2018-06-19

Relojes digitales "de bolsillo"


Cada vez me siento más preocupado y sensibilizado por los deshechos de pilas botón, y por su dañino impacto (en comparación con las pilas salinas convencionales) de sus componentes químicos. Es cierto que con un reloj de pila de diez años o con un modelo Tough Solar ese impacto se minimiza, pero en cierto modo sigue siendo un problema porque tarde o temprano (por agotamiento, fin de su vida útil, defectos de mantenimiento o por el mismo envejecimiento del reloj) sabes que acabará en la basura.

Es verdad que otra alternativa es recurrir, simplemente, al teléfono móvil, pero con sus baterías ocurre lo mismo además, la vida útil de un smartphone es brutalmente menor que la de un reloj.




De manera que consideré muy en serio recurrir a un reloj de bolsillo, una especie de reloj en formato tarjeta que pudiera trabajar con una pila tipo AAA (de las "delgaditas").

Existen muchas variantes de este tipo pero hoy, por desgracia, no hay nada así en el mercado que sea digital. Sí encuentras relojes mecánicos, pero no digitales (a no ser que uno se vaya a por los cronógrafos de mano, mucho más aparatosos y, en cierta forma, incómodos -y estéticamente nada agraciados para llevar en el día a día-).

Es verdad que tanto Casio, como Seiko y muchos otros llegaron a tener relojes-tarjeta, pero todos ellos funcionaban con una (o varias) pilas botón, y encima sus módulos eran limitadísimos.


Cabría esperarse que, al poder utilizar más espacio, un reloj de este tipo no solo podría incorporar todas las funciones de un digital de muñeca (varias alarmas, sonido de los botones desactivable, señal horaria, resistencia al agua...) sino algunas más, como bloqueo de pulsadores, pero en la realidad era todo lo contrario, y solían ofrecer hora, alarma y poquito más.

Con una pila AAA, (que incluso podríamos reutilizar de otros aparatos) un reloj de este tipo podría estar en funcionamiento durante años, pero nadie parece haber pensado en eso. Incluso podrían tener estética (y resistencia) G-Shock, y varios displays con hora en varios formatos. Y como tanto la circuitería como la pila son pequeñas, podría ser un aparatito minúsculo, pudiendo llevarlo en cualquier rincón de nuestro bolsillo o incluso, en ciertos casos, como llavero o colgante.


En su día busqué incluso entre los relojes de mesa de Casio, comprobando que, por desgracia, su oferta actual de este tipo de relojes se ha reducido drásticamente respecto a lo que tenía hacía una decena de años. Es triste pero así es. Casio llegó a tener relojes de viaje que podían guardarse como en una cajita (similares a los antiguos teléfonos folder), pero seguían estando muy escasos de funciones y además eran bastante aparatosos.

También llegó a tener modelos de calculadora (incluso con display LCD) en formato tarjeta, pero para ver la hora debías encender la calculadora, lo que resultaba un fastidio, era poco práctico y, además, funcionaban con pilas botón por lo que seguimos en las mismas.


Más recientemente, sin embargo, Casio sí ha optado por pilas AAA para algunos de sus modelosde calculadora ClassWiz, como la fx-82. No es la solución (la calculadora no incorpora reloj y, además, sus dimensiones son aparatosas para llevarla en el bolsillo) pero al menos es un intento.

Es cierto que hay otra alternativa (o había) que soluciona un poco ésto, y son los populares reproductores de audio MP3 que existían antes (ahora ya no queda mucho donde elegir, la verdad) y que funcionaban con una pila "convencional", muchos de ellos llevaban reloj (no todos). Por desgracia solo ofrecían eso: reloj, ni cronógrafo, ni temporizador, ni nada por el estilo. Además, para consultar la hora debías llevar el MP3 constantemente activo, lo que era una molestia y, obviamente, eso hacía que las pilas se agotasen, porque el reproductor incorporaba iluminación que no era desactivable, en la mayoría de los casos.


Es llamativo que aunque los relojes tanto mecánicos como analógicos de cuarzo, de bolsillo, sean muy fáciles de encontrar (y con modelos muy baratos), sin embargo una versión en digital no existe. Hubo intentos, como he comentado, pero se quedaron ahí y no avanzaron demasiado. Creo que si Casio se decidiera a ofrecernos unas variantes digitales inspirándose en sus G-Shock y en Collection, con la posibilidad de ponerle pilas pequeñas, serían un éxito. Por desgracia no creo que ocurra porque un reloj así sería más duradero, no requeriría correas y las pilas podrían durarnos una eternidad. Y un reloj de ese estilo no interesa en el mundo actual.

Además, si la tendencia ahora es no llevar reloj, si normalmente se usa el móvil, ¿para qué iba a querer nadie un reloj de este tipo, aparte de algún raro sujeto como yo? Y por eso, no lo veremos. A ver si al menos Casio lanza un modelo de calculadora con pila pequeña y con reloj incluido, y así paliaremos un poco este deseo. Un primer paso lo han dado con sus ClassWiz, ojalá sigan por esa línea.













| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

5 comentarios:

  1. Quizás sea hora de apreciar un poco más a los automáticos y dejarnos de inventos chungos...

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, yo he reutilizado un reloj digital de juguete colocandole una pila AAA usada y ya funciona varios años ininterrumpidamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me quiero imaginar cómo quedaría ese invento... ¿tiene espacio para una AAA?

      Eliminar
  3. Es algo que me he planteado muchas veces. De hecho me gusta la fx-CG50 por tener reloj y alguna función más. Pero es demasiado grande.
    Me gustaría eso de un reloj digital de bolsillo, a ser posible combinado con agenda tipo Databank como antaño, y con pilas AAA, fáciles de conseguir y fáciles de reemplazar.

    ResponderEliminar