A Casio le salen las cuentas (y muy bien, por cierto)


Casio publicó hoy sus resultados financieros correspondientes a la primera mitad del año fiscal, a terminar a finales de marzo de 2016. En ellos destaca récords de entradas de caja y de beneficios, debido a un incremento notable de sus ventas, que comparativamente al año fiscal suman más de catorce puntos. Para los analistas de Casio los responsables de esta gran estrategia que está aportándoles tan buenos resultados se asientan en tres pilares básicos: los productos de relojería, las cámaras digitales y la presencia incontestable y dominante tecnológicamente en el campo de los proyectores.

Centrándonos en el primer puntal, Casio vio recompensada su centralización hacia la gama más elitista de la relojería, en donde las líneas de los relojes G-Shock con tecnología híbrida, los GPW-1000, así como los Oceanus OCW-G1000 y el Edifice EQB-510 (por cierto, elegido por el prestigioso magazine relojero inglés WatchPro como "el reloj inteligente del año") han conseguido incrementar los beneficios de Casio de manera rotunda.




Debido a ello, Casio establece como prioridad centrarse y potenciar la línea de alto rendimiento de relojes de metal analógicos destinados a la clase alta, y expandir el conocimiento de marca y la atención al cliente en sus distribuidores a nivel mundial. Parte de esa estrategia contempla dos frentes: por una parte, hacer cada vez más exclusivas los centros de ventas y, por la otra, formar específicamente mediante conferencias y encuentros formativos a los puntos de ventas y distribuidores más representativos.

Otra de las estrategias de Casio que tan bien les están funcionando es la que tiene que ver con la promoción y publicidad, con campañas centradas en el segmento de la clase alta y en los hombres de negocio, como importantes destinatarios y clientes para sus productos. Esto lo hemos notado en multitud de fiestas y exclusivas inauguraciones, hace pocas semanas en Italia, sin ir más lejos.

Casio pone como objetivo para el año 2018 los 500 billones de yens en ventas netas, y abre un periodo de tres años desde este mismo año fiscal para conseguirlo. Apoyándose en la estrategia que tan buenos resultados le está dando, quiere llegar a expandir su división de relojería a más de los 200 billones de yens de ventas, siendo ésta, su división de relojería, el pilar central que le reportará los mayores beneficios.

En cuanto al mercado, el asiático, el sudamericano y el doméstico es donde se obtienen las mayores ganancias, siendo significativamente superior a la media del total de ventas, y creciendo enormemente en Norteamérica (un +15%, ni más ni menos), manteniéndose muy a la baja, sin embargo, en Europa (sólo una ridícula subida de un 0,9%). Así, aunque el mercado europeo todavía está por delante en ventas de productos de Casio que el norteamericano, éste se encuentra a una distancia cada vez menor y a pocos puntos de superarle. Si ésto fuera así, Europa, un día uno de los mercados más exitosos para los productos de Casio, pasaría a ser el último mercado del fabricante japonés. Es evidente que, aunque en el resto del mundo su estrategia de ventas, de marketing y comercial les funciona, y enormemente bien, en Europa algo pasa que no acaban de dar con el público. Es una lástima que esto sea así, porque significará que mercados ajenos a nosotros cada vez serán más importantes y, por lo tanto, impondrán sus normas y gustos por encima de los nuestros. Tal vez es que aquí, en el Viejo Continente, con una influencia muy profunda e histórica de la manufactura suiza, los relojes analógicos de Casio y a los precios "premium" que quieren posicionarlos no sean comprendidos por el cliente a quienes deberían cautivar y atraer. Tal vez aquí, en Europa, deberían estudiar la posibilidad de cambiar en algunos aspectos esa estrategia. Una estrategia que, por otra parte, en países donde Casio es una marca reconocida y de renombre, lo tiene más fácil para competir no solo con relojes analógicos en sus principales submarcas y catálogos, sino con relojes muy caros y para un cliente con un alto poder adquisitivo.

| Redacción: Zona Casio

7 comentarios:

Gonzalo dijo...

Es la primera vez que escribo, pero hace mucho tiempo que los leo. Realmente se trata de una excelente noticia y que le abre camino al smartwatch.
Soy uruguayo y no me sorprende para nada el éxito de Casio en Sudamérica, ya que luego de una década muy dura gracias a los móviles, los relojes están regresando a las muñecas. En mi país Edifice es la estrella de Casio y los Collection mal o bien están siempre.

Creo para crecer en Europa, Casio necesita automáticos basados en calibres Miyota y algún digital en acero como modelo de nicho, sea en Collection o en G Shock ( G Steel basado en el DW 5600).

Apolino Apolinos dijo...

