No me interesan los Casio Analógicos


Soy de esa generación que vivió la explosión de los relojes digitales en los años 80. La misma que de niño disfrutó de un serie “F” y la misma que, ya en la adolescencia, vivió los días de gloria de Casio con un “Marlin” en la muñeca.

Los que rondamos la cuarentena y vivimos el boom digital de Casio, somos también los mismos que hoy en día añoramos aquella tecnología, y al mismo tiempo los mismos que, decepcionados por el curso de los acontecimientos, desechamos a la nueva Casio y recriminamos, con toda la razón que nos da ser los “antiguos” consumidores de la marca, su decisión de fabricar relojes en modo analógico.



Algunos de nosotros, los más veteranos, compraron aquellos primeros Casio melodía en la comunión de sus hijos, aquellos Casio Calculadora para hacer los deberes de matemáticas, aquellos Casio Marlin para lucir con orgullo a los amigos, aquellos Casio serie F para hacer deporte, aquellos digitales de acero, aquellos primeros G-Shock, aquellos relojes con termómetro incorporado. Aquella pura innovación digital de vanguardia.

Aquellos relojes digitales que hicieron que Casio se identificase con “digital”, como Coca-Cola con “refresco”.


 
Otros simplemente disfrutamos del regalo de nuestros mayores. Con los ojos bien abiertos y el corazón lleno de alegría. Más tarde compraríamos, ya en los 90 nuestros propios digitales, más redondeados pero igualmente maravillosos. Perdón, quería decir que compramos nuestros propios “Casio”, más redondeados pero igualmente maravillosos. Unos y otros fuimos participes de llevar el nombre de Casio hasta la cima. Les llevamos al éxito comercial. Luego, por una razón u otra nos fuimos. Abandonamos el interés por lo digital. Y llegados los años 2000 y pico, regresamos con gran nostalgia y a base de nuevos retro, recuperamos la ilusión perdida.

Descubrimos que un Casio “Pez espada” en realidad es un Casio “Marlin”. Que un Casio sin cuenta regresiva de plástico realmente es un F-91W. Que el Casio Calculadora, en realidad es un CA-50 o un CA-53W. Redescubrimos los relojes digitales y con la experiencia que dan las canas, nos lanzamos al análisis sosegado y pormenorizado de cientos de modelos.


Y al mismo tiempo esperamos el…relanzamiento de la marca “Casio” tal y como la conocimos: digital........Pero no.

Agosto de 2016:

Coca-Cola decide que va a seguir comercializando refrescos. En cambio Casio decide apostar inequívocamente por lo analógico en todos sus modelos. En todas sus series. En todos sus relojes. De oriente a occidente. Desde “Collection” a “Edifice”. Pasando por encima incluso de su vaca más sagrada, G-Shock. Mostrándonos no sólo una plastificación arco iris de GA´s a cada cuál más horrendo, sino al mismo tiempo metiéndonos con calzador unas series estrambóticas de Gravity Masters, Mud Masters, etc…que ni compiten en elegancia con marcas analógicas ya establecidas como Seiko, Citizen, los Suizos, etc. ni agradan a los que en su día apreciamos los Casio digitales de calidad.


Nos meten con calzador a supuestos “admiradores” de sus nuevas gamas “analógicas Premium”. Falso. Unos no tienen ni repajolera idea de lo que fue Casio, ya sea por esnobismo, juventud o por puro desconocimiento, y otros son sencillamente “Comunity Managers” infiltrados en los medios que alaban las virtudes de los premiums. Nada que objetar a los segundos, es su trabajo. Eso sí, si la nueva Casio va a enfocar su “target” en los primeros, en estos esnobs de polo blanco, yate y palo de golf (en su tiempo libre bomberos de salón), que sepa que va directa a la bancarota.
Nos queda el consuelo de un puñado de digitales “collection” que a cuenta gotas, sacian nuestra sed digital. Nos queda el consuelo del nuevo FROGMAN (siempre en mayúsculas) que sin duda despierta nuestra admiración, y nos hace pensar que…Sí se puede. Podemos quejarnos del precio, pero sin duda jamás podremos quejarnos de su calidad. El que pueda pueda, quien se rasque el bolsillo y lo encuentre “chapeau”. Será caro pero también bueno. Incuestionablemente bueno.


Con este FROGMAN Casio demuestra que si quiere puede. Puede fabricar relojes de calidad cómo y cuando quiera. Pero no quieren. Saben cómo hacerlo pero prefieren pegarse un tiro en el pie y apostar por lo analógico compitiendo en una liga que les queda grande y que además les desprecia profundamente. No les vale ver como se desploman sus ventas. Como de la noche a la mañana van a pasar al del reconocimiento mundial al ostracismo, e incluso a la indiferencia de los que una vez fueron sus más fieles seguidores y que hoy ya han empezado a darles la espalda. Falta de respeto. Fin de la partida.
Señores Japoneses de Casio (aclaro sobre todo lo de Japoneses): No nos interesan sus relojes analógicos. No los vamos a comprar. Nadie se los va a comprar. Ni en oriente ni en occidente.

Es el consejo paternal y bien intencionado de un admirador de la marca, de uno de aquellos que os alzaron donde estáis. Y que probablemente os abandonará si seguís el rumbo de colisión hacia donde hoy os dirigís.
  
  
| Redacción: Jokerblue

13 comentarios:

  1. Y no nos interesan sobre todo si cuando los abrimos para cambiar la pila ponen "MIYOTA" seguido de las letras "China".

    ResponderEliminar
  2. Entiendo el descontento pero no creo que Casio vaya a quedar en bancarrota, solo esta tomando otro camino, un giro de timón que satisface a otro tipo de publico.. Pero todo es cíclico, los digitales volverán a estar de moda, no se cuanto tiempo tome, pero pasará.

