2018-05-13

La hora de la hora: G-Shock GMW-B5000


Noelia Casarrubia -. Muy buenas a todos, os saluda Noelia Casarrubia. Estáis en el programa de RCDZ Radio llamado "La hora de la hora", un espacio dedicado a la relojería, y en el cual vamos a hablar sobre uno de los modelos digitales que está siendo muy afamado, nombrado y mencionado en todo tipo de sitios, incluso en sitios de relojería en donde los digitales no tienen una presencia muy habitual. Estamos hablando del GMW-B5000 de G-Shock, y para ello contamos con un experto que será colaborador habitual de nuestro programa, Byron Smith. Muy buenas Byron, bienvenido a este espacio aquí en RCDZ Radio.

Byron Smith -. Hola Noelia.

Noelia Casarrubia -. Decía que el GMW-B5000 está dando mucho que hablar, porque se está viendo en espacios y en sitios donde no eran muy habituales los modelos digitales. Casio es un referente en digital, y sin duda con el GMW-B5000 está dando un paso adelante en este sentido tremendo, ¿no?

Byron Smith -. Sí. Lo demandaba mucha gente un modelo como el GMW-B5000, y además en G-Shock han tenido el acierto de dejar dos de las variantes de este reloj, en un primer momento así va a ser, como fijos en el catálogo. Es un modelo caro, hay que decirlo, es un modelo que no es muy asequible, no es un modelo que se esperaría de la Casio de otros tiempos, porque en otras épocas este modelo se hubiera vendido, y de hecho se vendían similares -en Marlin, por ejemplo- a bastante menos precio, y yo creo que doscientos o trescientos euros para este modelo hubiera sido un acierto tremendo, pero en G-Shock lo están pasando bastante mal, la competencia en relojería es brutal, y las ventas son casi simbólicas, podríamos decir, sobre todo en la relojería de cuarzo en la que se mueve Casio (aunque el descenso de beneficios afecta ya desde hace años a toda la relojería en general), así que en relojería digital las firmas no pueden pedir precios excesivos, mientras que en la relojería analógica, en la relojería mecánica, las grandes marcas pueden pedir precios de miles de euros, y aunque vendan pocas unidades les compensa y les permite sobrevivir. En todo caso, insisto, la relojería está en horas bajas, y dentro de la relojería los digitales aún más.

Pero se está viendo que Casio sigue teniendo muchísimo tirón, cuando lanza un producto atractivo, aún siendo en digital, la gente responde bien como estamos viendo en el caso del GMW-B5000.




Noelia Casarrubia -. Estás dando una sensación de absoluta quiebra de la relojería, pero sin embargo la relojería mecánica se vende bastante bien, aunque no estamos aquí para discutir sobre los aspectos de la relojería mecánica ni sus particularidades, sí que es cierto que ese tipo de productos se venden notablemente bien. ¿Casio en relojería mecánica no pensará meterse, no?

Byron Smith -. Yo creo que sería un error por parte de Casio, y de hecho de momento no lo van a hacer, no solamente porque la inversión -además ellos lo han reconocido- la inversión que se necesitaría para invertir en mecánicos es muy grande, sino que este paradigma de modelos mecánicos en donde todo el mundo parece admirar lo mecánico va a cambiar, porque las nuevas generaciones están apostando muy fuerte por lo digital. No sé si en un digital con segmentos convencional, o en un smartwatch, sea como fuera van a tener, yo creo, mucho más protagonismo los modelos digitales. Y en esto Casio, si resiste este temporal va a tener mucho que decir. Lo que está por ver es cómo saldrá de ésta Casio, y en qué condiciones saldrá.

Uno de los mayores problemas de Casio es que los inversores tiran por un lado, y los intereses del mercado y lo que demanda la gente que siempre amó a Casio tiran por otro. Así que para hacer caja y contentar a esos inversores Casio necesita productos con precios elevados, y aunque tiene modelos muy atractivos en otras gamas como Collection incluso en la misma G-Shock, cuando hablamos de modelos tan rompedores como el GMW-B5000 casi están obligados a lanzarlo a un precio alto. Aún así yo creo que incluso podrían haberlo subido bastante más.


Noelia Casarrubia -. ¿Tú crees que podrían haber pedido por él más de los quinientos euros que pide actualmente por el modelo más barato de esta serie?

