¿Existe el purgatorio?

2016-05-08

Orgullosos de nuestros Casio


Ayer caminaba por una céntrica calle cuando en una relojería de lujo, entre Tissot, Certina y demás, algo llamó mi atención. Algo muy familiar que me hizo de inmediato acercarme a mirar. A mi lado estaba un amigo que se sorprendió, y me comentó: "¿Casio aquí?", como si fuera algo inusual -de hecho hasta hace relativamente poco tiempo lo era- el ver modelos de Casio en relojerías elitistas. Pero aún se sorprendió más cuando empezó a mirar precios, creyendo que iban a ser relojes de alrededor de los cien euros, y descubrió que el más barato era de casi 300. Cuando miró los MT-G a mil euros se quedó "alucinando", pero el auténtico susto se lo llevó cuando señalé el modelo que estaba en lo alto "de la montaña", presidiendo el ejército de G-Shocks como un rey sobre sus súbditos: el MRG-G1000 de 2.500 €. Cuando lo vio casi echó a correr.

Por eso no es extraño que él me enseñara orgulloso su Casio Wave Ceptor, y me contara cómo sus compañeros de estudios alucinaban viendo su reloj solar, con radio-recepción y todas las características que poseía su reloj frente a los modelos "que dan simplemente la hora" de sus compañeros.




Y caí en la cuenta, también, de lo orgullosos que tenemos que estar con Casio. Vale que nos tiene "ignorados", y que en digitales (ejem... exceptuando el GWF-D1000) nos tiene totalmente abandonados, pero el esfuerzo que han hecho durante estos últimos años para estar donde están ahora y pelearse con marcas de renombre en relojerías de tanto prestigio es algo que también hay que reconocérselo y que nos hace, a la vez, sentirnos en cierta forma agradecidos con nuestra marca favorita. Que hayan conseguido posicionar a G-Shock que hasta hace no mucho eran considerados relojes "para curreles" y "de trabajo" (sin menospreciar nada de eso, y a mucha honra, por cierto) llevándola a ser lo que es hoy, una marca con carácter y que tiene una impronta tan rotunda y una exclusividad tan elevada, es algo que no era fácil de lograr.

Sé que hay otros fabricantes (Citizen, Seiko, Breitling, Omega...) que en precios, acabados o componentes pueden estar por encima (en algunos aspectos, en otros por debajo), pero para mí Casio siempre será Casio, y llevar un reloj que no sea Casio en mi muñeca no me produce ni el mismo placer ni agrado, ni me causa la misma satisfacción que sí lo logra Casio.


Otro de los aspectos en los que Casio destaca, y que es para mí muy importante, es que sin salir de la misma marca, puedes pasar de tener todo un MR-G a tener un reloj de diez euros. Unas calles más abajo de esa misma relojería que os comentaba, a unas seis o siete manzanas, existe una barriada típica de los extrarradios de toda populosa ciudad. En ella hay una tienda de electrónica con relojes también de Casio, pero que casi ninguno de ellos supera los cien euros. Allí uno puede adquirir un A158 o un B640 por menos de cincuenta euros. Ese contraste, ese gran abanico de posibilidades, es lo más fantástico de Casio.

Creo que esto debería hacernos sentir orgullosos o, al menos, contentos con "nuestra" marca. Y olvídate de los japoneses que hagan esto o aquello o de la estrella de cine o embajador, cantante o deportista millonario que no te resulte para nada simpático. Olvídate de todo ello, porque para nosotros Casio es mucho más. Mucho más que todo eso. Y ver que -nos agrade o no, nos guste o no- haya llegado a cotas de exclusividad tan elevadas y exclusivas con sus variantes Premium nos debería hacer sentir, cuanto menos, gozosos y agradecidos del logro que han conseguido. Porque, a fin de cuentas, reconozcámoslo: ¡qué planta tienen y qué bien lucen esos G-Shock en esas joyerías entre tanto reloj "pomposo y repipí"!

| Redacción: ZonaCasio.com

3 comentarios:

Jokerblue dijo...

Tengo que decirte Nelbu que tienes una enorme suerte de encontrar una relojería con ese material de alta gama. Mi ciudad es Madrid, bueno mejor sería decir "la comunidad de Madrid" y he de decir que no hay ni una relojería que tenga a la venta estos modelos de alta gama.

Me he recorrido la ciudad, así como las grandes ciudades del Sur de la comunidad y no hay distribución Casio de alta gama. En Madrid no se pueden adquirir estos modelos.

Una pena pues habría disfrutado con la presencia de estos modelos. Así que no puedo decirte nada más que enhorabuena por lo que habrás disfrutado.

guti.bitacoras.com dijo...

Para mi Casio es un orgullo, pero en los relojes que lo han caracterizado. Es decir, digitales económicos, o con tecnología abundante.

No es el caso de estos nuevos modelos... Sinceramente.

Apolino Apolinos dijo...

Si miramos la evolución de los Casio G-Shock desde sus inicios en el año 1983 con el robusto DW-5000C enfocado como reloj deportivo para ver la hora, hasta los últimos modelos actuales como el reloj instrumento Casio MRG-G1000 donde lo que menos importa es ver la hora, nos podemos hacer una idea de la evolución de Casio estos últimos años, la gama alta de los G-Shock esta más enfocada al uso de materiales más caros, con módulos analógicos más complejos y dotados de mayor inteligencia artificial, capaces de medir todo lo que nos rodea.

*Historia de los Casio G-Shock: http://world.g-shock.com/asia-mea/en/concept/history/#!/DW-5000C

Hemos pasado de los relojes enteramente digitales y de plástico de donde partió Casio en los 80´ con su filosofía inicial., a los últimos modelos analógicos a los que fácilmente se les puede incrementar el precio.

Digital = Barato

Analógico = Caro

La pregunta es, si Casio actualmente hiciera los relojes G-Shock enteramente en digital y en plástico con el concepto y la filosofía de los 80´ pero añadiéndoles las mismas funciones electrónica que los actuales y caros analógicos G-Shock ¿Valdrían los mismo? O dicho de otra manera, cuanto costaría un reloj puntero a nivel tecnológico digital y otro analógico, yo creo que la diferencia de precio final entre ambas versiones puede rondar una diferencia económica del 50% ó 60% en favor del digital, sale muy caro el mundo analógico.

Los relojes analógicos generalmente se prestan al incremento de los precios debido a los materiales que le rodean, en un digital lo importante es la pantalla informativa y los materiales siendo también buenos pasan a un segundo plano, dicho lo cual me alegro que Casio este enfocando sus ganancias en aplicar la filosofía G-Shock al mundo analógico, pero me gustaría más que se centraran un poco más todo su potencial tecnológico al mundo digital como hacia en los años 80´ y 90´ y que no descuidaran la gama de relojes Collection como bien comenta Guti.