La espeleología y los relojes de Casio


Siempre me ha fascinado esa característica tan curiosa que poseen las cuevas y grutas, consistente en que, cuando afuera hace el más crudo invierno, dentro de ellas la temperatura es más cálida y viceversa: cuando fuera hace el más soporífero calor, dentro su temperatura es refrescante. Eso es debido a que -como bien sabréis- ese tipo de emplazamientos mantienen una temperatura más o menos invariable a lo largo de todo el año.

Por fortuna cerca de mí tengo algunas rutas, a las que puedo acercarme en bici y, durante estos días, suelo llegar a casa por un túnel subterráneo excavado en la roca, bajo la ciudad, aliviando así durante mi recorrido, al menos en parte, esa ola de calor que durante estos días en algunas zonas de la Península estamos padeciendo.




Aunque confieso que, aparte de algunos "paseíllos" de aficionado, no la practico, la espeleología siempre me ha parecido fascinante. Quizá sea por ese lado misterioso que la envuelve, o ese abandono, aislamiento y soledad que se siente cuando estás entre toneladas de rocas bajo una montaña. Ya de pequeño mi mayor ilusión era que me regalaran una linterna (cuya pila y bombilla, por cierto, duraban "cuatro días", ¡cuanto hubiese agradecido contar en aquellos años con la tecnología de LED actual!) para poder llevar a cabo mis pequeños escarceos por esos sitios en semi-oscuridad (o en completa oscuridad), aunque a lo que más llegaba era casi siempre a no mucho más de dos metros de la entrada de una pequeña cueva que en el huerto de mi padre existía, en el pueblo. Fue también debido a esa pasión que le incorporé la espeolología como uno de los tipos de aficiones y hobbies cuando escribí mis relatos sobre las Sjoberg.

Supongo que en Casio no sienten ni tienen las mismas inquietudes que yo (y que muchos como yo) respecto a ese tema, porque entre sus múltiples e infinidad de modelos de relojes-herramienta, tanto en Pro Trek como en G-Shock, nunca lanzaron uno que pudiésemos decir estuviese destinado específicamente a la espeolología. Eso a pesar de tener series y modelos para todos los gustos y colores en sus Mudmans, Gulfmans, Gulfmasters, Frogmans, Sky Cockpit, etc., etc.


Quizás los que más se acerquen, a priori y aunque sean de refilón, a esa idea, sean los TR y luego los Mudmaster posteriores, pero el echo de que sean prácticamente imposibles de operar con guantes, haya que hacer atroces movimientos para manejar sus funciones y encima en su gran mayoría molesten y limiten mucho los movimientos -he tenido varios y lo sé muy bien- descartan casi por completo esta línea. En su lugar yo me inclinaría por un Pro Trek, sobre todo aquellos noventeros con gráficos de mareas bien visibles (muy importante en según qué cuevas), que se combinaban con armis (muchos de titanio, incluso), por delante de las versiones Pro Trek y G-Shock con correas textiles, que quedan hechas una porquería en cuanto roces con un par de rocas.

Modelos así podríamos considerar a los PRL-30, PRL-10, PRL-20 pero, sobre todo y ante todo, al que para mí es uno de los mejores para esas labores: el Casio PRT-111 (Casio PRT-11 en su variante de correa), con trasera de titanio, pulsadores metálicos, iluminación muy eficiente y clara (EL), autoiluminación, termómetro, y un magnífico gráfico lunar y de mareas. De hecho, en lo personal considero que Casio no pudo superarse más tras hacer éste modelo, llegando a la cúspide de lo que podía ofrecer en un reloj de aventura, muy ligero, llevadero, enormemente portable y aprovechando el LCD al máximo y, por si todo ello fuera poco, además con asas estándar. Todo lo que vendría después puede considerarse, aún con toda la tecnología y diseños que han usado, muy por detrás en lo que a practicidad y funcionalidad se refiere de éste, al menos si se quiere usar como reloj en grutas, túneles y cavidades subterráneas. Quizá el que más pudiera acercársele fuera el PRW-200, con gráfico dinámico (similar al del nuevo Frogman GWF-D1000), tecnología Tough-Solar, resistencia al agua de 200 metros... Un modelo muy desconocido hoy día y que, por desgracia, no tuvo el éxito que se merecía.


