¿Es recomendable comprar dos modelos del mismo reloj?


"Dos mejor que uno", se suele decir, pero ¿ésta máxima es válida también en relojería? Si tanto apreciamos nuestro reloj, nos agrada y nos parece útil, ¿es recomendable adquirir dos? Bueno, eso demostraría una cosa: que realmente ese reloj nos gusta. Pero, ¿sería práctico? ¿O simple deseo de acaparar?

Es cierto (respecto a esto último, lo de acaparar) que el ser humano es muy proclive a verse afectado por el síndrome de Diógenes. Lo vemos a diario en todo tipo de programas de televisión, y en reportajes en revistas y blogs: gente que empieza "coleccionando" y acaba recolectando cualquier cosa y llenándose de basura. Lo más curioso es que algunos creen tener un tesoro donde no hay más que porquería.




Con los aficionados a la relojería suele pasar en muchísimas ocasiones. Personas que empiezan adquiriendo un reloj porque realmente les gusta, y luego pasan a adquirir todas sus variantes, todos aquellos modelos parecidos, y acaban coleccionando relojes de quien sabe qué fabricante en Senegal. La lista no tiene fin porque las excusas que nos podemos inventar para autoconvencernos de que nos es provechosa la compra son infinitas (y, en la mayoría de los casos, son mentiras que nos contamos a nosotros mismos).

Pero ésto (que ya hemos tratado en anteriores ocasiones) no es de lo que os queríamos hablar. No. Me estaba refiriendo al principio de este artículo a esas personas que les gusta tanto su reloj, que adquieren otro modelo igual. Más que acaparadores podríamos catalogarles como "previsores", o temerosos ante un futuro tan incierto -el de la relojería- en donde desaparecen marcas, absorbidas unas por otras, modelos históricos e, incluso, formatos de relojes (que nos lo digan a los que amamos los digitales, ¿verdad?).


Yo reconozco haber vivido ese caso. Cuando el W-720 empezó a escasear casi vacié las tiendas de barrio que tenían los últimos ejemplares (bueno, creo que hay alguna donde aún "dejé" algún ejemplar y todavía se puede adquirir NOS) y llegué a comprarlos, aprovechando su competitivo precio (y mis capacidades monetarias, que en aquella época no eran tan nimias como las de ahora) y su preciada estética, llamada -como todos ya sabéis la historia, en este blog la hemos vivido juntos en primera persona- a desaparecer.

Creo que llegué a reunir seis W-720 o por ahí, los cuales luego acabé revendiendo (aunque impoluto todavía conservo uno) porque me di cuenta que estaban guardados inútilmente, y preferí darle a otras personas la posibilidad de disfrutarlos. Al principio lo veía lógico, me permitía tener reloj para muchos años pero, a medida que dejé de usarlo y me incliné por otros modelos, me acabé dando cuenta que había sido, en efecto, algo "acaparador" con ese modelo. No obstante si en lugar de tantos hubiera adquirido solo dos ejemplares del W-720 creo que no me habría parecido tan desacertado, de hecho creo que es la cantidad ideal si un modelo te gusta tanto y, eso sí, lo luces a diario (o casi). Obviamente, siempre y cuando te lo puedas permitir.


Más de esos, más de dos, no creo que sea una cifra ni acertada, ni aconsejable. Porque puedes acabar cargando con ellos y tirando el dinero, y puedes incluso acabar odiando el reloj. No está mal, por tanto -y sobre todo en este aspecto, el del consumismo- que aprendamos a ponernos barreras a nosotros mismos, y que adquiramos la fuerza de voluntad suficiente como para no saltárnoslas. Porque que te engañen otros... Bueno, al fin y al cabo puede que sean más inteligentes o hayan tenido más suerte que tú. Pero engañarse a uno mismo es la mejor muestra de falta de voluntad, de disciplina, y de integridad. Así que no te engañes a ti mismo y si te autoimpones ese límite, no lo traspases.



| Redacción: ZonaCasio.com

5 comentarios:

  1. Se puede hacer alguna excepción puntual como con el Casio W-720 del que tengo dos relojes, pero lo ideal es tener pocos relojes y disfrutarlos, acumular objetos no es lo ideal, en eso estoy de acuerdo contigo Bianamaran.

    ResponderEliminar
  2. Nunca me he planteado tener dos relojes iguales. Muchos lo hacen con la idea de uno para usar, y otro para guardar. Otros tienen 3, el tercero para recambios. Y algunos como tu, llegan a 6.

    Debo decir que el W-720, es un relojazo, una pieza que hecho de menos del catálogo actual, y que como sabes compré una vez descatalogado porque hay que tenerlo. Claro que como se explicaba en ZC, ese W720, tiene ya poco que ver con el original, y si encontrara uno nuevo con cristal mineral, no me importaría tenerlo, y deshacerme del otro. Sería un reloj duplicado, porque tengo el W-780 de acero.

    Pero eso si lo hago, relojes que me gustan mucho, tengo dos, pero diferentes. Un GW-6900 negro con armis BC, y uno amarillo con correa de resina. Un M-Force 2011 naranja con armis, y un M-Force 2011 amarillo con un Super Engineer, ... Mismo reloj, pero no idéntico.

    ResponderEliminar
  3. Pues no se me ha presentado la situación de no tener dos relojes idénticos, pero siempre existe el ansia de acaparar y dar paso al consumismo, en mi caso me he puesto un límite de precio muy contenido, y además evitar comprarlos nuevos, esto considerando que en general en Casio los relojes aunque usados tienen bastante fiabilidad, y uno se puede enterar de su condición interna tan solo con ver los tornillos traseros.

    ResponderEliminar
  4. Me sobran 500 euros: me voy a comprar dos rangeman :-)

    ResponderEliminar
  5. Es cierto que tener 2 modelos de reloj y la misma variante no es recomendable, a no ser que un par de estos sean tus regalones. Ahora tener el mismo modelo de reloj en diferentes variantes?
    por ejemplo yo tengo bastantes relojes, en especial casio, han de ser unos 40. por lo menos yo, a no se que ande tincado con uno no uso el mismo 2 días seguidos

    ResponderEliminar

Última entrada

Un día por Singapur con un smartwatch de Casio

Nuevo vídeo desde Casio Japón, ahora mostrándonos lo que nos puede aportar uno de sus últimos smartwatches, el WSD-F20 de Pro-Trek. A pesar...