Casio, una marca única

Cuando Rover decidió relanzar el Mini en 1996, un coche con casi 40 años el mercado (1959), apenas duró 4 años más (2000). La crisis económica de la marca, junto a la tecnología anticuada, hacía que fuera incapaz de cumplir las nuevas normativas en cuanto a seguridad, y no quedó más remedio que volverlo a dejar de fabricar. De hecho, fue reemplazado por los nuevos Mini de BMW, que apenas tenía que ver nada con el antiguo, y por supuesto, con un posicionamiento premium, que lo hacía ser un automóvil relativamente caro.

Casio por contra, nos sigue ofreciendo modelos que comparten el savoir faire de sus predecesores. Me estoy refiriendo a los F-91W, los W-59, y en menor medida a las variantes para el mercado japonés (F-84W) y con brazalete metálico (A-158, A-159, A-163, A-164 que comparten el módulo 593.

Relojes que aparecerían en 1990 (F-91W) y 1989 (W-59), y un módulo que ya viéramos montado en 1984 con el F-84W. Hace más de 30 años. Pero eso no es todo, porque esos relojes, son herederos de los F-85W de 1982, con el módulo 160 casi idéntico a éstos. Otros modelos ya también extintos, equiparon ese mismo módulo: A-162, A-163, W-74, W-76, W-78, W-79, F-88, F-98, F-99.



Siento que últimamente he sido muy crítico con Casio. En cierta forma, he pasado por alto todo lo que nos ofrece con modelos como el W-59 y el F-91W. Unos relojes digitales, que pese a que en su día grandes marcas como Citizen, Seiko, Orient, Tissot u Omega se apuntaron al carro, hoy han dejado de lado. Es fácil que nos embargue la amargura cuando vemos que el W-720 ha desaparecido del mercado, o que intentos de renovar estos F-91W/W-59 como los F-105W/W-86 han quedado en el olvido.

Como humanos, adolecemos con frecuencia de no valorar lo que tenemos hasta que lo perdemos. Así que imagina por un momento, que desaparecieran este tipo de relojes del mercado. Imagina lo que sería un mundo sin el Casio F-91W. Ese fue el ejercicio que hice, y comprendí, lo única que es Casio al seguir ofreciéndonos estos relojes. Algo que ninguna otra marca hace.

Para valorar en su justa medida el F-91W, podemos compararlo con uno de los relojes que más veo en la calle, el famoso Daniel Wellington Classic Winchester, un reloj analógico de cuarzo, que se vende a 139€ en su versión femenina (36mm) y 149€ en su versión masculina (40mm), y que solamente ofrece horas y minutos. Incorporan un movimiento Miyota 1L22, un excelente movimiento analógico, que arroja 5 años de duración de pila (SR616SW), y una precisión de +/- 20 segundos/mes. Sin embargo, no deja de ser una maquinaria proporcionada por Citizen, y que pila incluida, cuesta menos de 3€ en el mercado. En cambio Casio, nos ofrece en sus F-91 y W-59, un módulo de manufactura propia, que ofrece 7 años de duración de pila (CR2016), y todo ello a un precio unas 10 veces inferior.

El DW es resistente al agua 3ATM, lo mismo que el F-91W, y por tanto menos que el W-59, que resiste 5ATM. Sin embargo, sus precisiones son menores +/- 30 segundos/día.

Ambos son muy legibles, pero el Casio, ofrece además segundero, día del mes, y día de la semana. Como extra fundamental, el calendario es automático, diferenciando la duración de todos los meses del año, con la excepción de los febreros bisiestos. Una complicación, que requiere que nos vayamos a relojes analógicos de cuarzo de cientos de euros. Naturalmente contamos con horario de 24h, bien sea en formato AM/PM o en formato militar, señal horaria, y alarma. Por si esto fuera poco, nos ofrece un cronógrafo de 1 hora con visualización de centésimas de segundo. Nuevamente, con el cronógrafo nos encontramos ante una característica que en relojes analógicos nos requeriría invertir mucho más dinero, especialmente si son mecánicos, pues no los encontraremos por menos de 400€. Además, tiene luz, y podremos ver la hora a oscuras, algo que con el Daniel Wellington sin lumen, sería imposible. Comparado con otros, es tan completo, que hasta tu mismo puedes comprobarlo con mi Simulador de Casio F-91W en HTML5.

El diseño del F-91W, no sufre el paso del tiempo, es tan actual hoy en día, como lo era en 1990. Gracias a su cristal, correa y caja de resina, pesa solamente 21g. De hecho salvo la tapa trasera, los botones, y algún componente interno, todo es plástico. Sus contenidas dimensiones (38,20mm x 33,20mm x 8,50mm), hacen que sea un reloj discreto y cómodo de llevar. Que se oculta fácilmente dentro de la manga, y que así, está a salvo de muchos golpes accidentales.

