casio tuvo también, por supuesto, la suya propia. Estos modelos estaban dirigidos principalmente a un público femenino.

Pero eso no es todo, Casio llegó a tener (con mas o menos acierto y éxito) guitarras digitales, trompetas, micro-ordenadores, grabadoras de mano, karaokes, micrófonos, videocámaras, teléfonos móviles...


¿Y ahora?
La verdad es que Casio no solo ha reducido sus productos de consumo cubriendo menos sectores, sino que tambien lo ha hecho reduciendo en imaginación. Antiguamente no solo tenía un rico catálogo con mucha variedad sino, además, con añadidos extra y simpáticas funciones que le aportaban un grado más de atractivo y que, en la mayoría de las veces, era la razón por la que terminábamos decantándonos por ellos. Cuestiones de durabilidad o calidad se les presuponía a casi todas las marcas, hasta que desde finales de los ochenta y, sobre todo, la década de los noventa, nos dimos cuenta que cada vez tirábamos más cosas a la basura, nuestro dinero valía menos, y también disfrutábamos menos con lo que adquiríamos. Fue entonces cuando además de un producto bonito, asequible y funcional, se le empezó a unir y a escuchar el término de "duradero" o, por lo menos, decente y suficientemente bien construido. Porque nos dimos cuenta que lo barato salía caro y que no éramos nosotros los que se aprovechaban de los chinos por vendernos tecnología a precios de risa, sino que eran los chinos los que se reían de nosotros vendiéndonos un envoltorio de plástico barato -pero con llamativas formas- con calidades pésimas y tecnología basura en su interior.

Por eso, si Casio se decidiese (o quisiera), aún tendría mucho que ofrecer, entre ello:

- Linternas
Aunque Casio no lo exploró demasiado, el mercado de las linternas está viviendo una segunda juventud con la llegada de la tecnología LED y la popularización de linternas "tácticas". Dado lo que le gusta el mundo militar a Casio, disponer de una línea de linternas con cuerpos de aluminio, añadidos extra como brújulas digitales o/y altímetros y barómetros, así como el aprovechar su línea resistente G-Shock para lanzar esa variante también en linternas le podría resultar enormemente exitoso.

- Ratones y teclados
Es una pena que Casio desaproveche su tecnología de teclados lavables y con teclas con modelaje especial que las hace imborrables, que ofrece en productos como en la asombrosa calculadora WM-320MT, para que así pudiera ofrecernos lo mismo en teclados para ordenador y/o smartphone y, por supuesto, también en ratones. Sería un acierto seguro y que numerosos clientes les agradecerían.

- Memorias
Las memorias USB son otro de los productos tecnológicos imprescindibles hoy día, que todos usamos diariamente. Por desgracia el campo del almacenamiento, con memorias Micro-SD y derivadas, ha sido ignorado también por Casio. Habida cuenta que muchos fabricantes no producen sus propios chips ni discos duros (Verbatim o Iomega, entre otros muchos), Casio podría haber hecho lo mismo pudiendo colocar su propia impronta en unos dispositivos tan vitales hoy día.

- Cintas de entrenamiento
No era necesario que Casio desarrollase su propio sistema operativo para smarwatch (aunque sí hubiera sido lo deseable), pero sí podría haber desarrollado uno propio para los wearables de moda, las pulseras de entrenamiento. Además, esa innovación podría haber sido aprovechada para sentar las bases de su smartwach, ahorrándole numerosos recursos (y tiempo) al fabricante japonés. No lo ha hecho y ahora nos encontramos con que Casio carece de estos "graciosos" dispositivos que muchos de sus rivales sí ofrecen.


- Navegadores
Otro tren que perdió Casio fue el de los navegadores para automóviles. En un mundo hiperconectado los navegadores se han convertido en un elemento imprescindible, que ya montan de fábrica muchos modelos. Con todo el potencial de la firma, Casio podría haber desarrollado su propia gama de navegador, pero en este aspecto también se le pasó el arroz.

- Ciclocomputadores
Uno de los campos en los cuales siempre hecho de menos a Casio es el del de los ciclocomputadores para bicicletas. En una marca que tiene como una de sus líneas líderes a Pro Trek, y que ha hecho del outdoor una seña de identidad, es un fallo imperdonable. Añadiendo además que mucha de su tecnología de relojería digital (e incluso el concepto G-Shock) podría haber sido inteligentemente aprovechada para ese tipo de dispositivos.

En un mundo donde la bicicleta está cada día más presente, donde las ciudades fomentan y favorecen su uso como alternativa limpia de transporte para todo el año, el que Casio no esté ofreciendo lo que mejor saben hacer (o al menos sabían): tecnología imaginativa, no tiene explicación ni excusa alguna. Simplemente desperdiciaron una oportunidad asombrosa.