Byron Smith -. Sí, porque primeramente se hablaba que iba a venir con cristal de zafiro, y una caja absolutamente "blindada" podríamos decir, de acero macizo, y no hizo ninguna de las dos cosas. El cristal es mineral, y la caja si bien es maciza, tiene un bisel metálico que debajo del bisel, que es como una especie de lámina, posee una pieza de resina que es la que sirve de protección y amortiguación ante los impactos.

Noelia Casarrubia -. ¿La construcción de este modelo es acertada, a tu entender? Quiero decir: ¿es todo un G-Shock, a pesar de ser lo que es?

Byron Smith -. Yo creo que sí. De hecho no hay lugar para la duda, ni hay por qué pensar en lo contrario. Como podemos apreciar a simple vista el bisel protector es típico de los G-Shock, es un bisel que protege la caja, que protege el cristal ante impactos, y en la parte trasera acertadamente no le han puesto lo que solían colocarles a los modelos metálicos de G-Shock, que eran dos piezas (o una pieza, dependiendo del modelo) en la parte trasera de resina endurecida, y acertadamente en el GMW-B5000 no lo han puesto, lo que han hecho ha sido seguir la dirección de las asas, y distribuir en ángulo los dos eslabones últimos del brazalete, para que sirva de protección en la parte posterior de la caja. Por supuesto, los impactos ahora recaerán sobre los pasadores, pero para eso han rediseñado los pasadores y les han colocado dos casquillos internos que hacen de esos pasadores elementos muy resistentes. Unos pasadores convencionales en un impacto podrían acabar doblándose, y aunque éstos también podría ocurrir, es más difícil, el impacto tendría que ser mayor. Y además dentro del bisel, como he mencionado, incluyen una pieza de resina, de alpha gel, que es una de las resinas con más capacidad de amortiguación y de absorción de impactos que sirven precisamente para eso, para poder conseguir que se cumplan las especificaciones de G-Shock.

Yo creo que sí, por tanto, que es todo un G-Shock, lo que ocurre es que la pieza de resina está bien, cumple su función, pero hay gente que no le agrada demasiado, hubieran querido mejor tener un bisel sin resina, con una caja sin nada de resina, con la protección interna del módulo y quizá con un módulo flotante. El problema es de espacio, porque si hacemos un G-Shock parecidos a los antiguos MR-G tendríamos que rediseñar el módulo y quizá no tendríamos el diseño old-school que tan elegantemente vemos y que pertenece a la bonita línea de las Series 5 actual. De manera que es difícil contentar a todos, yo creo que G-Shock ha hecho lo más ajustado posible para seguir la estética y la línea de las 5 Series, con una caja de metal, pero sin resultar íntegramente de metal como podría ser un MR-G, porque en realidad la concepción del reloj es como una especie de rendir tributo a aquellos primeros G-Shock y también como respuesta a las peticiones de tantísima gente que demandaba un Cinco Series íntegramente de metal. Éste lo es, la pieza de resina es quizá un poco lo que resulta molesto para algunos, pero es que sin la pieza de resina se tendría que rediseñar el reloj entero y se tendría que haber eliminado yo creo el bisel, y hacerle una caja totalmente de una pieza, y las protecciones entonces irían internamente en el módulo.

Ahora mismo tiene más espacio el módulo, que es muy completo por cierto, y que yo creo que en líneas generales es un grandísimo reloj, todo aquel que quiera un G-Shock de estilo old-school de las Five Series lo puede tener, y además un modelo duradero.


Noelia Casarrubia -. Sí, lo puede tener, a un precio de quinientos euros que se sale un poco de las expectativas de cualquier G-Shock, quizá el modelo de referencia podría ser el GW-5000... ¿A cuanto se vende ese reloj?

Byron Smith -. Los precios dependen, pero estaríamos hablando de trescientos o trescientos y pico euros, son unos ciento y pico de euros de diferencia, que es dinero pero estamos hablando de un reloj, el GW-5000, que tiene correa que aun estando reforzada con fibra de carbono, es de resina, y tiene bisel de resina. No es el mismo concepto y desde luego no es lo mismo, no estamos hablando de algo yo creo que ni remotamente parecido. Hay personas que los comparan pero yo pienso que no se les puede comparar; dicen que las comparaciones son odiosas, y en este sentido mucho más, porque internamente el módulo tampoco tiene nada que ver, en funciones ni en nada, por lo que es un error compararlos. Ciertamente por precio la gente siempre tiende a compararlos, pero creo que están bastante lejos el uno del otro.

