10/2/19

¿Es el GMW-B5000 el digital definitivo?


Si atendemos a la cantidad de usuarios que lo utilizan, lo han adquirido y lo defienden y promulgan, sin duda sí es el reloj digital "definitivo". O, al menos, uno de los mejores digitales hasta la fecha (ejem..., con permiso del GWF-D1000 claro). Si atendemos a los numerosos usuarios que lo enseñan por las redes sociales, en donde hay tal cantidad de personas mostrándolo que ya casi pareciera que cuesta como un F-91, sin duda también podría considerarse el digital definitivo.

Con un módulo brillante, de lo mejor de Casio, tecnología constructiva a mansalva (STN, recubrimiento DLC, resina Trogamid...) y, encima, Tough-Solar, poco puede echar de menos el afortunado poseedor de una de sus variantes - no muchas, de momento - del GWM-B5000.




Si atendemos a lo que dicen de él la prensa especializada, también. Y esto es importante, porque normalmente este tipo de periodistas, acostumbrados a probar modelos mecánicos y siendo, por lo general, reticentes al cuarzo (y no hablemos ya si encima son digitales), no suelen mostrarse precisamente muy generosos ni deshacerse en halagos cuando hablan de ellos.

Pero ya David Bredan decía, cuando hablaba de él en uno de los reportajes de Ablogtowatch, con ocasión de la prueba que le hicieron al "B5000", que solo el hecho de mencionarlo había hecho subir el número de visitantes a sus páginas, y que el GMW-B5000 unía casi a la perfección la leyenda de G-Shock, con la tecnología más actual, ofreciendo un reloj muy completo (destacando la alimentación solar) con una estética vintage absolutamente atemporal y radical.


Daniel Chua, por su parte, probó para Deployant la versión metalizada (GMW-B5000D-1), calificándolo nada más y nada menos como un símbolo de la tecnología japonesa, llegando a compararlo - ahí es nada - que con un Rolex Submariner, añadiendo además su gran comodidad (claro que sin olvidar su peso: 167 gramos en la muñeca de puro acero nipón). Su conclusión final es de esperar: el GMW-B5000 es "la cúspide" de G-Shock, todo lo que uno puede esperar de un G-Shock y, para el autor, el mejor reloj de Casio de todos los tiempos. Casi nada.

Otro que tuvo ocasión de tener en sus manos el GMW-B5000 fue Kole, para Azfinetime. El nombre de la publicación lo dice todo: refinamiento en estado puro. "Todo lo que uno necesita de un reloj, en un entorno sumamente amigable", fue su conclusión.


Podríamos seguir, y seguir en una larga lista de calificativos interminables sobre las virtudes, bondades y cualidades de este modelo de G-Shock, y probablemente todo lo que dijéramos se quedaría corto.

Lo bueno, lo auténticamente bueno, lo fenomenal es que, como tantas veces ocurre en Casio, si no puedes llegar a él (claro: ronda los 500 €), tienes variantes más "de andar por casa". Los GW-B5600 que, con su mismo módulo, te ofrecen toda la funcionalidad y potencia del GMW-B5000, añadiendo encima la opción de un fenomenal armis de composite, a un precio mucho más competitivo.

Claro, el cuerpo ("la caja") no es de metal, pero ese es otro tema.

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

9 comentarios:

  1. Es muy bonito, pero yo me tengo que quedar con el mas humilde, el gw-m 5610 :D ( que para mi ees el mas bonito

    ResponderEliminar
  2. Esperemos que el éxito de este modelo, haga que casio mire hacia su origen, actualizándolo a los tiempos que corren.Solo hay que echarle un vistazo al mercado de segunda, para ver el precio de los modelos vintage de acero de los 80, y lo que la gente llega a pagar por ellos.Es lo que se demanda desde muchisimos foros.Creo que ni la misma casio esperaba el éxito del gmw-b5000, pues no es un reloj precisamente barato.Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12.2.19

    A mi me encanta pero el precio es un cuelgue

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con casio fan.
    En cuanto al definitivo siempre hemos visto que le falta el cristal de zafiro. Al Rolex Sumariner como máximo se le critica que no haya más colores disponibles.

    ResponderEliminar
  5. A mí como reloj digital me gustaría ver una reedición del MRG Frogman, en titanio con varios acabados, zafiro, diver’s 300m, o ya puestos 500m y un módulo parecido al GWF-D1000. Supongo que lo venderían muy por encima de los 1000 Euros, pero creo que aun así sería un éxito de ventas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo diría 1000m y en fluídos hasta 1200ºC para poder bucear en lava!
      Es como pedir mas megapíxeles...

      Eliminar
    2. Hombre, ya había Casios digitales 300m hace más de 30 años, no creo que pedir un 500m a estas alturas sea nada exagerado, sería un puntazo y un golpe sobre la mesa, levantaría mucho revuelo y tendría mucha repercusión por los foros.

      Sobre si sería útil o no, pues tampoco creo que el usuario de un Rolex Deepsea le vaya a sumergir a 4000 metros, pero mola mucho, es un ejercicio de estilo y una demostración de capacidad tecnológica.

      A mí sinceramente un digital normalito por muy acero o titanio que fuera no me dice mucho, la verdad, para hacer algo así me quedo con los vintage.

      Eliminar
    3. Sí, había Casio digitales 300m hace más de 30 años.
      Hubiera molado mucho entre chiquillos de 12 años, comparando quién tiene el "más sumergible", pero no creo que sea algo relevante comercialmente entre gente con sentido común y que no lo piensa usar para bucear, no creo que le mueva la aguja.
      Con el tema de la sumergibilidad arrancaron con el listón muy alto.

      Hay otras muchas cosas para perfeccionar/mejorar.

      Eliminar
  6. Para mi el reloj definitivo hubiera sido el DW5035D, con el módulo 3459 pero pantalla con el efecto espejo y el metal core anterior. Ese hubiera sido el definitivo, pero claro, así no habría tenido que gastar dos veces. Dios quiera que lo hagan en el 40 aniversario, y que todos lo veamos.
    Saludos!

    ResponderEliminar