16/4/18

Mi retiro dorado


Con más de tres mil artículos publicados, un volumen total de casi cuatro millones y medio de páginas consultadas, y ZonaCasio yendo en camino de los ocho años online, a veces siento un amago de "ataque de pánico" y me entra la tentación de pasar a un segundo plano, un plano en el que sólo me dedique a disfrutar con mi modelo favorito de digital de G-Shock, en un blog humilde, con pocas visitas, pocas responsabilidades y, sobre todo, sobre todo, poca variedad. Mi modelo de G-Shock, yo, y nada más. Tal vez algún visitante perdido que provenga alguna vez del ciberespacio, algún comentario por ahí suelto, y un reloj en donde solo cuente las vicisitudes de mi peregrinar por este suelo con él.

El problema es que cuando me planteo realmente hacerlo y pasarle el testigo a alguien más, me doy cuenta que ese "alguien más", simplemente, no existe.




Lo entiendo. Porque es difícil, peliagudo y hay que tener muchos conocimientos para llevar algo así. Por conocimientos no me refiero a algo complejo, sino que es experiencia que se adquiere a lo largo de los años para hablar con un poco de propiedad de Casio y de sus "infinitas" series, tanto históricas como actuales (que cada poco salen unas cuantas, la última G-Squad, como bien sabéis). Por eso es comprensible que hasta los periodistas expertos en relojería más afamados, metan muchas veces la pata cuando hablan de G-Shock.

Entiendo que pocos lo hagan porque implicarse en un blog es muy diferente a implicarse en un foro o en un grupo de Facebook. En uno de esos sitios solo tienes que montarlo, y son los lectores los que trabajan para ti y, además, gratis: allí cada uno aporta fotos, temas y artículos mientras los administradores solo se tienen que dedicar a dar su "ok" o darles una palmadita en la espalda para que continúen aportando a la comunidad. No tengo nada en contra de ello, pero es muy diferente y, lógicamente, más fácil y entretenido para sus dueños, que con solo abrir un hilo de cuando en cuando con un link o unas fotos de lo último de Casio, el resto ya se lo hacen los lectores solitos con sus aportaciones y sus textos. Y sin ellos mover un dedo.


Así que un blog, como experiencia personal, es muy emocionante, para entretenerse uno solo en sus ratos libres. Como elemento informativo es tremendamente estresante y complejo, no es extraño que solo unos pocos pervivan con los años y sea escaso el número de los que se actualizan habitualmente, la mayoría pertenecientes a redes de blogs profesionales (o sea: que viven de ello).

Por eso, coger mi G-Shock y sentarme a descansar hablando en un blog para mí y mi hermana es tentador, pero abandonar éste sin ningún precedente ni alternativa, contraproducente. Por varias razones.


La primera, es por Casio. Por Casio, sí. Para mí es una marca infravalorada (el esfuerzo de Casio España está consiguiendo cambiar esto, pero todavía cuesta en la mentalidad ibérica), que muchos erróneamente asocian como relojes de segunda fila (cuando en el puñetero mundo de la relojería no hay nadie que le haga sombra a Casio en tecnología, absolutamente nadie), y cada vez más denostada y minusvalorada por quienes más deberían defenderla: sus más antiguos usuarios. Porque resulta contradictorio e irónico que algunos vayan a foros y se pasen por webs criticando a Casio por sus G-Shock de colores o pór esto o por lo otro, y luego sean los primeros en desmelenarse y desvivirse por conseguir su último Frogman o Rangeman.

La segunda razón es que con tantos lectores siguiendo "mis paranoias" y las rabiosas actualizaciones de este blog, sería como ir contra los principios que nos llevaron a lanzar esta publicación: la información y el servicio. Y cuando se ha logrado, no podemos menos que continuar la labor. Al menos mientras humanamente nos sea posible y nuestras fuerzas nos lo permitan.


Por todo eso (y algunas cosas más) el retiro dorado en lo alto de la montaña tendrá que esperar. Cuando lo haga, apagaré la alarma de la publicación constante y casi (o sin el casi) diaria, y pondré mis sentimientos con el Casio en el que miraré la hora y el tiempo que me reste de existencia. Un fantástico epílogo para un cansado admirador de los espléndidos relojes de Casio, y para arriar las velas y disfrutar con la magia de los mejores relojes del planeta para mí solo.

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

15 comentarios:

  1. una lagrima si se me escapo compañero

    sin ti yo no me enteraria de tantos modelos y ya tendriamos en casa 9 casios y llegando el 10 y el 11 :P

    solo un gracias de corazon de un fan tuyo y de la marca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querido amigo, es un privilegio contar con lectores como tú.