Noelia Casarrubia -. Has mencionado por alto el módulo, ¿no? Te quería preguntar si el módulo del GMW-B5000 es uno de los más completos de G-Shock, y dentro de ellos, uno de los digitales más completos, además incorpora tecnología Bluetooth, y tiene alimentación solar... ¿Podría decirse que es una evolución de los anteriores GB-5600?

Byron Smith -. Obviamente G-Shock ha aprovechado su experiencia en los GB-5600 anteriores para desarrollar este módulo del GMW-B5000, quizá si no hubieran lanzado aquellos, éstos no podrían haber sido posibles. Creo que han acertado plenamente con este modelo, con un módulo enormemente completo y también bastante complejo: tiene de todo, tiene horario en todos los modos, tiene tecnología solar como acabas de mencionar, por lo tanto no es necesario recargarlo enchufándolo a la red o al ordenador, como otros relojes Bluetooth, ni cambiar de pila, y además han realizado algo muy curioso y muy llamativo, y es que el diseño en forma de pared de ladrillo que tenían los G-Shock más típicos, el DW-5000, y que a partir de él heredaron los G-Shock más memorables, lo que han hecho en G-Shock es dibujarlo, hacer la trama, y hacerla transparente en el GMW-B5000, con el fin de que la luz solar pudiera pasar a través de lo que serían "los ladrillos" del dibujo, y llegar hasta la célula solar. Este diseño no lo hemos visto en anteriores modelos, ni siquiera en los G-5600 Tough Solar, es por lo tanto una solución enormemente acertada. Tiene el inconveniente de que en la versión dorada, no en la normal, la plateada, sino en la dorada, los colores que han elegido para los logotipos y las leyendas se confunden a veces con la mencionada trama. En este sentido parece que no lo han pulido o no han acertado demasiado bien en esos colores, porque ellos van hacia la espectacularidad en ese modelo, y la trama tiende a confundir con el logo de G-Shock y demás que está marcado en el frontal de la máscara. Pero en el plateado la verdad es que ha sido un acierto, tanto en la gama elegida de colores, como en el diseño general del frontal, y de la iluminación incluso, con un precioso LED en color blanco y no el habitual en ese color ámbar tan visto. Y es que han hecho una cosa muy difícil con la combinación de todos esos tonos y hacerlos visibles, bonitos, y llamativos, y a eso añadiendo que tenían que ser funcionales y prácticos, esto es muy difícil de lograr, no es tan sencillo, lleva detras muchísimo trabajo y en G-Shock se ve que se han esmerado con ello.


Noelia Casarrubia -. El GMW-B5000 es un modelo caro, es modelo completo también, pero, ¿es por eso un modelo para toda la vida? ¿Podríamos decir que es a día de hoy "el digital perfecto"?

Byron Smith -. Es difícil. El digital perfecto depende de lo que entienda cada uno por perfección y de las necesidades de cada uno, y también de lo que se busque en un reloj. Pero yo creo que si no es el mejor G-Shock en la actualidad, sí es uno de los mejores. En cuanto a precio yo insisto que podría haber sido más caro aún, de manera que en ese sentido en parte hay que agradecerle a G-Shock el que no se hayan pasado, porque recordemos que el Frogman GWF-D1000 roza ya los mil euros, aunque tiene un gran módulo y un buenísimo diseño y construcción (y también un sensor de profundidad), una de las diferencias que aumenta ese precio es contar con cristal de zafiro, y por eso piden 500 euros más. De manera que en Casio si hubieran pedido 600 o 700 euros por el GMW-B5000 pues a nadie tampoco le habría extrañado. No es barato tampoco, pero para lo que es el reloj, y para quien pueda o desee ahorrar o hacer un esfuerzo y adquirir este modelo como G-Shock de diario y reloj para tenerlo, no sé si para durante toda su vida porque depende también a lo que cada uno se dedique y lo que exprimamos el reloj, pero sí para muchos años y con un mantenimiento medianamente adecuado mientras no se deteriore, que es el punto más débil que pudiera tener, no se deteriore el bloque, el pequeño bloque de resina alpha gel que está bajo el bisel, pues mientras eso no se deteriore -que va a ser una pieza difícil de encontrar- creo que el resto del reloj podríamos tenerlo para muchísimos años. La lástima es que muchos de los que lo adquirirán, por desgracia, no exprimirán todas sus bondades, porque muchos lo elegirán por ser lo que es, un G-Shock de metal, y uno de la Serie Cinco de metal, que están siempre muy buscados.

