Zona Casio en La Vanguardia


Hace unas semanas me entrevistaron con ocasión de un reportaje para el diario La Vanguardia en el que iban a tratar los relojes Collection de Casio, en concreto los modelos retro (no vintages) que desde hace unos cinco años se han venido haciendo cada vez más y más populares en las muñecas de todo tipo de personas, jóvenes, ancianos (bueno, los ancianos ya usaban F-91 y W-59 masivamente desde hacía mucho tiempo, como explicamos en este blog en su día), y una multitud enorme de famosos y famosas, tanto es así que rivalizan con G-Shock, aún a pesar de que Casio tiene una oferta realmente limitada (y nada parecida a los Marlin o HD de los ochenta) de estos modelos. A lo que hay que unir, por si fuera poco, que la mayoría de sus módulos, basados en los F-84, apenas han evolucionado y es uno de los módulos más recortados y minimalistas de los que Casio ofrecía antiguamente.

En el genial reportaje de Martí Paola para La Vanguardia se explica bastante claramente a qué es debido todo este resurgir de los añorados y queridos digitales old-school, aunque Casio quiera seguir dándoles la espalda y empeñados en hacernos tragar G-Shock hipervitaminados y no aptos para quienes sufran presbicia o vista cansada.




Por ello se entiende que Casio rehúya incluso el dar cifras de ventas (porque le darían cien mil vueltas a G-Shock y, obviamente, interesa más vender un Edifice o un G-Shock que son más caros, a cuatro o cinco Collection). Aún así, por mucho que digamos o intentemos hacer mejorar a Casio en esta gama o variantes de sus productos, tenemos también que reconocer que son ellos la única marca y el único fabricante que, aún ofreciéndonos muy poquito, ofrece este tipo de relojes. La mayoría de quienes lo intentaron se quedaron en el camino o no pudieron hacerle frente a Casio, tanto en calidad, precio y, cómo no, historia. Y es que es muy diferente llevar la misma marca que llevabas de niño, a poner en tu muñeca cualquier otra de éstas que van surgiendo como las setas y cuyos módulos en la mayoría de las ocasiones no se sabe ni de dónde han salido y que, por cierto, en funciones dejan muchísimo que desear y están muy por detrás de lo que Casio ofrece.

Es una lástima que Casio no haya sabido aprovechar todo este potencial y esta nueva corriente para lanzar un sucesor digno del W-720, o incluso para actualizar éste (volviendo al cristal mineral, por ejemplo). Lo poco que han hecho ha sido sacar al mercado el W-202/B640 que, aún siendo un gran reloj, no está ni mucho menos a la altura. También podrían haber aprovechado para lo que decimos siempre: caja de metal, nuevo LCA como los de los AX-1, AX-250, AA-92 o AA-86 (por cierto, en la gama actual de Collection no se mantiene ningún AA), más variedad, inclusión de sensores provenientes de G-Shock... Han hecho intentos, pero se han quedado en nada, en unos pocos refritos tipo CA-506 y no mucho más. Nos estamos refiriendo a los old school, porque en los digitales de Collection han hecho algo más (W-736, W-735, ...), pero tampoco demasiado. Siendo Casio quien es y el potencial que poseen debería exigírsele mucho más. Bastante más.


| Redacción: ZonaCasio.com

2 comentarios:

guti.bitacoras.com dijo...

A mi el art´culo me pareció bastante sesgado. Sólo hay que ver los entrevistados, con más perfil trendy que entendido en Casio, salvando lo presente por supuesto).

Lo de la presbicia, que creo que requeriría un análisis más en profundidad, es un fastidio, sobre todo si lo que te gustan son los relojes, y en una época donde como bien apuntáis, cada vez prima más la estética que la usabilidad/legibilidad. Por suerte mi miopía me permite quitarme las gafas para compensar la presbicia, pero no deja de ser un engorro.

Robinson Molina dijo...

Casio es uno de los pocos fabricantes "oficiales" de ese tipo de relojes. Pero también existe una cantidad innumerable de imitaciones de relojes digitales. Sin embargo Casio tiene sus ventajas, como es la resistencia al agua y mejor calidad en los plásticos, pantalla y módulo. Por eso es comprensible que otras marcas hayan claudicado en el mercado de los digitales, cuando en el mercado hay relojes similares a un precio muchísimo menor

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...