La auténtica identidad de Casio (y que no nos la quiten)


Hace unos días estuve con la trabajadora social de Cáritas. Era una chica joven de no más de treinta años, muy simpática, pero lo que me sorprendió y captaba mi atención mientras hablábamos era el reloj de su muñeca. Llevaba un Casio B640 en su versión cobriza, el B640WC-5AEF. Supongo que ella había elegido ese modelo unisex por la moda vintage, pero me sorprendió agradablemente.

El caso es que, para una persona que tiene que tratar con desfavorecidos diariamente y con la amargura y desesperación de los más pobres, llevar en su muñeca un Sheen, o un Baby-G, aún siendo lícito, no sería ético ni aconsejable. Por eso me pareció todo un acierto que vistiera ese reloj, que es sencillo además de completo y no resulta para nada ostentoso, sin dejar de ser enormemente seductor.




Y es que el B640 a pesar de su aparente sencillez, a priori puede que para los no entendidos no pase de ser un A159 o A168, es un reloj muy completo. Aunque a la chica, por su piel morena, la versión cobriza no le quedase demasiado bien, hay que reconocer que es una de las que más éxito ha cosechado entre las féminas, incluso entre las de "rancio abolengo".

Curiosamente yo llevaba mi AE-1200, un reloj más barato (bastante más) que el B640 de ella, pero sin embargo mi humilde reloj incorpora muchas más funciones que el de ella. Eso es lo bueno de Casio: que puedes obtener en un modelo asequible, barato y muy sencillo, muchísimo más que en otras marcas, incluso que en gamas más caras dentro de la propia Casio.


Mientras conversábamos me venía a la mente lo irónico de la situación: un Casio que conozco hasta la saciedad, el B640, que es sin duda el modelo ideal para un trabajo como el de ella, eram uy elegante pero sin embargo yo, con mi barato AE-1200, podía disfrutar de muchas más funciones. Y sin embargo mi AE-1200 seguía manteniendo esa atmósfera y ese aire de reloj sencillo y humilde que tanto me gusta, que no desentona en el ambiente en que te muevas, por muy elitista o pobre que éste sea. Y, si os dais cuenta, ambos modelos digitales, esa gama y ese formato con el que la desconocida Casio actual está empeñada en acabar.

Esa es la Casio que me motivaba a escribir sobre ella y a dedicarle este blog y tantas páginas, libros y relatos, como le he dedicado. Esa Casio sin pretensiones raras, si gestos altivos, con altruismo. Esa Casio que le permitía a un pobre hombre llevar el mejor reloj del mundo, o a trabajadoras como esta chica disfrutar de un reloj genial y con un acabado magnífico, sin desentonar en su ambiente de marginación.

Quizá algunos en Casio -afortunadamente no todos, aún- prefieran ver modelos Sheen vistiendo las muñecas de las mujeres, y los hombres llenos de Edifice y de G-Shock, pero entonces esa sería otra Casio de la que no quisiera tener ya nada que ver.

| Redacción: ZonaCasio.com

2 comentarios:

  1. Esa es la Casio que a mi también me gusta. La Casio que ponía en la muñeca de la gente tecnología y durabilidad a precios razonables. La Casio que apuesta por los relojes digitales. La Casio del pueblo.

    Los B-640/W-202 representaron una sorpresa en su lanzamiento, nos dieron una esperanza de que Casio seguía apostando por los collection digitales. Luego le vimos sus puntos débiles, la pila de sólo 3 años, y el cristal de resina. Pero era suficiente para nosotros, y mejor que ahora.

    Que será de toda esta gente que usa los Casio digitales como instrumentos de trabajo si algún día desaparecen el F-91 o el A-158?

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices Bianamaran, los relojes digitales deben ser prácticos y mantener unas proporciones adecuadas donde prime la comodidad y la visualización rápida de la hora, eso lo consiguió Casio en los 80´, eran relojes perfectos, muy cómodos y con materiales duraderos como el acero y el cristal mineral, una delicia de relojes que dejaron huella en toda una generación, aquellos relojes podían ser también elegantes sin llegar a ser ostentosos.

    Por suerte hoy podemos encontrar también algunos modelos de Casio que mantienen esa filosofía como los recientes modelos que citáis B-640 y W-202 entre otros… relojes sencillos y prácticos, relojes pensados para facilitar el día a día de cualquier persona que solo quiera ver la hora, para ir de figurín ya tienes los carísimos relojes analógicos de marca para ir sacando pecho, algo que veo totalmente absurdo, pero tiene que haber de todo en el mundo, así que personalmente prefiero los relojes más sencillos y humildes, son los que mejor llevo y en esto los Casio de la vieja escuela son de los mejores que hay, comodísimos, sufridos y muy baratos, esperemos que Casio mantenga la serie Collection Digital y la fiebre por los mastodónticos diseños de los caros G-Shock no acabe por reducir a cenizas todo el legado y buen hacer de Casio a lo larga de su dilatada historia.

    ResponderEliminar

Última entrada

Nuevo catálogo de Sheen

Sheen en Japón acaba de presentar también su nuevo catálogo otoño/invierno, en donde destaca una presencia en la portada de uno de sus mode...