    ResponderEliminar
  3. Gw-a1000 Gw-a1100 mg-s1000...... Me encantan los analógicos Casio

    ResponderEliminar
  4. Me tienen muy cansado tus lloriqueos constantes. Antes este este era un espacio de reflexión y que daba gusto leer. Ahora nada de eso. Fue bueno mientras duró.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

  7. Muy de acuerdo con lo que dices JokerBlue, las generaciones recientes no pueden entender lo que decimos aquí, ellos no han conocido la explosión de la era digital, les queda muy lejos.

    El espacio que tuvieron los digitales hace décadas se está perdiendo, sí que es cierto que mucha juventud lleva Casio Collection y es algo que cualquiera puede ver en el día a día y me alegro mucho por ello, pero conforme vas subiendo de edad se ven menos digitales, esto no pasaba en los 80` donde se podía ver a personas mayores con relojes de acero estilo Marlin, estaba más extendido el uso de los digitales en todo tipo de generaciones sociales, ahora parece que los digitales son para uso exclusivo de la juventud, para hacer deporte o para llevar con ropa informal y que por ese motivo los materiales han de ser de plástico y a poder ser tienen que ser relojes muy baratos y accesibles para la juventud.

    Yo no estoy en contra de los analógicos, yo llevo asiduamente un reloj analógico Casio MW-59 y algún que otro básico Casio analógico de acero que me gusta mucho llevar, pero también me gustaría tener un buen reloj digital que fuera en acero y duradero como los de antes.

    ResponderEliminar
  8. Magnifico articulo, describe muy bien lo que muchos pensamos sobre casio. Lo comparto totalmente

    ResponderEliminar
  9. A diferencia del compañero, a mi me ha gustado la reflexión. Es precisamente eso, un escrito que ayuda a pensar, algo que creo que Casio no hace.

    La comparación con Coca-Cola da en el clavo. Coca-Cola, sigue fiel a sus refrescos con gas, que la hicieron famosa. Obviamente se ha diversificado a las nuevas demandas del mercado, pero sigue con su heritage clásico.

    Casio en cambio, está tratando de olvidar todo su pasado, apostando por nuevas demandas. Unas nuevas demandas, en donde hay competidores mucho mejor posicionados que Casio, y dejando de lado la gama de digitales, donde no tenía rival.

    ResponderEliminar
  10. A mi personalmente me gustan los digitales de Casio. Un 5600 básico me parece un reloj casi perfecto. A pesar de ser de resina, por unos 70 euros es un reloj muy duradero y la correa es fácil de encontrar y barata. Poseo un 1200 ae y tb me encanta, y por esos 20 euros nadie da tanta calidad. Yo creo que Casio no fabrica digitales más caros por la poca aceptación que tienen en el mercado. La versión de Japón del 5600 que es fiel al original se puede conseguir en España a precios astronómicos, y poca gente los paga. En el caso de traerlo de manera oficial, pocos lo comprarían por ¿250 euros?. Al final es un negocio, y al menos la gente de mi entorno no pagaría más de 80 euros por un digital, a no ser que sea para algo específico como un ordenador de buceo, que no es un reloj propiamente dicho. Mi pareja cree que sus relojes básicos dorados son de caja de metal.... Con respecto a los analógicos, debo reconocer que me gustan, y creo que tienen futuro. Un Gulfmaster es una maravilla.

    ResponderEliminar
  11. A mi tampoco me gustan los analógicos y e tenido varios G-Shock de ese typo. Creo que el dw-5600e y el GW-5000 son los mejores.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Me gustan los digitales, me gustan los ana-digi, pero 100% analógicos, sólo algunos muy puntuales:
    - Omega Speedmaster (en muchas variantes: Professional, Reduced, Day, Day-Date)
    - Seiko 5 Automatic
    - Seiko Alarm-Cronograph con máquina 7T62, no todos los modelos.
    - El Casio G-1000-1AER, es una locura su máquina.
    - Los Casio Giez.
    - Algunos Tag Heuer (siempre hablando de cronógrafos), que ni sé los modelos por ser inalcanzables.
    - Baby-G de mujer MSG-503 o similares.
    - Algunos Sheen de mujer.
    - Otros tantos que aunque tuviera la plata dudo que me los compre: Grand Seiko, Oceanus y alguno que me olvido.

    El resto, y puntualmente todos los G-Shock analógicos o ana-digi actuales, me parecen todos espantosos! Tiene su lado bueno, no deseo ninguno, así que será plata gastar en otra cosa o ahorrar..
    Ana-digi viejos me encantan muchos: MTG-520, G-741D-1AVDR, G-300, GW-2500, GW-1400, GS-300.

    Casio perdió el equilibrio que había alcanzado entre deportivo, elegante, útil, usable, por ejemplo en su línea GIEZ, lastima que no hubo ninguno con correa metálica.

    Los tres mencionados por Luis me parecen uno mas feo que el otro, ordinarios, Gw-a1000 Gw-a1100 mg-s1000, y agrego el GA-1000, que lo tuve con mucho entusiasmo, pensando si yo estaba equivocado respecto de los Casio actuales, pero no, no estaba equivocado. Y al margen de gustos, calidad de fabricación, etc. Otro gran problema es que uno está obligado a tener una muñeca inmensa y no es mi caso con 16,8 cm de contorno.. así q esos relojes quedan sencillamente rídiculos.
    Cuál es la necesidad de agujas tan gruesas, y los índices tan grandes, y voluminosos, en 3 dimensiones!! Asco!!

    ResponderEliminar

Última entrada

Nuevo catálogo de Sheen

Sheen en Japón acaba de presentar también su nuevo catálogo otoño/invierno, en donde destaca una presencia en la portada de uno de sus mode...