¿Existe el purgatorio?

2017-02-24

¿Es condenable lo que está haciendo Casio con la fotografía?


Sé que éste es un blog de Casio, pero cuando veis las imágenes que ilustran este blog -las fotos propias, obviamente- no están hechas con una Exilim. Cuando, hace años, buscaba una cámara digital, los precios de las Casio Exilim se disparaban, así que opté por irme hacia Nikon, con la que estoy bastante contento. Por respeto a la marca -a Casio- nunca he publicado y nunca he dicho qué tipo de cámara digital uso, más que nada porque, en un blog que habla de Casio todo el tiempo, sería bastante contraproducente decir que no se hacen las fotos con una Casio teniendo, como tienen en su línea Exilim, tantísima variedad. Sí uso calculadoras de Casio, y sí uso relojes de Casio, pero no sus cámaras. De hecho no se ni cómo funcionan, sé que hay gente que habla maravillas de ellas, y otros consumidores todo lo contrario, pero como nunca he tenido ni una en mis manos, no puedo juzgar. Lo que sí digo -porque es la verdad, qué le voy a hacer- es que la mía es Nikon que, además, Nikon tuvo la deferencia de obsequiarme con un completo pack por haberla elegido. También es verdad que a Casio se lo sugerí en su día y la respuesta fue: "¿Qué? ¿Dígame? ¿Quién habla?". O sea, que no hubo respuesta.

Pero a lo que voy, que me pierdo. Los últimos lanzamientos de Exilim han sido bastante sonados, y han creado polémica (sobre todo en Japón), porque hacen uso de los retoques de imágenes hasta fines insospechados. Es cierto que todas las cámaras actuales traen más o menos filtros, incluso nosotros los hemos usado alguna vez con nuestros móviles, o si usamos servicios web como Instagram. En ellos, podemos aplicarle diferentes efectos para que nuestras imágenes aparezcan diferentes.




No me estoy refiriendo a una corrección o mejora tras la captura, tipo aumentar el contraste o la corrección gamma, o la saturación, para aclarar (u oscurecer) imágenes, no. Algunas de las cámaras digitales Exilim de última generación permiten poner tu piel bronceada (un "defecto" de la mayoría de japonesas es que tienen la piel muy blanca), incidir en tu expresión y hacer que parezcas menos "oriental", o paliar tus arrugas y hacer que salgas con una expresión "más dulce", o incluso añadir efectos HDR. Como podéis apreciar en algunas de las imágenes que aquí os incluimos, como en el caso del modelo EX-FR100L, llega a límites en donde no solo no se mejora la foto, es que la empeora bastante, al menos en cuanto a paisajes. En cuanto a los retratos de personas, llegan a crear casi "caricaturas" de uno mismo.

Obviamente, cada uno puede "venderse" y "maquillarse" con filtros todo cuanto quiera, y más, pero esto tiene un peligro, y es que cuanto más nos alejemos de quiénes somos realmente, no solo estaremos engañando a los demás, sino que nos estamos engañando a nosotros mismos. Al final del día, querámoslo o no, el espejo no miente. Por ello, me pregunto: ¿de verdad sirven para algo todo este tipo de artificios? ¿De verdad tanto importa la imagen, el vendernos -aunque lo que estemos vendiendo sea una falsificación de nosotros mismos- que llegamos hasta el punto de intentar hacer creer, en este materialista mundo de la inmediatez, que somos mucho más guapos que el resto?


Que conste que no le estoy echando la culpa a Casio, ellos solo ofrecen en sus Exilim lo que el público demanda, porque si demandasen otras cosas y no tanto selfies, harían cámaras digitales con otro tipo de mejoras. Pero sus clientes (sobre todo, "sus clientas") buscan y compran esas cámaras cuyas bondades sean otras.

Uno puede estar muy gordo -o muy delgado-, y la cámara puede que logre sacarte súper esbelto, o súper delgada, pero a la hora de la verdad, enfrentándote a tu propia realidad o de cara a cara con la otra persona, seguirás siendo el mismo. ¿Y de qué te habrá servido el engaño? De nada.



| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com

5 comentarios:

guti.bitacoras.com dijo...

Me pregunto si las fotografías que usan para el material de prensa, están tomadas también con una Casio. Porque me temo que si tu eres infiel con una Nikon, ellos lo serán con una Canon.

En cuannto al retoque, pues nos parezca bien o mal, está a la orden del día. Desde Deluxe Paint con el que borrabas lunares, a Photoshop después. Los adolescentes usan SnapChat, ... Así que debe tener su mercado, aunque yo, tengo suficiente con corregir niveles con GIMP, y optimizar con FileOptimizer :-)

Apolino Apolinos dijo...

En la actualidad ya no se retrata la realidad, la luz que atraviesa las lentes de los objetivos actuales son procesadas con cientos de filtros para plasmar la vanidad de muchos, luego se cuelga en las redes sociales, a la vista de todos, para escarnio público.

El aumento de los filtros en las cámaras y móviles de todas las marcas, donde las fotos siempre salen con sonrisa permanente, donde aparecen artificialmente paisajes y lugares en los que nunca hemos estado. …. Todo en definitiva va enfocado hacia una sociedad que quiere moldear la luz de su SER hacia un ideal imposible, hacia la supuesta perfección de las modas del momento, hacia el que dirán de uno mismo, hay que empezar aceptándose.

Bia Namaran dijo...

Gran verdad, Apolino.

Leonardo Daniel Pedraza Herrera dijo...

Me encanta la fotografía y cómo muchos tienen el talento de transmitir algo con una fotografía una fracción de segundo del mundo, talento que por su puesto yo no cuento, pero en realidad, qué es en realidad una fotografía de una persona? Nada en realidad, la persona puede parecer muy perfecta y todo pero hasta que no conoces a dicha persona no sabes quién es.

Msn 2010 dijo...

yo pensaba que casio ya no fabricaria camaras.

en sus sitios (america) no existe ya la categoria camaras.