¿Realmente Casio vende ahora más que antes?


Casi todo el mundo dice que Casio no peligra (a pesar de las vicisitudes que está sufriendo en la Bolsa, y que sufrió sobre todo esta pasada semana), y que su línea actual de productos es todo un acierto porque el público le responde (o sea: que venden lo que fabrican).

Sin ánimo de hacer en este post un análisis pormenorizado estadístico, económico ni contable (que aparte de tedioso, largo y complejo, no sería de mucho valor para los que nos leéis), vamos a ver si, por curiosidad, Casio vende realmente tanto ahora como vendía antes. O sea: si eso de ir cambiando su línea de relojes por analógicos, y el volantazo que le está dando a G-Shock intentando posicionarla como marca Premium y demás cosas por el estilo, realmente les está dando resultado.




Y esto lo voy a hacer tomando los propios números de la compañía, comparando los beneficios que tenían antes, y ahora. Obviamente hay más gente en el planeta, supuestamente les comprarán más y la economía en ciertas partes ha mejorado, así que por ese lado tendrían que vender más. Además, Casio es más conocida ahora en todas sus líneas de producto.

Es cierto, no obstante, que antes, hace años, la introducción de los smartphones no se hacía notar tanto pero, sobre todo, Casio tenía una gama de producto más diversificada y centrada (o enfocada) a un público más genérico, y no tanto a la clase media-alta y alta como ahora. De manera que en ese sentido deberían estar las cosas bastante equilibradas... ¿O no?


Pues veamos: durante el año fiscal de 1997 Casio tuvo unas ventas (tanto domésticas como en mercados extranjeros, para no liarnos vamos a comparar ventas totales fríamente) de 502.012 millones de yenes. Para ese año habían invertido un capital en investigación y desarrollo de 53.824 millones (siempre hablamos de millones de yenes) y tenía 18.668 empleados.

En el año siguiente las cosas no les iban tan diferente. Podría decirse que la introducción y afianzamiento del teléfono móvil (que tuvo su punto álgido a principios de la década pasada) les pasaría factura, pero sea como fuere Casio supo lidiar con la situación, y en el año 2000 sus ventas eran de 443.930 millones, como veis bastante lineal respecto a 1997, es más, habían subido en ventas casi 50.000 millones respecto al año anterior de 1999. Habían invertido también menos, 30.278, pero sin embargo se mantenían con 18.119 empleados, más o menos rondando los 20.000 que tenían antes.


Durante esos años sus productos estaban dominados principalmente por la tecnología digital, de hecho una de las máximas de Casio en aquella época era "la generación digital".

Damos ahora un salto a 2006. En ese año sus ventas globales eran de 580.309 millones, llegando a niveles de los últimos años noventa. En 2007 se superaron: sus ventas llegaron a los 620.769 millones, y se superaron los 60 millones de relojes G-Shock vendidos. Eso sí, mientras que en 2002 el negocio de los relojes suponía el 16,4% de las ventas de todos los productos Casio, para ese 2007 las ventas de relojes suponían el 12,6 %.


A partir de ese momento Casio empezó a reducir notablemente sus modelos digitales en pro de una supuesta moda y preferencia del consumidor hacia relojes analógicos. Desaparecieron muchos de los modelos metálicos y de los old-school de su stock. Pero comparemos aquellos números con los que tienen ahora: durante el último ejercicio fiscal del que hay datos (2015), las ventas de Casio fueron de 338.389 millones. Dicho de otra manera: desde 2007 hasta este año han descendido a la mitad sus ventas. También han descendido en empleados: de los casi 20.000 a primeros de siglo, Casio ha ido reduciendo plantilla hasta casi la mitad: 11.592 tiene ahora. Un descenso brutal como brutal ha sido el descenso de sus ventas. Casio no menciona ahora, al menos no lo ha hecho en su último informe, el porcentaje de ventas de relojes que tienen en la actualidad ni tampoco el porcentaje que dedican a inversión, ya que ahora lo engloba todo en el apartado de "electrónica de consumo", pero es evidente que las ventas de sus relojes han ido descendiendo desde aquel año de 2007.

Todo esto son conjeturas, por supuesto, es un poco "hablar por hablar", pero no es menos cierto que los datos están ahí, son esos y cualquiera puede verlos. En Casio hay algo que se les escapa, algo que están haciendo mal o algo que no saben interpretar, como queráis llamarlo, pero si una compañía hace veinte años ganaba 600.000 millones, y hace diez otro tanto, si ahora tienen la mitad de beneficios es evidente que, por mucho que se empeñen en que están acertando con sus productos, el acierto no es tan evidente. Lo peor es que piensan seguir por el mismo camino, o sea: para ellos ésto les está funcionando. Por desgracia los miles de trabajadores que se han quedado entre medias "gracias" a sus malas políticas no pueden decir lo mismo.


