Los chollos por Internet no existen


Esta mañana ha captado mi atención cómo, al visitar una tienda online, vi con sorpresa que entre originales modelos de Edifice, Collection, Pro Trek y G-Shock, de cuando en cuando "se colaba" alguna falsificación. Es cierto que algunas "cantaban a leguas", pero otros modelos bien podían pasar, para el público que no estuviera al tanto de los últimos lanzamientos de Casio, como un reloj original.

Algunos pueden aducir que tal vez esa página -y muchas otras- pusiera esos modelos por desconocimiento, o por confusión (no sería la primera vez que a distribuidores oficiales también se la cuelan, sobre todo con los F-91), pero me hizo dudar de que eso fuera así cuando pude constatar que, mientras en los relojes originales cada imagen tenía una marca de agua, en muchos de los relojes falsos no había marca alguna, seguramente para cubrirse las espaldas "por lo que pudiera pasar" o si en alguna ocasión Casio decide demandarlos.




Me resulta cuanto menos indignante el esfuerzo que ponen en alguno de estos sitios por tratar de "camuflar" esas falsificaciones entre los relojes originales, e incluso a veces les añaden marcas o leyendas con "¡oferta!" o "¡rebajado!", ignorando la realidad evidente que de oferta nada, están baratos esos relojes simplemente porque son desastrosos y no son de Casio.

Pero no es culpa todo de las tiendas, aunque a veces también es cierto que paguen justos por pecadores, y muchas tiendas de renombre tengan que esforzarse para convencer a sus clientes de que sus productos, los que exponen y venden, son cien por cien originales. Repito que no es todo culpa de esas tiendas que venden falsificaciones, porque si existen es por algo. Si existen es porque venden. Recuerdo un vendedor en Ebay que solía comercializar modelos de G-Shock falsos a precios -obviamente- escandalosamente bajos. Modelos como los perseguidos G-001, incluso algunos de ellos en ediciones especiales que os aseguro que realmente "daban el pego", y tenías que ser muy, muy experto (o conocedor del modelo en profundidad) para diferenciarlo. Es cierto que muchísima gente le adquiría esos modelos pensando que acababan de encontrar una ganga, pero también es verdad que muchos otros los adquirían aún a sabiendas de que eran falsos, solamente para lucir ese reloj -bueno, un reloj parecido al original- a un precio de F-91 o poco más.


Lo que me pregunto es que cómo es posible que se falsifiquen tal cantidad de relojes de Casio, incluso a veces de manera tan fidedigna que hasta copian tal cual la trasera, con los mismísimos grabados, números e identificación del modelo original, y las cajas y embalajes.

A veces el peligro es tal que modelos como los F-91, plagiados mil veces, son a veces confundidos con los originales, y los originales con los falsos. Casio tuvo relativamente una buena idea al ponerle en esos relojes elementos de seguridad, como que al pulsar los tres botones apareciese la palabra "Casio", o en Edifice, con adhesivos holográficos. Pero eso no solucionó el problema, de hecho tanto ese elemento de seguridad, que aparezca la palabra Casio, o el holograma, se pueden copiar y falsificar también.


Hay modelos, como los GW-9400 Rangeman, que antes de que salgan al mercado en sus variantes ana-digi (inexistentes, por cierto) ya se lo han "inventado" los falsificadores chinos. Otros mezclan detalles de Pro Trek con G-Shock, para conseguir despistar aún más, y los peores, los falsificadores más peligrosos, dedican extremo cuidado a los detalles externos en Edifice, de manera que es casi imposible de diferenciar agujas e índices, y luego colocan en el interior un módulo de manufactura china barata.

Algunos distribuidores oficiales (o semioficiales, más bien) intentan sortear todo esto con la excusa de que ellos venden "réplicas", pero qué réplica va a ser un reloj cuando en su frontal pone Casio y G-Shock y no es ni Casio ni G-Shock. No es réplica, es simple engaño y falsificación.


Por desgracia la aparición y refuerzo de las gamas Premium va a tener su contrapartida también en ese campo, y es que, como los modelos van a ser cada vez más caros y difíciles de conseguir, los falsificadores tentarán aún más a los potenciales clientes (conscientes o no del engaño) con modelos, versiones y relojes de diseño calcado o inspirado al original pero a precios escandalosamente bajos.