A diferencia de los Daniel Wellington, los Casio F-91W, son relojes que apenas se publicitan, y a pesar de ello, son relojes populares, conocidos, y llevados al cine, la televisión y el famoseo. Una tecnología que a pesar de sus más de 40 años de edad, es capaz de competir, y superar en cuanto a prestaciones, precio y fiabilidad, al nuevo reloj de moda. Eso es precisamente lo segundo que hace única a Casio. Una tecnología que estaba tan avanzada a su época, que incluso a día de hoy es capaz de superar a la de sus competidores sin cambio alguno. Por eso, sigue siendo el reloj estrella. Probablemente el modelo más vendido de todo el catálogo de la marca, y probablemente, el modelo que menos quisieran vender.

Desgraciadamente, es cuestión de tiempo que se vean superados, ya vemos que los DW ofrecen una mejor precisión, tienen cristal mineral y caja de acero, ... No es algo que Casio no tenga, pero sí algo que se guarda generalmente para sus relojes analógicos y caros.

| Redacción: Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

9 comentarios:

Apolino Apolinos dijo...

Muy buen artículo Guti, nada más que añadir.

De los relojes actuales de Casio me tientan mucho el azulado Casio F-105 y el retro Casio W-215H, me parecen dos fantásticos relojes dentro del segmento de precio en el que se mueven, quizás acabe con un W-215H rememorando mí añorado DW-210, este W-215H tiene varios puntos a su favor, su buena visibilidad de pantalla junto con la iluminación, lo fuerte que suena la alarma y las señales horarias, su mayor tamaño y la resistencia al agua WR 50M, ya veremos que hago al final....:)

zonacasio dijo...

Que gran verdad, realmente parece ser que a Casio le pesa el F-91 como una mole, que es el modelo "que menos les gustaría vender" sin lugar a dudas (obviamente, preferirían vender GW-9400 a montones que F-91's). Por fortuna a Casio le sale muy barato fabricarlo, sin embargo como les funcione este volantazo a lo analógico (espero que no y se lleven un buen trastazo, ...sorry Casio) creo que tendrán las horas contadas.

Porque no hay que olvidar que el F-91 y familia se vendían con sus variantes inseparables de cristal mineral, caja de metal... Incluso se vendían en sus variantes G-Shock (con cristal mineral, misma caja que los DW-5600 y bezel), o sea, eran F-91 convertidos a G-Shock, y eso sí era apreciar el modelo. Lo único que tenemos ahora son restos de todo aquello y, por desgracia, Casio ni los vuelve a fabricar, ni los renueva con algo mejor, simplemente los siguen produciendo en China porque se los demanda la gente. Si por ellos fuera cerraban hoy mismo ese capítulo y se iban a fabricar sus pseudo-Miyotas.

El W-215 te lo recomiendo, Apolino, aunque no lo compares mucho con el DW-210 porque te llevarás una enorme decepción :)

guti.bitacoras.com dijo...

El W-215 es junto al W-735 mis Casio Collection preferidos. Creo que innovan lo suficiente, pero mantienen la esencia.

Es verdad que siguen vendiéndolo, porque les sale barato. Y aunque ganen poco con él, pues ganan. Pero también es verdad que cualquier marca podría reeditar sus amortizados relojes del pasado. Por ejemplo Citizen los 8110A, o el ejemplo de Mini que decía. Vendió en sus últimos años casi como al principio, pero terminaron con él.

Apolino Apolinos dijo...

Gracias Bianamara, del Retro Casio W-215H me gusta su diseño y la practicidad de su módulo, si te gustan los relojes digitales de resina este W-215H es un buen candidato y de los pocos que hay para lucir en la muñeca, ya van quedando pocos digitales bonitos y me niego a llevar ollas a presión en la muñeca, así que si al final me hago con uno lo llevaré sin echar la vista atrás que como bien dices Bianamaran no tiene ni punto de comparación con los DW del pasado en cuanto a la calidad de los materiales, y ya se sabe que las comparaciones son odiosas, este modelo lo saco Casio al mercado, para disfrutarlo y lucirlo y eso haré si al final me hago con el W-215H con la serigrafía azulada....;)

Bia Namaran dijo...

Tú el azul y yo el negro con letras amarillas, una combinación que me encanta. Para Guti entonces le dejamos el rosa :D

guti.bitacoras.com dijo...

Pues que sepáis que el rosa es un color que me gusta bastante, y en su día estuve a punto de hacerme con un F-91W de ese color :-)

Bia Namaran dijo...

Jajaja! Pues fantástico :D Tienes dos versiones para elegir: ésta (que apenas ya se ve), y ésta.

guti.bitacoras.com dijo...

Cualquiera de ellos me va bien, jeje.

Miguel Angel Santelmo dijo...

Yo agregaría que Casio nos sigue ofreciendo la magia o una parte de ella, en lo que se refiere a los primeros G Shock, con el DW 5600E y el DW 5500, que son también todos unos clásicos, y que siempre son ignorados en cierta forma por Zona Casio en cuanto a la magia del pasado de Casio je je je je, es broma pero medio en serio ja ja, saludos.

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...