También, como veis por los gráficos de los centros de fabricación que Casio tenía a principios de siglo con los que mantiene ahora, podemos ver que no solo se ha reducido, sino que han tomado protagonismo proveedores y manufacturas externas. La mítica fábrica de Corea, dedicada en exclusiva a relojes, y la de Singapur a componentes, han echado el cierre. Realmente a día de hoy Casio se mantiene con unas pocas factorías, la principal en Japón, y probablemente sea ese el motivo de que su línea en Yamagata quiera (o deba) ser exclusiva, y es que no tienen factorías para productos fabricados por ellos mismos y destinados a un público menos elitista. Que sus Casio Japan cobren protagonismo y prestigio no solo es algo que les interese, es algo que necesitan imperiosamente porque alternativas ya no les quedan muchas.

| Redacción: ZonaCasio.com

8 comentarios:

Robinson Molina dijo...

Muy buena la comparación, lastimosamente al comprar el mecanismo de relojes analógicos a otra empresa, y actualmente enfocar el mercado a los analógicos pues no hay otro resultado que disminuir personal. Por otro lado si hay que considerar la llegada y popularización del teléfono móvil y el smartphone, momento en el cual las personas ya obtuvieron un accesorio que les muestre la hora, y entonces el reloj se convierte en un accesorio de segunda opción. No hay que olvidar que cerca del 100% de la población ahora tiene móvil. El llevar reloj es más por gusto y facilidad de uso, pero no es una necesidad como en los años 80 y 90.

guti.bitacoras.com dijo...

Pues queda muy claro con este resumen. Menos facturación, y menos empleados. Mala señal.

Estaría bien un análisis futuro más en detalle, con gráficos, que mostrara también el porcentaje de negocio de la división de relojes (mencionas 14% y 12%)...

cupester dijo...

La cosa es grave: en diez años Casio perdió la mitad de su valor. En otros diez años a este ritmo habrá desaparecido

zonacasio dijo...

El problema con los relojes Guti es que Casio da cifras muy genéricas. Te da un "más de equis millones" y son datos aproximativos todos. Aunque el reloj es una parte importante del negocio de Casio, como ha observado bien Robinson no es algo imperiosamente necesario para la gente, y eso se ha traducido en descenso de ventas. Ahora mismo no creo que el negocio de relojes en Casio sea más del 10% de toda su línea de productos, y probablemente sea por eso el que se dirijan a un tipo de cliente más selecto: "vendemos menos, pero si vendemos más caro, ganamos más", y es simple matemática, no tiene ningún misterio.

Supongo que dentro de diez años si la tendencia sigue así, este blog se quedará -si pervive... - centrado en viejos recuerdos de nuestros Casio de siempre, quien haya sabido -o podido- conservarlos, y poco más. A no ser que el smartwatch les salve el cuello, que tal como lo han puesto en el mercado ese WSD-F10 si de alguien salva el cuello es de Google, que es quien lo controla, y ya no Casio.

Elmer Homero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Elmer Homero dijo...

Oh yo no se, lo que sí se es que hace bastante tiempo que no le compro un reloj a Casio. Antes lo hacía cada pocas semanas o así, porque eran baratos y eran buenos y me gustaba coleccionarlos (Tendré actualmente alrededor de unos 30, entre colection y g shock, y por mis manos habrán pasado más de cien) pero ahora simplemente no me llenan, no me atraen para nada. Y los que si lo hacen están fuera del rango de precios que estoy dispuesto a gastar en un reloj de plástico, así que supongo ya esta siendo tiempo de que la empresa le pase a hacer compañía a Kodak, a Aiwa, a PanAm (snif), a RCA, a Blockbuster, a Calzado Canada (como extraño a los Perestroika)... Y todas las marcas que uno jamás pensó fueran a desaparecer.

Didac Ticiel dijo...

Casio (en su división de relojes) si vende 10 veces menos que en los ochenta puede darse por satisfecho. El comunity de Casio puede seguir diciendo misa en los foros, erre que erre intentando haciéndonos creer que se venden muchos analógicos Premium como el MRG que tiene en su imagen de perfil. Pero no nos lo vende! Pesado que eres un pesado! Los Premium no venden. Casio es digital y tu eres un "vendemotos" jajaja

Gonzalo dijo...

El mundo cambió y lamentablemente ya casi nadie está interesado en los digitales. En Casio lo saben mejor que nadie, pero no han encontrado un camino para salvarse y no creo que lo vayan a encontrar. Vender relojes en tiempos donde los usuarios somos cada vez menos y encima muchos prefieren la estética o una marca de moda por sobre la calidad, parece una misión imposible para las marcas generalistas.

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock Brasil lanza una campaña anti-pirateria

La falsificación de relojes de Casio ha llegado a tales extremos de despropósito (basta solo con mirar las últimas noticias que os pusimos ...