Por desgracia quienes de verdad podrían exprimirlo y sacarle todo el potencial, que son los usuarios medios de G-Shock, que no se pueden enfrentar a esos gastos tan elevados en la adquisición de un reloj, que es a quienes de verdad les sería útil, por desgracia como digo este tipo de personas no podrán disfrutarlo. Pero siempre quedarán algunas ediciones especiales con caja maciza y con módulos más humildes, o los G-Shock convencionales, cómo no, que también son muy resistentes, aunque obviamente tienen el defecto de su caja de resina que más tarde o más temprano nos puede abandonar porque puede acabar dañada, sobre todo en las asas.

Noelia Casarrubia -. Confío, y espero que G-Shock dé un paso adelante y decida lanzar una versión, quizá con un módulo menos espectacular, pero una versión un poco más asequible de los GMW-B5000.

Byron Smith -. Es difícil. Porque ahora mismo teniendo éste, no creo que lo hagan, sería contradictorio. Sobre todo a corto y medio plazo. En todo caso si lo hicieran más bien apostaría, o les pediría -si se les puede expresar un deseo, que no creo que me escuchen pero bueno- les pediría que hicieran una variante con caja de metal maciza, sin la pieza de bisel, y yo creo que eso sería además más barato que preocuparse del alpha gel y luego construir ese bisel con esa "plaquita", con esa lámina delgada de metal, creo que sería más barata producir lo que sería la caja entera, y llevar el trabajo de protección del que se ocupa esa pieza de resina al interior del módulo, realizando un módulo con el alpha gel en el interior del mismo, como ya tienen otros modelos de G-Shock, y si se quiere con módulo flotante como tenían los antiguos G-Shock, los legendarios G-Shock, y un módulo que herede de un G-Lide creo que sería también bastante acertado, por lo completos que son los G-Lide, y con una pila de larga duración (que ya los tiene, ya tiene módulos con pilas de larga duración en la Serie Cinco) o bien de energía solar. Eso no elevaría mucho los costes, y yo creo que podrían ofrecerlo a un precio bastante asequible que rondaría los doscientos euros, o incluso ciento y pico, como algunas marcas ya ofrecen digitales con cajas de metal a ese precio.

El mayor problema es que a ese precio competiría directamente con el GMW-B5000 que cuesta quinientos, y por lo que decía al principio respecto a los inversores que quieren obtener beneficios de donde sea y cómo sea, y de la forma más rápida posible, pues no les haría mucha gracia, y creo que por eso precisamente es una las razones por las que G-Shock hoy no ofrece este tipo de cosas, podría hacerlo, pero por desgracia no las ofrece. Tampoco hay marca que ofrezca buenas alternativas, de manera que con un buen módulo digital solo tenemos como opción a G-Shock, y quien desee un módulo así tendrá que aceptar lo que ellos ofrezcan y desembolsar el dinero que piden por él. Que insisto: tampoco es que sea excesivo su precio, pero con un reloj con las ideas que acabo de explicar, podría ser más barato y sería un gran éxito. Pero claro, competiría con el mismo modelo que tienen y eso a ellos no les agradaría de ninguna forma.

No obstante también creo que a los directivos de Casio, o a la gente que trabaja en Casio, a su presidente y a la familia Kashio sí que les gustaría, pero claro los inversionistas que ponen el dinero y que apuestan con él por la marca piensan otra cosa y esos tienen mucho peso y mucho poder dentro de la compañía.


Noelia Casarrubia -. Pues es una lástima que este tipo de compañías, que antiguamente eran más familiares y tenían esa autonomía y ese control para poder emprender este tipo de decisiones y que hacían productos tan buenos y asequibles, se acaben perdiendo un poco, ¿no?, entre los tejemanejes de los inversores que no buscan unos clientes satisfechos sino que buscan la inmediatez monetaria y que después ahogan las compañías y la mitad de ellas -ya lo vemos en algunas líneas de negocio, incluso en la misma Casio como en los equipos de audio que han desaparecido, y las cámaras de fotografía digital, las Exilim, que están a punto de desaparecer, o por lo menos eso se decía- se quedan a su suerte. Acaban yendo contra sus propios intereses, en suma.