Por supuesto, y en lo a que funciones típicas se refiere, otra función muy valiosa es contar con un buen temporizador, de amplio rango mejor, y una pantalla de dígitos bien grandes y visibles. Obviamente todo ello el PRT-11 también lo poseía. Por desgracia ya ninguno de esos, desde hace tiempo, se fabrican, han dejado su sitio a relojes menos útiles pero más "de fashion", siguiendo el estilo de la Casio de estos últimos años. Hoy los modelos-herramienta han sido sustituidos por modelos para raperos, patinadores, skeaters, surfing..., la mayoría con estética analógica en detrimento de la digital, siguiendo el ejemplo de los grandes fabricantes de mecánicos los cuales, obviamente, solo tienen modelos a manecillas en sus catálogos. Hoy Casio quiere vestir a gente con lustrosos zapatos de cuero, se podría decir que les importa un pepino vestir a gente con botas de montaña o zapatillas deportivas. Obviamente toda esa gente que está inmersa en la moda es más proclive a sustituir su reloj a los pocos meses de uso, por mucho que les haya costado, mientras que los aventureros, exploradores y deportistas son, por regla general, mucho más fieles a un reloj cuando éste realmente les satisface o cuando encuentran en él lo que quieren.

Por desgracia son muchos los que han tragado y han pasado por el aro, demostrando una vez más que el reloj ya es, para la mayoría de personas, un caprichoso adorno, y que como herramienta tienen apps en sus smartphones.


Ignoro si Casio volverá a estos relojes algún día o si solo podremos, ya para siempre, disfrutarlos en fotos y, algún que otro aficionado afortunado, en vivo. Lo que sí sé es que la Casio de aquellos tiempos que conocimos y que llegó a niveles tan sorprendentes e insuperables es muy difícil que la volvamos a ver, los cuales niveles, y es una buena muestra de ello, no han sabido alcanzar ni siquiera con toda la tecnología de la que disponen actualmente.

Que un ana-digi de ahora esté tan, pero tan sumamente, por detrás tanto en funciones como en materiales de aquéllos, ya nos da una idea de cuánto han cambiado las cosas y los tiempos.

Por mi parte, no me adentraré mucho en cuevas, pero cuando haga mis escarceos en rutas y túneles, seguiré confiando en mi reloj de Casio y armado con mi linterna que, en esta ocasión, sí que es de LEDs.


| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

6 comentarios:

  1. Casio no volverá a aquel nivel jamás, mientras le paguen fortunas por horrores como el Mudmaster, que paradójicamente se supone que busca ese nicho de mercado, ¿para qué va hacer digitales que hagan lo mismo, mejor y más barato? Bueno, quizá haya esperanza en el sucesor del Rangeman, si es que algún día llega ese GW-9500... Por cierto, no reconozco el Pro Trek de la última foto, el tapa roscada con el sensor tipo "salero" como el que llevaban los DEP de buceo.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho esa sensación de pasar por la gruta fresquita aliviado por el calor. En cuanto a Casio, y la espeleología, imagino que han considerado que no les da dinero. Y como ahora, parece que es lo único que les mueve, pues está claro.

    ResponderEliminar
  3. Casio PRT-4000, Pablo, un modelo realmente muy bonito y con ese toque a DEP, en efecto.

    ResponderEliminar
  4. "Maldita nota!" Ahora quiero alguno de esos Protrem viejitos de titanio... :-(

    ResponderEliminar
  5. Gracias ZC, veo que ese PRT-4000 es de finales de los 90, cuando Casio sacó sus primeros y mejores MRG, una buena época para el titanio...

    ResponderEliminar
  6. Hice un análisis exhaustivo y no existe un pro-trek (creo que ningún Casio), con:
    PRL-10 PRL-20 PRL-30 PRT-350 PRT-60 PRT-40/4000 PRT-11/111 PRT-30 PRW-200

    temperatura
    crono
    alarma
    timer
    auto EL
    grafico lunar
    amanecer-atardecer
    año en pantalla principal
    hora en todos modos
    baro-alti
    y tapa de titanio con 4 tornillos (mucho menos roscada)...

    Si existe avisen!

    ResponderEliminar

Última entrada

Armis para los W-217

La variante con armis de los Casio W-217 se denominará Casio B650, algo habitual en Casio (si recuerdas, los W-202 tienen la variante de a...