Hola Gonzalo, bienvenido al Blog, estoy muy de acuerdo en lo que dices.

Me alegro mucho por Casio, pero lo primero que me llama la atención es que los tres relojes estrellas en ventas a nivel mundial son todos analógicos, incluyendo el G-Shock.


La verdad es que en Casio lo están haciendo muy bien con los relojes Edifice en Europa, actualmente están en todas partes, los puedes encontrar en prácticamente todas las relojerías y a precios muy competitivos, en esta gama de relojes económicos de calidad nadie ofrece la relación calidad precio de Casio y esto esta empezando a calar poco a poco y muy lentamente en el consumidor, puedes encontrar a precios de derribo relojes deportivos como el Casio Edifice EF-126D con pila de 10 años y otros todavía más económicos como el que me regalaron no hace mucho tiempo como el austero y minimalista Casio MTP-1200A que me gusto por su diseño similar Rolex Oyster Air King pero con tapa roscada, todo en acero, WR 50M y con cristal de Zafiro a un precio de risa.

El problema en Europa lo tienen con las gamas medias y altas donde la competencia en el viejo continente es brutal y el nivel de calidad es abrumador, la verdad es que Casio en Europa lo tiene muy difícil en las gamas altas no así en las gamas más bajas y de batalla, la gente en Europa normalmente tiene mucha cultura en relojes y antes de comprar uno de calidad le da mil vueltas a los modelos y Casio no esta casi nunca en las primeras prioridades de compra, aquí prima casi siempre la calidad y el nombre de la marca y si te vas a gastar un dineral casi siempre acabas con un reloj Suizo de cuarzo y en la mayoría de casos será automático, así que aquí Casio tiene que cambiar de mentalidad con respecto a Europa, tienen que sacar relojes digitales de calidad como los Marlin de antaño y arriesgarse con relojes automáticos para subir el nivel de Casio, además deben seguir en la línea ascendente con los relojes modernos como los Edifice con Bluetooth, pero a pesar de todo Casio lo tiene dificilísimo al no hacernos caso, no nos ofrecen lo que demandamos, aquí no queremos tantos analógicos, queremos relojes digitales de calidad y luego ya vendrá lo demás…..se olvidan de los Europeos, parece que nos dan por imposibles, como si hubieran tirado la toalla y eso se ve en los números de ventas, están estancados.

cachemir dijo...

Has dado en el clavo Gonzalo, pero creo que ha Casio lo que piensen en Europa cada vez les importa menos. También me parece muy buena la reflexión de Apolino, aquí en Europa lo van a tener muy difícil con las gamas altas, y no creo que lleguen nunca a los números que tienen en esos otros continentes. O una de dos: o Casio no lo quiere ver, o no se lo quieren decir lo que ocurre en Europa, y por eso tienen tan malas ventas.

guti.bitacoras.com dijo...

Pues algo no me gusta. Por un lado, que den tanto beneficio, quiere decir que no están invirtiendo todo lo que deberían en el desarrollo del Smartwatch. Prometieron poner toda la carne en el asador, y me temo que con tanto superhabit no la han puesto. Están a tiempo de retrasar el proyecto, y contratar a más ingenieros con todo esto.

Del resto, pues bueno, lo comentado, que ganan dinero con un reloj con GPS, donde el módulo de GPS no es Casio sino Sony, y que abandonando los digitales, es posible que sea hambre para mañana.

Gonzalo Perez Yaryes dijo...

Me parece que solo la antena del GPS es Sony, los modulos son Casio.

guti.bitacoras.com dijo...

Es todo el integrado de Sony, al menos eso indican en Casio: http://www.casio-intl.com/asia-mea/en/news/2014/basel/gpw1000_eqb-500/

Gonzalo dijo...

Estimados,

Antes que nada les agradezco la cálida bienvenida y debo decirles que es un placer intercambiar opiniones con ustedes. Coincido plenamente en que en Europa la competencia es durísima e incluso por aquí sucede algo similar a otra escala, Casio es sinónimo de reloj de batalla. Por citarles un ejemplo cercano,mi padre tiene un Victorinox Swiss Army de cuarzo y un Casio digital para batalla. La diferencia principal entre mi país y el mercado europeo, es que se ven muy pocos automáticos y está bien visto que alguien de clase alta tenga un cuarzo suizo o incluso un Seiko o un Citizen.

Saludos

Lo último de Casio Vintage

Lo último de G-Shock

Lo último de Baby-g

Lo último en digitales

Lo último en analógicos

Última entrada

G-Shock, en primera línea de batalla en Barcelona

No os voy a cansar de nuevo con el atentado ocurrido ayer en Barcelona (además, yo apenas sé lo que ha pasado ), porque supongo que ya esta...