¿Existe el purgatorio?

2017-06-19

¿Es reducir tamaño la solución para los G-Steel?


Casio creyó que la razón de que sus G-Steel no tuvieran la aceptación que esperaban era su notorio tamaño, que los hacía pelearse con mangas de camisa y jerseys, vestimenta habitual para el público al que estaban destinados que era -y es- principalmente ejecutivos y personal de oficina.

Así, sus nuevos GST-S310 y GST-S300 (esa "S" antes del número como recordaréis no hace referencia al "downsizing", la poseen todos los G-Steel), que han presentado hace unos días (y que últimamente están lanzando en Estados Unidos) representan una reducción de toda su estructura alcanzando el 90% de las piezas, respecto a los G-Steel anteriores. Con eso esperan que estos "Baby-G-Steel" consigan el éxito que sus predecesores no lograron.




De estos modelos resultan curiosas varias cosas que al que no siga la actualidad de Casio se le pueden pasar por alto: estéticamente son casi una copia idéntica a los demás, por lo que si no te gustaron los anteriores modelos, por mucha dieta a la que se les haya sometido en Casio, muy probablemente no te gustarán estos, lo cual es, a mi modo de ver, un enorme error de los japoneses (supongo que lo habrán hecho por simples ahorros de costes y para poder tener el modelo en el mercado "ya").

Y el segundo detalle es que tendrán diferente nombre de modelo dependiendo del mercado, y no me refiero a que tendrán los modificadores "J", "ER" y demás que suelen tener todos, no, sino que realmente se llamarán de distinta forma. Así, en Estados Unidos (y probablemente Europa y el resto de América) serán los GST-S310D-1A, GST-S300G-1A9 y GST-S300G-1A2. En Japón, sin embargo, se denominarán cambiando la "S" por una "W" (GST-W310D-1A, por ejemplo), para unos modelos que miden todos ellos 55,9 x 49,3 x 15,3 mm. y cuyo peso es de 84 gr. las versiones con correa. Sus precios partirán de los 280 $ para las versiones con correa, y de los 350 $ para las de armis con recubrimiento IP.


Por desgracia, a Casio no se le ocurrió pensar que tal vez el motivo de su poco éxito no fuera ese, sino un precio brutalmente caro que los hacía poco competitivos con sus rivales de MT-G, un diseño cansino, aburrido, y ya muy visto y, por último -pero no menos importante- la contradicción y el absurdo de denominar "G-Steel" ("G-Shock Metal") a unos relojs que tienen una estructura en capas donde la zona principal y central de la caja es... de resina. Supongo que muchos, al querer adquirirlo de manera inocente y decirles el vendedor ese detalle, habrán pensado que en Casio poco menos que los quieren engañar, por mucho que desde la firma japonesa insistan que ese tipo de estructura es lo mejor y que así deben ser "los G" del futuro. Sobra decir que, si piensan hacerlos así a todos ellos, que detengan el tren aquí mismo que yo me apeo.








| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

3 comentarios:

Robinson Molina dijo...

Pues estos relojes tienen mucho éxito entre los fabricantes de réplicas, son bastante parecidos!. Acotando que me agradan que sean anadigi y g shock pero fuera de eso se me hacen demasiado llamativos.

Msn 2010 dijo...

y si la solucion sea hacerlos un poquito mas grandes y que sean relojes de pared? bonitos no?

Pablo B dijo...

Para mí la solución es dejar de fabricarlos, son la antítesis de lo que debería ser un Casio.