Byron Smith -. Sí, pero es que la mayoría de este tipo de hombres de negocios en el futuro y a largo plazo no piensan. Por desgracia es tal como dices: la familia Kashio antiguamente hacía las cosas de otra forma, quizá también cuando era más pequeña su compañía tenían más libertad, ahora mira más el dinero, y aunque vayan contra sus propios intereses los inversores quieren rendimiento a final de cada ejercicio, no dentro de cuatro, cinco o diez años. Y lo que pase mañana, si tienen que marcharse de la compañía e invertir en otra, lo harían, ese es el gran problema del capitalismo exacerbado llevado hasta el extremo en este tipo de compañías con intereses comerciales que buscan simplemente los beneficios y las ventas. También se da en farmacéuticas, y en tantas otras...

A veces todo eso está reñido, o en muchas ocasiones, con lo que buscan y piden los consumidores, y lo que desean los clientes. Pero estos son los tiempos en los que nos ha tocado vivir, y estos son con los que tenemos que lidiar. Quedémonos pues, yo creo, con el GMW-B5000 que es un grandísimo reloj, y por lo menos lo han lanzado, porque Casio podría haber seguido tirando de historia en G-Shock y no haberlo hecho, haber hecho oídos sordos como ha estado haciendo en estos últimos años respecto a la cantidad de clientes que le pedían y reclamaban un modelo similar en G-Shock, digital, y con caja de metal.

Noelia Casarrubia -. Yo creo que le pedían también era un digital de metal, sin ser G-Shock, y eso no lo han hecho todavía.

Byron Smith -. Sí, y con el GMW-B5000 menos lo van a hacer, de momento. Ese es, lamentablemente, un deseo que se quedará por hacer, por desgracia. Pero también es verdad que últimamente, en estos últimos meses, han lanzado modelos ana-digi, además con Data Bank 30, que tienen caja de metal, como los AMW-S820 o los AMW-830, de manera que puede ser que nos sorprendan en Collection un día y en Europa lancen ese modelo digital con caja metálica. Pero Casio de momento es muy reticente a hacerlo porque es bien consciente que competiría "con todo" lo que tiene, con sus superventas, con su gama mimada de G-Shock, etc., y no está mucho por la labor, pero bueno, veremos a ver si se deciden, eso esperemos.

Noelia Casarrubia -. Muchas gracias por acompañarnos aquí, en "La hora de la hora", en RCDZ Radio, Byron Smith, y darnos tus opiniones.

Byron Smith -. Gracias a vosotros.

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

3 comentarios:

  1. Gran observación la de Byron y los pasadores. Lo del ladrillo lo había pasado por alto, y vamos a tenerlo que contratar :-)

    Del precio, si hablamos de precios reales y no de tarifa, sale más barato el GMW-B5000D que el GW-5000 con armis BC que es como yo lo tengo. La opción está para mi clara. Otra cosa sería que el GW-5000 costase 200 o 250€.

    El deseo de un módulo como el GW-5000 en un reloj de acero sin resina en el bisel, es lo que queríamos. No necesitamos resistencia a golpes, con un Marlin 200M nos habría bastado no? Esa idea a ciento y pico, ufff. Sería estupendo. La Casio que queremos.

    ResponderEliminar
  2. Cierto, y no te olvides tampoco que aunque le pongas el armis BC, te acabas llevando ese "pegote" de plástico detrás -que es horroroso, yo lo odiaba-, cosa que el B5000 no tiene y es realmente un armis metálico íntegramente.

    En cuanto al alpha gel, si realmente se daña y no encuentras recambios pues le acabas poniendo un plástico de yogurt o cualquier cosa, total no se ve, o un trozo de goma cortado con un poco de maña y cuidado. Que no absorba los impactos como el alpha gel qué mas da, si total en el uso común tampoco nos va a hacer falta a la mayoría ese grado de absorción. Siempre va a ser mucho más fácil solucionar eso, que quedarse sin un armis de goma de los g-shock convencionales. La pena es que no sea compatible con el resto de modelos, aunque si lo tuviera -en negro- se lo adaptaría aunque tuviera que taladrarle dos agujeros para los tornillos :D

    ResponderEliminar
  3. ¿El GW-5000 lleva fibra de carbono en la correa?, Apaga y vámonos.
    El GW-5000 tiene mucho más sentido que un MR-G disfrazado de G-SHOCK.

    ResponderEliminar