Y para complicarlo aún más resulta que ya no es tan fácil como antes, donde los fabricantes que falsificaban un reloj apenas les ponían zonas dot-matrix ni coronas con muy buenos acabados, porque la tecnología ha hecho que ponerle eso a un reloj sea, para estos fabricantes, algo enormemente barato de hacer. Y para liar más el asunto, mientras que en un digital uno puesto al lado del otro, es bastante fácil diferenciar cual es falso y cual no, con los analógicos la cosa cambia. En una foto puede pasar una falsificación por un reloj original. Y no hablamos solamente de detalles en la esfera o en los componentes de la caja, sino que muchos ya copian fielmente las tramas y acabados de las correas y detalles de pulsadores, incluso colores. Por supuesto, también las leyendas, poniendo en ellos características como "Mud Resist", "Triple Sensor" o "Carbon Fiber", a sabiendas de que su producto no lleva ni por asomo ningún elemento o característica ni remotamente parecida.


Todos los relojes que veis aquí, en este artículo, son falsificaciones. Falsificaciones absolutamente reales que se pueden encontrar sin mucho esfuerzo por tiendas y bazares, y también por Internet, y que llegan a tener la desfachatez de poner la marca e, incluso, copiar fielmente las tapas de cierre. Algunas, como veis, son muy difíciles de distinguir para alguien que no esté muy puesto al día en lo referente a la actualidad ni a los productos de Casio.

Es duro saber que hay gente tan sin escrúpulos que no solo fabrican piezas así, sino que las venden, sin pararse a pensar el daño que pueden hacer -y no solo a la marca, me refiero a quien cree adquirir el reloj de sus sueños a un precio rebajado- y solo mirando el beneficio que pueden conseguir con esas ventas. O con esos fraudes. Pero en esta sociedad, donde lo más importante -al menos eso quieren hacer ver desde todos los "mass media"- es el dinero, es fácil entender que en esa lucha atroz por unos centavos más muchos crean que esto es un "comer o ser comido". Las víctimas se quedan por el camino. Pero la máxima de nuestros sabios abuelos que nos decían ayer, sigue siendo premisa fundamental y válida hoy, y no es otra cosa que no te engañes: nadie da duros a peseta.







| Redacción: Zona Casio

3 comentarios:

guti.bitacoras.com dijo...

Hacéis mucho bien dando a conocer estos fraudes.

A mi los que más rabia me dan, y no sólo afectan a Casio, son lo que te venden un reloj supuestamente original, a precio increíble. Las fotos de la web son del modelo origina, y sus características también lo son. Luego lo que recibes en casa, claro, es otra cosa totalmente distinta.

Seamos todos sinceros, un F-91W no sale a cuenta, de hecho estoy haciendo una comparativa entre ellos, y por ahorrarse 5€, al final sale caro. Y para tener un Rangeman falta, para eso cogemos un Skmei, que es de mucha mejor calidad. O en vez de apuntar tan alto, estamos atentos a los DW-5600E que salen en Amazon por 45€-50€ de tanto en tanto.

Francisco Javier Cañete Martín dijo...

Tengo el modelo que abre la entrada. El modelo original, claro.
Antes de adquirirlo (al final fue un regalo, ¡bien! jajaja) miré y remiré versiones falsas para que no me engañaran.
Elementos como la matriz de puntos (terriblemente cutre en los modelos falsos), el segundero analógico en algunos modelos (los originales ni los llevan, se pasan de frenada jaja) ó la lata en la que vienen (quizá algo más difícil de identificar) son claves a la hora de descubrir un modelo original y otro falso. Todo eso y comprar en sitios de confianza, claro.
Saludos!

Javier Martinez Jimenez dijo...

Sería más interesante,que estos fabricantes de la falsificación se dedicaran a hacer recambios, aunque no originales compatibles con los relojes descatalogados y no hacer estas porquería, nos harían felices a muchos y harían algo útil.
Es una cosa común en el mundo de la automoción y en de la relojería algo impensable.
Cuántos Dw6300 que están en un cajón se podrían vestir.

Es una opinión personal, espero no haber molestado a nadie

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...