G-Shock GWN-Q1000: Frogman, no te esperabas esto


Bueno, todos nos lo esperábamos, ¿verdad? Me refiero a un Frogman con manecillas. Pero curándose en salud Casio ha cambiado de parecer y descubrimos que lo ha transformado en un Gulfmaster, dándole así más presencia y entidad a esa línea premium y "top" de relojes con influencias del mundo marino.

Y es que Casio no oculta su satisfacción con este reloj. Al igual que con el nuevo Frogman, solamente le añade una "Q" al modelo 1000 (como el GWF, que en ese caso añade una "D"). Pero si en el caso del Frogman la D proviene de Deep Sensor, en el caso del Gulfmaster la Q proviene de Quad Sensor (inédito en la historia de G-Shock). Y ahí, en el frontal, bien a la vista y bien claro, podemos leer esa impactante cualidad: nada menos que cuatro sensores. Sí, cuatro, incluyendo -cómo no- el novísimo profundímetro del mismísimo Frogman. ¿Alguien dudaba de que Casio no apostaba claramente por los analógicos? Pues quien tuviera dudas creo que con este increíble modelo ya no le quedarán muchas.




Un precioso indicador analógico de tipo retrógrado impulsado por dos motores duales, en la parte inferior derecha, nos indica en todo momento el sensor que estemos usando. Para ello, Casio se ha ayudado de una pantalla digital (no hay otra forma de hacerlo, al menos de momento) y de una corona inteligente de tipo magnético (sin contacto). La tecnología del sensor puede ofrecer información de cinco modos: barómetro, altitud, temperatura, brújula y profundímetro.

En cuanto a su construcción, la correa viene reforzada con fibra de carbono y, además, posee un acabado refinado y blando para aumentar su comodidad. Para los que "odian" los biseles de goma, en el Casio GWN-Q1000 el fabricante nipón prescinde de él en el frontal y ofrece en su lugar anillos metálicos de refuerzo. Y las partes laterales de la caja están hechas con materiales de resina con composite, mezclando la fibra de carbono en el bisel para hacerlo inmune a los impactos y al paso del tiempo.

Por otra parte, que el módulo tiene mucho que ver con el GWF-D1000 del Frogman nos lo indica el que compartan autonomía en su tecnología Tough-Solar: 23 meses. El peso (115 gramos) nos hace ver claramente la entidad del reloj.

| Redacción: Zona Casio

5 comentarios:

  1. No hay dudas que es una bestia de reloj... Pero la estética no me gusta del todo. Desde el vamos no parece Casio, pero para peor, con ese bisel con tan poco texto y texto grande parece ordinario. Y la esfera y sus agujas parece que se quedaron cortas para semejante diámetro externo.

    ResponderEliminar
  2. El reloj perfecto. Sino fuera porque lleva agujas.

    ResponderEliminar
  3. ¿Tendré que comprarme un G-Shock con agujas?

    ResponderEliminar

Última entrada

Un día por Singapur con un smartwatch de Casio

Nuevo vídeo desde Casio Japón, ahora mostrándonos lo que nos puede aportar uno de sus últimos smartwatches, el WSD-F20 de Pro-Trek. A pesar...