Además de todo ello, en los ochenta comenzaron a atisbarse tecnologías que iban a ser preponderantes en los años venideros, algunas de ámbito más profesional (porteros y video-porteros, medicina...), y otras más doméstico (robots aspiradora, módems, periféricos de computadora...). Ninguna de ellas aprovechó Casio en su totalidad y, si se introdujo en alguna, fue tan solo tímidamente, como algo aislado y sin el sello de marca que en los años precedentes les habían caracterizado.

Es una pena porque fueron muchas oportunidades perdidas, y tal vez si lo hubiesen intentado ahora no les habría hecho falta intentar reconvertirse, convencer a la gente y venderse como una marca premium que jamás fueron, son ni serán. Al menos en la concepción y el consciente colectivo en que todos conocemos, vemos y hemos visto a Casio.


| Redacción: ZonaCasio.com

3 comentarios:

  1. Maravilloso repaso a sus gamas de productos. Como bien apuntáis, extensas, tecnológicas, y accesibles al mismo tiempo.

    Las ideas que se ofrecen, muy coherentes, y técnicamente factibles para Casio. Lástima que como tantas otras veces, hagan oídos sordos a todo ello, y quede como un post más en el tintero.

    Doy algunas ideas más:
    - Cargadores: Creo recordar pilas con marca Casio. Sería estupendo un cargador de la marca, incluyendo baterías adicionales de esas que se cargan por USB para enchufar al móvil.

    - Tablets: Está claro que un tablet con Android, con fabricantes chinos que permiten que estén a 30€, no da demasiado margen. Por otro lado, se sabe que cosas como el iPad Pro, bien hechas, consiguen venderse a 1000€. Qué tal un punto medio, sobre un software propio, que debía ser derivado del que ejecutara el Smartwatch de Casio?

    - Smartwatch: Sí, lo he dicho, ese concepto que abandonaron, y que parecía ser justo lo que los usuarios demandaban. Un tipo Peeble, pero de Casio.

    - Móviles: Recuerdo los móviles G-Shock que sacaron hace unos años. Es un concepto que no pierde relevancia. La de móviles que se caen al suelo y se rompen, y sería una estupenda combinación.

    - Relojes de pared: Me refiero a digitales, como los despertadores, y los de sobremesa, pero de tamaño más grande, y toda la tecnología de Casio: Luz LED, alarmas, señal horaria, solar, radiocontrolado, ...

    ResponderEliminar
  2. A Casio le pasó como a otras grandes marcas como Lancia, Alfa Romeo, a Apple le está pasando, y en realidad si me pongo a pensar, le pasó a todas la marcas con una antigüedad de unos 50/200 años.
    Aunque a algunas les va muy bien, son muy rentables y líderes en lo que hacen, ya no tienen la innovación propiamente dicha que les daba únicamente SU dueño/creador/fundador, de ahí que tienen sus nombres...

    Ahora son un conjunto inmenso de personas, de distintas categorías, cargos, especialidades, tratando de hacer lo mejor y principalmente rentable, luchando entre distintos departamentos...

    Antes (por poner un ejemplo) Vincenzo Lancia quería que sus motores fueran de 4 cilindros en V, porque creía que era lo mejor, y punto, se hacían así! Hoy sería impensable hacer un motor distinto a lo convencional y q no sea usado por miles de modelos.

    Vislumbro que hasta a Tesla le va a pasar lo mismo, cuando muera Elon Musk.

    Son líderes en sí mismo, creativos, únicos, ni los hijos pueden con el legado, y mucho menos empleados, CEOs, gerentes, etc...

    ResponderEliminar
  3. Es bastante necesario que Casio busque su lugar en productos de consumo como móviles porque son productos que se cambian cada cierta cantidad de años porque son propensos a perderse o dañarse entonces sigue existiendo mercado para poder vender. Si hay fabricantes locales en cada país que ensamblan su móvil, Casio también puede arriesgarse a ofrecer uno que otro modelo. Igualmente es algo de risa que no se haya subido al bote de los smartwatches y que no busque competir en lo que mejor sabe, pero para eso tambien pienso que tiene que ofrecer productos más baratos y personalizables estilo pebble que puedan generar a su vez entusiasmo a los apasionados por la tecnología

    ResponderEliminar

Última entrada

Nuevo catálogo de Baby-G (Casio Japón)

El catálogo "autumn-winter" correspondiente a la temporada 2017/2018 de Baby-G, ya ha visto la luz en Japón. En su pdf de 6,1 MB,...