2017-09-20

Mi confesión


Desde hace mucho tiempo una idea, una inquietud, un deseo ronda por mi cabeza con ansias de llevarla a cabo. Y me gustaría compartirlo con todos vosotros.

Repito que es una idea, de momento solo una aspiración que al final (por cansancio, aburrimiento, o por causas ajenas a mí) puede que no realice, pero a día de hoy la motivación está ahí.




Y es que me gustaría muchísimo poder iniciar una publicación, un blog, dedicado a sólo un modelo de Casio, al modelo que me guste y yo use cada día. Por supuesto no hablo de cerrar este blog, aquí seguiría poniendo las noticias y actualidad de Casio, pero pruebas, reflexiones y demás curiosidades, tenerlo todo ello girando solo en torno a un modelo.

La razón de que no lo haga ahora es que actualmente no hay modelo de Casio que me satisfaga al cien por cien. Es verdad que Casio tiene buenísimos relojes y, bajo mi punto de vista, superiores y mejores que cualquier otra marca (sea ésta la que sea), pero no hay un reloj que yo lleve constantemente, ya que por necesidades de contar con una función u otra, siempre acabo cambiando de reloj. De manera que dedicar un blog en exclusiva a un modelo que no me agrada plenamente es algo absurdo.


Es verdad que hay uno que se le acerca bastante a ese reloj ideal que yo -y muchos- desearíamos, y es el GWF-D1000 Frogman. Pero aparte del obvio hecho que no lo tengo, no me parece ético dedicarle un blog en exclusiva a un reloj tan enormemente caro, que poca gente puede adquirir y que no identifica el espíritu de Casio que me gustaría transmitir, de relojes y tecnología al alcance de todos.

También es verdad que contamos con los SGW-600, unos fantásticos modelos que sería el candidato ideal si no fuera porque, a pesar de contar con un gran módulo, su cronógrafo se queda en solo una hora, y por tamaño es demasiado aparatoso para un uso diario. Aunque esté muy cerca de ser ese reloj perfecto que tanto -al menos yo- anhelo en Casio, esos detalles me acabarían siempre torturando y lo acabaría usando solo esporádicamente, pero no constantemente.

De manera que, de momento, ese proyecto tendrá que esperar.


Probablemente el candidato que llenará ese hueco y que espero que sea ese reloj que agradaría plenamente a muchos de nosotros sea el nuevo DataBank. Eso siempre y cuando Casio decida continuar con esa línea, algo sobre lo que quedan todavía muchas dudas porque, si así fuera, ese reloj debería haber sido lanzado ya.

Ese modelo debería sustituir a los actuales DB-36, cuyo calendario se acaba dentro de pocos años, y debería incluir las últimas funciones estándar de Casio, esto es: posibilidad de silenciar los pulsadores, y calendario automático hasta el año 2099.

El problema es que, y conociendo a Casio (que en digital en lugar de hacer módulos nuevos, los reedita modificando los displays), de Data Bank no hay módulos nuevos que reeditar. Hace mucho que ni G-Shock tiene DataBank, de manera que es difícil que, estando como están centrados y con todos sus esfuerzos en analógicos, inviertan recursos en un reloj así.


Como todo DataBank que se precie, debería contar con hora en todos los modos, cronógrafo y temporizador de amplio rango (24 horas al menos), banco de datos dot-matrix y nombre de día de la semana de tres letras. Genial que a eso añadiesen resistencia al agua de al menos 50 metros, y pila de 10 años de autonomía, como tienen los mismos DB-36 mencionados. Hacer un nuevo modelo y que sea inferior a un DB-36 sería, en parte, un fracaso.

Con un precio en torno a los +/- 50 €, no solo sería un gran reloj, sino asequible para todo el mundo, en línea con la esencia de Casio y un candidato excepcional para comprarlo y no quitárselo de la muñeca. Para dedicarle un blog totalmente a él y olvidarme un poco "de todo lo demás", y después en ZonaCasio contar lo que hace "el resto" de la Casio, y en ese blog, y con ese reloj, contarle lo que hace "mi" Casio, esa marca que guardo y conservo con cariño (y vosotros también) y cuyo reloj, bajo mi punto de vista, la identificaría plenamente.


Claro que, puestos a pedir, le pediría que a ese DataBank se le añadiese un Twinsensor con brújula y temperatura, una variante con armis y caja de metal (me daría igual que el cristal sea de resina o no), cinco alarmas, y la posibilidad de personalización que tenía el display del G-7800.

Y es que, si antes hablábamos de módulos y que Casio no los tenía, sí que posee, sin embargo, los diseños, técnica y tecnología de ese DataBank "cuasi ideal": podrían basarlo en el módulo del G-7800 que ya tienen diseñado. No creo que el esfuerzo fuese muy grande y así se podría lanzar, y tener ese modelo en la calle, en relativo poco tiempo.


No obstante tampoco se le puede exigir demasiado en digitales a la Casio de ahora, tan solo espero y deseo que ese Data Bank llegue pronto y, a partir de ahí, si puedo y me es posible, centrarme en disfrutar -y haceros disfrutar- de él. Para el resto seguiremos por aquí, pero para mí, lo necesito, me quedaré solo con ese modelo y centrándome solo en él. Tengo muchas ideas en la cabeza, muchas reviews que quisiera dedicarle, muchas líneas que escribir, quién sabe si incluso un libro. Solo necesito una cosa: el reloj. Casio, necesitamos ese modelo y lo necesitamos ya. Y una vez en nuestras manos, puedes seguir dedicándote a tus otros lanzamientos sonoros de G-Shock, Edifice, Pro Trek y Sheen. No sé cómo lo harán, pero espero que, por lo menos, lo hagan. Y lo hagan pronto.

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

4 comentarios:

  1. Desgraciadamente, no veo a Casio por la labor. Estuvieron cerca, para mi con el G-7800, quizás en una gama superior al sustituto del DB-36 que propones, pero hace tiempo que perdí la esperanza en cajas de acero, cristales de zafiro, pilas de larga duración, displays dot-matrix... Al menos en Casio.

    Pero saldrá alguien que lo haga, es cuestión de tiempo.

    ResponderEliminar
  2. Lo hará Casio, ya verás :D

    ResponderEliminar
  3. No recuerdaba el "mítico" G-7800, ese reloj que en su día deseaba comprar nuevo y que, lamentablemente, sigue en la lista de espera. Espero algún día poder encontrarlo a buen precio (además, bien tratado) y que mi cartera "lo aguante".

    ResponderEliminar
  4. Yo, desde luego, seguiría fielmente ese blog sobre el nuevo Data Bank.

    Tengo un viejo DB-31 curtido en mil batallas pero que, como todos sabéis, siendo un buen rejoj carece de muchas cosas, entre ellas luz y retistencia al agua.

    Tengo en mente hacerme con un DB-36, me parece un perfecto relevo para él. Pero sacaría esos 50€ de donde fuera para comprarme ese nuevo DB que Casio debería ofrecer ya.

    Y, como digo, con él en la muñeca, poder seguir ese emocionante blog del que hablamos.

    ResponderEliminar