¿Ha vendido Casio su alma a Android?


Hace poco estuve viendo una película. Su título es "Doble identidad: Jaque al MI5", y en ella se relata una especie de complot contra el MI5 (el servicio secreto británico) mientras se intenta dar caza a un terrorista. En una de las secuencias el protagonista recibe un reloj en el cual saltará una alarma a una hora determinada, para indicarle que abra un sobre en donde tiene unas instrucciones que seguir. El reloj es un Casio, en concreto un W-96. En la película se ve claramente el reloj, y el modelo es fácil de distinguir y notoriamente identificable. Casio, de nuevo, es protagonista en otra cinta de acción y espionaje.

Ahora imaginaros que en lugar del Casio W-96 el reloj fuera un smartwatch de Android, como el WSD-F10. Da igual que fuese un smartwatch de Samsung, de Motorola o de Casio, es lo mismo. El sistema operativo Android Wear hace perder totalmente la identidad, y aunque el fabricante sea la marca "equis", tú puedes llevar cualquier otro (incluso más caro, o un chino "de marca blanca" más barato) con las mismas especificaciones.




Mientras lleve embebido Android Wear, el fabricante no importa. El fabricante se ha diluido entre toda esa maraña de marcas, en donde sólo permanece a flote el sistema operativo. Tanto si tu reloj es Casio, Samsung, Huawei, Motorola, Sony, ASUS, o LG, podrás disfrutar y tener las mismas aplicaciones, independientemente de quien lo haya fabricado.

Si en el ejemplo que ponía de esta película, en lugar de un W-96 el protagonista hubiese usado un Casio WSD-F10, nadie se habría dado cuenta de la marca. Todos veríamos que es un reloj Android, y cualquiera con un reloj con ese Sistema tendría lo mismo que el protagonista, aunque fuese fabricado por otra compañía. Casio, al elegir como sistema operativo Android, ha perdido buena parte de imagen, exclusividad y carácter y ha tirado por la borda todos esos años en donde, a lo largo de su historia, se veía y distinguían claramente sus productos. Un Casio era un Casio, y no había nada igual en el mercado. Ahora sí: un Casio es un Android, y como él hay miles más en el mercado de cientos de fabricantes, con las mismas Apps y capaces de trabajar de la misma forma.


Es como si de repente en Casio hubieran decidido prescindir de sus módulos, lo que les da carácter y sentido a sus relojes, y se quedasen sólo para hacer carcasas, dejando que -como otros hacen- sus módulos los hicieran a granel cualquier fabricante en un cuchitril de China. Los que protestaban y se quejaban de que Casio se había pervertido al fabricar buena parte de sus Collection y Edifice con módulos encargados a Citizen o Seiko, ahora tienen un motivo más para quejarse. Ahora no es solo Citicen o Seiko, que por rivales que sean, son marcas prestigiosas y expertas en relojería. Ahora es tecnología creada, fabricada y con piezas de quién sabe donde, programados en USA bajo la atenta mirada de la NSA, y ensamblados en la China comunista bajo la atenta mirada de los caciques locales del Partido.

Diferente es si el WSD-F10 fuera un smartwatch como el de Apple. Es cierto que en cuanto a eficiencia padece los mismos problemas de autonomía y la necesidad de tener un smartphone para explotar sus cualidades y funciones en profundidad, pero al menos quien posee uno de Apple sabe que es algo único, y si sale un Apple Watch en una película, quien quiera o le guste ese reloj sólo podrá conseguirlo en Apple. Y, además, Apple intenta controlar todo el proceso de fabricación (he dicho intenta, que lo consiga es otro cantar), sin embargo en Android cada chip y componente uno no sabe muy bien de dónde proviene.


Es irónico, después de todo, que una marca de software como es Apple al final resulte que haga relojes más definidos, exclusivos y con sistema operativo propio, más genuinos que una marca tan histórica y tecnológica como es Casio, que son quienes realmente deberían ofrecer no solo ese sistema operativo propio, sino más completo, eficiente y robusto que el de sus rivales.