      Eliminar
  2. Por un manual de un sgw-1000 llegue a esta pagina, y desde ahi me ha gustado la misma....sigue asi, es una unica tu pagina para los que nos gusta un buen reloj...un CASIO

    ResponderEliminar
  3. Otro más por aquí que se une al agradecimiento hacia este magnífico blog y a la persona que hay detrás de él, así como a las demás que hayan colaborado en algún momento con el fin de que todo esto funcione.
    Es impagable la cantidad de información que se nos ofrece de forma desinteresada e inimaginable la cantidad de tiempo, dinero y esfuerzo que todo esto lleva y que muchas veces no valoramos.
    Web indispensable para mantenerse al día, darle orden al gigantesco catálogo de Casio y conocer más sobre esta marca.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, ya me he quedado intrigado :P. Cuál sería el reloj elegido para ese retiro, que esperemos, aún falte mucho para que llegue.

    En mi caso, tiraría por lo más sencillo, probado y sin complicaciones, un W-59 o el DW-5600E en el caso de G-Shock.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A propósito he decidido no poner ningún modelo, porque no quiero influir sobre la decisión de nadie, pero efectivamente es tal como dices y sería uno de esos modelos, o de sus series, que cada uno decida luego cual le gusta más para pasar el resto de su vida con él ;)

      Eliminar
  5. ZonaCasio hace una tremenda labor, no sólo de difusión de novedades, sino también de análisis y reflexión. Algo que debería ser trabajo de Casio, pero que no hace.

    Sin ZC nos quedaríamos cojos, como si nos faltase algo. Y los que blogeamos, sabemos en efecto la de sacrificios que implica mantener un medio así. Sin el soporte de nadie, y renunciando a gran parte de nuestro tiempo libre por él.

    Felicidades, y sólo puedo pedir que sigáis así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Guti, y en efecto tú mejor que nadie sabe el esfuerzo que implica esto.

      Eliminar
  6. Buenas, soy prácticamente un recien llegado, en casa hay cuatro Casio, todos collection (de momento). Personalmente también creo que Casio está infravalorada, quiza por el recuerdo del primer reloj digital que casi todos hemos tenido de niños y por lo tanto mucha gente lo asocia a un juguete, cosa un tanto injusta puesto que son relojes duros. Llegué aquí buscando información de un modelo y
    aquí me quedé, tu labor me parece encomiable, mis felicitaciones y espero ir adquiriendo una pequeña parte de tu conocimiento sobre nuestros relojes preferidos. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los Collection son una genial elección y los que más satisfacciones te van a dar, a cambio de muy poco que piden a cambio. Los G-Shock es otro cantar y bastante distintos, pero cuidado porque como te empieces a enamorar de los G-Shock estás perdido.

      Gracias por tus palabras y un gran honor servirte de utilidad.

      Eliminar
  7. Empeze mi passion por relojes com Seiko e despues me "especialize" em los divers de Seiko, hace alguns anos "conoci" a los G Shock e ahora ambos son mis relojes favorito.
    E siempre que tengo oportunidad me gusta ir a blogs e forums sobre estes relojes e fue assi que descobri tu blog e de verdad es el mejor blog com mas informacion de interesse sobre los G Shock.
    Por esso muchas gracias por el exelente trabajo que has echo !!!!

    ResponderEliminar
  8. Va a parecer rimbombante y hasta falso, pero yo no concibo pasar un dia, sin conectarme a internet y no visitar ZC, y esperar ansioso un nuevo artículo y empaparme de tanto conocimiento y sus comentarios de tantos amigos aficionados.

    ResponderEliminar
  9. Soy un recien llegado a este blog así que seguramente el menos indicado para opinar.
    Aún así te diré que el esfuerzo que realizas para promover el conocimiento de esta compañía y sus emblemáticos productos es único. Haces que disfrutemos aun mas de nuestros relojes y que busquemos, con criterio, la siguiente pieza de la colección. En habla hispana desde luego es la referencia.
    Es difícil imaginar la ingente cantidad de trabajo que supone la dinámica de entradas y respuestas que mantienes, por lo que en ocasiones, la tentación de alejarse un poco de esto debe ser muy fuerte. Aunque por bien de la comunidad de aficionados espero que sea efímera.
    Desde este lado de la barrera solo podemos agradecerte la enorme labor que realizas y animarte a que la continues en la seguridad de la utilidad que tiene para nosotros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Últimamente llego tarde a todas las fiestas...cuando ya quedan los restos y están si acaso recogiendo.. Al igual que a este post llego tarde...

    En fín, poco más que añadir a lo dicho por los compañeros...Solo una serendipia...y es que yo empecé en esto al mismo tiempo que tú con el blog...por 2011 creo...Quizás aquel año pasó un cometa y reactivó a ciertos Casionostálgicos...o Casioadictos.

    En fín...que dejo aquí mi aportación al post....tarde y mal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca llegas tarde y nunca lo haces mal, Jokerblue. Gracias por pasarte, es todo un honor.

      Por cierto, ya que estás, deja tu opinión respecto al GMW-B5000, que muchos estamos deseando oírla (leerla) ;) Cuídate mucho compañero :)

      Eliminar