Es verdad que Casio tenía que entrar en el mundo de los smartwatches tarde o temprano, pero hacerlo con Android ¿no es un precio demasiado alto a pagar? ¿No supone estar vendiendo -o regalando, más bien- todo su rico patrimonio, poniéndose a la altura de productos del tres al cuarto, y perdiendo imagen y singularidad frente a marcas mucho menos valiosas en relojería?


Ahora quien tiene un Casio, un G-Shock o un Pro Trek, tiene un producto que le distingue y le une a una marca. Pero quien posea un Casio WSD-F10 simplemente posee un Android Wear más, un reloj del montón. Un dispositivo como hay -y habrá más- cientos similares y clónicos en el mercado. Ya no es un Casio, y de Casio solo tiene el exterior y el logo. Ahora tienen un producto de Google, que es lo valioso y lo que lleva dentro. El principio del fin para Casio, y un enorme punto de partido para Android, el cual ya se ha tragado a otro gigante más, al que ha hecho humillarse y doblegarse ante él. Ahora la batalla es entre dos, y no entre marcas de relojería como antaño. Entre Apple con su iOS, y Android. ¿De qué lado te posicionarás tú?

| Redacción: Zona Casio

10 comentarios:

guti.bitacoras.com dijo...

Me gusta el formato HTML de los artículos, más práctico que los PDF con contraseña, y además, mejor para vuestro SEO.

Coincido en parte en que un desarrollo sobre Android, nunca será difente al resto. Ocurre con los móviles, con los tablets, y con wear, por más que le pongamos personalizaciones o App exclusivas. Al final, lo que hacen es lo que hacen.

Que el hardware no diferencia, no es cierto, no es lo mismo un Galaxy S6 Edge, que otro móvil con Android, se les diferencia por fuera (a las marcas les interesa que así sea), y por dentro, el hardware hace que todo vaya más veloz, aunque no vuele.

En lo que si coincidimos es que un W-96, es un reloj con personalidad, con el que puedes confiar para una misión, sin estar pegado a un enchufe, y que hace lo básico.

A ver si la Basel nos trae un Casio revolucionario de verdad. Dot matrix o tinta electrónica, autonomía de semanas o meses, ...

Nelbu dijo...

En Baselworld veremos el mismo WSD-F10 con una caja de metal y el logo de Edifice u Oceanus. No creo que estén por la labor de mucho mas.

Aparte, ¿desarrollan un Android Wear y luego lanzan otro con un SO diferente? Para qué? Para competir entre ellos? No creo que vayan a mejorar lo que ya tiene Android, y ni les apetecerá hacer la inversión económica que lo haga posible.

El smartwatch que hemos puesto aquí y que están desarrollando probablemente sea una App para algún reloj que tire bajo Android. De hecho el presidente de Casio ya desveló en una entrevista que quieren seguir puliendo el WSD-F10, así que tendremos Android para rato.

guti.bitacoras.com dijo...

Por las descripciones que se leían, parecía efectivamente un desarrollo nuevo. ¿Y entonces, en que han invertido el año entero o más desde que empezó a oirse que trabajaban en un smartwatch?

Nelbu dijo...

Creo que era en Watchtime (o en alguna revista parecida, no recuerdo ahora) en donde decían que al WSD-F10 aún le tienen que pulir bastantes cosas. A ellos no se lo dejaron probar porque no querían que emitieran veredictos al ser un modelo de pre-lanzamiento.

Aparte de eso, en la rueda de prensa una de las capturas aparece un smartwatch sombreado en formato cuadrado, junto al redondo (se supone que el redondo era el WSD), así que algo deben estar pensando hacer, probablemente una versión cuadrada y aunque solo sea para su mercado local. Tienen un lío monumental, porque se supone que el WSD no saldrá hasta abril en Estados Unidos, en Japón en marzo, y será compatible con la nueva cámara inalámbrica Exilim. Pero curiosamente la Exilim no se venderá en todos los mercados (se duda que llegue a Europa), y por otra parte, el Smartwatch no lo veremos por aquí hasta finales de año. Así que por un lado traen el reloj, no traen la cámara, en USA lo llevan todo, y en Japón ya lo tienen un año antes (en marzo) y ya se vende allí la cámara. Como siempre, Europa la marginan totalmente. No les importa demasiado lo que pase por aquí, para ellos es Asia y EE. UU.

El año lo han invertido en diseñar el reloj, estudiar el funcionamiento con android, probarlo y meterle luego el Dual LCD, otra cosa no creo que hayan hecho.

Por cierto, daba un cierto repelús ver en la rueda de prensa cómo al presidente de Casio se le apagaba el reloj y tenía que andar cada segundo pegándole a la pantalla con el dedo para que los fotógrafos pudieran sacar las fotos con él encendido :D Y luego ponen en pantalla el casio de calculadora de los ochenta como ejemplo de innovación de Casio, y se empiezan a oír aplausos. Lógico, son relojes muy diferentes. Aquellos crearon escuela, dieron nombre e imagen a toda una época. El WSD está bien para hacer caja. Y si en Casio eso les sirve para que vendan a puñados a adictor tecnócratas y consigan fondo suficiente como para seguir haciendo AE-1200 y parecidos, pues bienvenido sea. Que vendan millones de ellos. Pero por muchos que vendan ninguno creará el feeling y la sintonía de un F-91, un W-59 o cualquier Marlin.

Apolino Apolinos dijo...

Tal y como está Casio actualmente y visto lo visto lo mejor que podrían hacer es dejarse de tonterías y de experimentos con Android e implementar solamente maquinaria Miyota y Epson a sus ya innumerables relojes analógicos que parece que es lo único que les interesa desde hace ya una década, les iría mejor, que tomen nota de Seiko.

Jokerblue dijo...

Creo que en el ADN de Casio está impregnada la experimentación. Relojes maravillosos, arriesgados y grándísimos fiascos. Quizás ahora tenga menos margen de maniobra en cuanto a ingenio y fantasía. Los números son los números. Pero a mí,a la espera de ese "otro" SW watch de factoría propia, este modelo me gusta. Cumple en lo funcional, tecnológico y estéticamente es el SW más bonito de los que he visto en el mercado.

No es ese SW maravilloso y diferente que imaginamos. No. Tampoco tengo un nuevo Marlin. Es lo que hay no?

Para mí todo lo que venga es un bis de un gran concierto.

sorderita dijo...

Y estos smartwatch de Casio...¿se sabe cuanto van a costar? Lo digo porque como se acerquen a los 220 euracos, le echo 100 leuros más al asunto y me pillo un Garmin Fenix2, por muy "videojuego" que digan algunos que es. Lo juro por el honor de mi 5600 :-)

sorderita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SergioQ4 dijo...

sorderita: Aparentemente el Casio va a costar U$S500... No conocía al Fenix2, no sé si será muy útil en la vida real, pero al ver las especificaciones es mucho mas "Smart", que cualquier porquería que llaman smartwatch. Es autonónomo y la mayoría de las funcionalidades las tiene en sí mismo, y no como los smartwatch que dependen sí o sí de un celular e internet. Me encantó!!

sorderita dijo...

Me pone enfermo algunas porquerías que vende Garmin por 100€ y algunas por 180, teniendo las santas narices de meterme un GPS que no opera ni siquiera regular.

Pero este modelo en concreto...es la leche. Y utilizado en zonas de conflicto ha respondido muy, pero que muy bien. Por eso te digo, por 500 euros? Lo siento pero...toca ser infiel a Casio

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...